Cómo gestionar el talento virtual en tiempos de cuarentena

En esta época de quedarse en casa donde todos estamos trabajando de manera remota, gestionar el talento virtual es todo un desafío. Hay cada vez más reportes de supervisores/as que están volviendo loco a su talento. Aquí comparto algunas pautas para que no caigas en esa trampa.

Ya no caben dudas de que el Coronavirus y la cuarentena nos está afectando a todos. Algunos con mayor experiencia en gestionar el talento virtual lo están sobrellevando mejor que otros para quienes esta modalidad es una novedad.  (Hace unos días conversamos de este tema con otros expertos en una sesión interactiva llena de insights que puedes ver aquí.) 

Trabajo remoto- Photo Credit- The Creative Exchange- Unsplash

Trabajo remoto- Photo Credit- The Creative Exchange- Unsplash

Ponernos en la misma página nos permitirá salir adelante juntos

Empecemos por reconocer que hay una nueva “normalidad”. Ponerse más exigentes que antes, o mantener el mismo nivel de exigencia como si no estuviera pasando nada, es desconocer la situación general y las particularidades. Nadie está como antes. Tenemos que pensar que los empleados no están en la casa de vacaciones o por elección, sino por obligación.

Si cada uno puede registrar que uno mismo está inmerso en la situación actual y no negarlo, nos permitirá a todos establecer lazos más humanos. Si entendemos que los miembros del equipo están cumpliendo roles que antes no cumplían, tanto en el trabajo como en casa haciendo tareas domésticas y de cuidado infantil nos ayudará a ser más empáticos y optimizar el nivel de exigencia. Piensa que hay numerosos casos en que los empleados no disponen de una computadora de uso exclusivo, que tienen un wifi débil, o que conviven con un gran número de personas en espacio reducido.  

Tenemos que reconocer que la separación entre el hogar y el espacio laboral está desdibujada. De pronto los hogares se ven invadidos por las oficinas y las oficinas por los hogares.  Por lo tanto necesitaremos coordinar conversaciones con todas las partes interesadas para re-definir prioridades, objetivos, tiempos, funciones, tareas etc.  Y ten presente que cuando digo “conversaciones” me refiero a un llamado telefónico personal, y no un chat de cortesía en el que no se genera la confianza y confidencialidad suficiente para que la persona quiera compartir sus dificultades más íntimas.

Gestionar el talento virtual en esta época requiere capacitar a los equipos de Recursos Humanos

Gestionar el talento virtual en esta época requiere capacitar a los equipos de Recursos Humanos

Sugerencias para gestionar el talento virtual

Si eres del área de Recursos Humanos, y aún no lo has hecho, deberías capacitar a los integrantes de tu propio equipo a operar en situaciones de crisis y catástrofes*, ya que es un manejo del personal completamente diferente al de “tiempos normales”. Algunas veces el sector de Recursos Humanos no se ocupa de las relaciones interpersonales, y si lo hacen, no están necesariamente capacitados en situaciones tan específicas como las actual. 

Aquí van 10 puntos a tener en cuenta a la hora de gestionar el talento virtual

  1. Ofrecer apoyo al resto de los sectores de la empresa para: 
    1. Rediseñar objetivos y pautas de trabajo.
    2. Adaptar/recrear el trabajo presencial para llevarse a cabo de manera remota, teniendo en cuenta que si la empresa y sus asociados no estaban acostumbrados a esta modalidad, llevará un tiempo adquirirla.
  2. Proveer apoyo psicológico para los directores, jefes, gerentes, coordinadores y todo el personal de la empresa que lo requiera usando profesionales especializados en el tema. 
  3. Capacitar, así sea de manera básica, a jefes y supervisores para gestionar el talento bajo las condiciones de crisis.
  4. Solicitar a cada persona que tiene personal a cargo que hable de manera individual y privada con sus reportes directos para conocer las situaciones particulares en las que está trabajando y viviendo. Repactar las condiciones de trabajo y objetivos con cada uno. 
  5. Humanizar las relaciones: conversar para que el asociado entienda las dificultades de la empresa, de los jefes, y llegar a acuerdos posibles de sostener.
  6. Tener en cuenta que algunos empleados no pueden estar full time dedicados al trabajo por diversos motivos.
  7. Hacer un acompañamiento activo de la situación que puedan estar atravesando los diversos miembros del equipo. 
  8. Abrir espacios de charlas entre diferentes personas, para compartir sus experiencias, aprender de lo que están pasando otros y cómo lo resuelven. (Socializar saberes, establecer redes y ser solidarios ayuda a todos.) Estas conversaciones pueden ser optativas, para que nadie se sienta obligado a exponer su vida privada si no lo desea.
  9. Ponerse en un plano de igualdad con todos los niveles de la empresa. Lejos de perder autoridad, esto permite que todos cooperen en el mantenimiento de la misma. Es importante poner en claro que nadie sabe bien cómo hacer con esto, que todos podemos fallar y volver a probar y cambiar algunas pautas en función de lo que va ocurriendo. O sea, poner de manifiesto que todos aprendemos al andar. 
  10. Mantenerse alerta a las pérdidas de familiares que experimenten los asociados o supervisores. Es fundamental acompañarlos y respetar los duelos que en esta situación son más difíciles de elaborar. 
Como gestionar el talento virtual en cuarentena- Photo Credit- Annie Spratt- Unsplash

Como gestionar el talento virtual en cuarentena- Photo Credit- Annie Spratt- Unsplash

Entender el esfuerzo que insume el trabajo virtual

El trabajo a distancia puede requerir, sobre todo en las actuales condiciones, mucha más energía que el presencial. Esto se debe a varias cuestiones: 

  • Sostener la presencia en la virtualidad se hace más difícil. 
  • Estamos exigidos por varios frentes (además del trabajo, lo doméstico, las compras, los hijos, los parientes…)
  • Todos experimentamos una variedad de sentimientos que nos afectan emocional y psicológicamente (miedo, ansiedad, incertidumbre, etc) y que dificultan proyectar una presencia virtual.

En definitiva, la mejor política para gestionar el trabajo virtual es poner en palabras todo lo que se pueda expresar, escuchar a cada miembro del equipo, hacer nuevas propuestas que funcionen para todos, y pactar y repactar tantas veces como sea necesario o como los cambios que cada parte va experimentando así lo exija. Estamos en una situación dinámica que requiere movimiento y ajustes constantes.

 

* La plataforma del Ministerio de Salud de la Nación de Argentina está disponible para capacitaciones virtuales abiertas y gratuitas. Sólo requiere generar un usuario para poder acceder a la misma.

1 reply

Trackbacks & Pingbacks

  1. […] – La ‘distancia social’ que en alguna medida parece va a continuar y el teletrabajo más generalizado conjeturan una impracticabilidad del uso de servicios masivos de transporte, lo […]

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *