¿Te gusta planificar y tener todo bajo control? ¡Olvídalo!

Si eres de esas personas a las que les gusta planificar y tener todo bajo control o a la que las cosas siempre le salgan a su manera, es probable que la situación actual te estrese más que a otros.

La crisis actual que estamos pasando, como toda crisis, implica respuestas esperables ante situaciones inesperadas. Probablemente nada de lo que te pase pueda considerarse  como algo fuera de lo “normal”, aun si a tí nunca te había pasado antes. El virus ha puesto en jaque a todo el planeta. Son momentos de cambios vertiginosos y constantes así que los esquemas que tenías antes, no te serán útiles. ¿Vas a seguir tal cual? ¿Vas a querer planificar, controlar, organizar todo y a todos?

Querer tener todo bajo control solo te va a hacer pasar peor esta crisis

Querer tener todo bajo control solo te va a hacer pasar peor esta crisis

Si quieres pasarla mejor, ¡es hora de moverte de ese lugar!

Es normal que sientas ansiedad, enojo, angustia, miedo, tristeza, frustración. No creas que porque te pasa esto estás enferma. Es una reacción esperable en estos tiempos. Siempre y cuando, los niveles no sobrepasen lo que puedas soportar. Tú eres la única que puede definirlo. No hay estándares con los cuales compararte. Y recuerda que no hace falta que intentes hacerte la heroína y soportes de más. 

Una vez que puedas identificar lo que te está pasando, ten en cuenta que ponerlo en palabras es de suma importancia. No alcanza con que solamente lo pienses. Decírselo a otro, escucharte decirlo, produce un alivio totalmente distinto. 

Si no lo puedes elaborar sola o con las personas que tienes cerca, físicamente en tu casa, o con amigos y familiares con quienes puedas hablar de manera remota, contacta a un profesional. Llamar a un psicólogo para que pueda ayudarte, orientarte, y acompañarte en este momento no quiere decir que estés loca. Sácate esos prejuicios de encima. Tal vez unas consultas te alivien mucho. 

Es imposible tratar de controlar todo. Photo Credit Cathryn Lavery-Unsplash

Es imposible tratar de controlar todo. Photo Credit Cathryn Lavery-Unsplash

Cómo dejar de querer tener todo bajo control

Piensa friamente cuánto de lo que tienes a tu alrededor puedes controlar en este momento.

Exacto, la respuesta es prácticamente cero. No depende de tí el curso de la pandemia, no depende de tí cuánto durará la cuarentena, ni de qué modo se irán restableciendo las actividades. Hay una larga lista de lo que NO puedes controlar.

Ahora piensa en lo que SÍ está a tu alcance controlar y decidir

  • No salir de tu casa
  • Mantener las medidas de distanciamiento social e higiene
  • Qué vas a hacer hoy
  • A quién puedes llamar para saber cómo está
  • Qué vas a comer
  • Decisiones respecto a tu trabajo a corto plazo
  • Cómo tratas a las personas con las que convives y con las que tienes comunicación remota
  • Cómo te comportas en redes sociales
  • Cuánto te expones a las noticias que te bombardean 24 horas por todos los medios

Como ves, son todas decisiones que están en tus manos y que privilegian al momento presente.

Es necesario que sueltes esa necesidad de controlar y predecir todo, de planificar hasta el último detalle. Seguir intentándolo como hacías antes, no hará más que ponerte más ansiosa y/o angustiarte. No te llevará a ningún lado.

Estoy escuchando estos días a mucha gente que era así y se ha sorprendido gratamente cuando pudieron relajar los controles.

Descubrimientos de gente que relajó los controles

  • Se han encontrado con actividades que antes nunca habían hecho, entre ellas descansar.
  • Se han visto haciendo tareas domésticas y disfrutarlas.
  • Se han sentido más cerca de la familia con la que conviven.
  • Han encontrado tiempo de calidad para pasar con sus convivientes o por teléfono con otros.
  • Han puesto el celular en cuarentena mirándolo sólo unas veces por día, para estar presentes en el momento y no con la cabeza en otra parte.
  • Han recibido llamados inesperados que los han puesto felices.
  • Han empezado a practicar la solidaridad con gente a la que nunca habían hablado.
  • Se han vuelto a ver por la computadora o celular con amigos que estaban olvidados, en otros países, o con quienes raramente estaban en contacto.
  • Se han consolidado lazos más fuertes con gente del trabajo, iglesias, clubes u otras actividades. Por ejemplo, han creado grupos con las mamás del colegio de sus hijos con quienes comparten datos para hacer el homeschooling.
  • Se han capacitado en herramientas tecnológicas para estar comunicadas.
  • Se han capacitado en otras áreas que descubrieron que eran interesantes.

    Quieres tener todo bajo control. Photo Credit- Jeshoots- Unsplash

    Quieres tener todo bajo control. Photo Credit- Jeshoots- Unsplash

Algunas causas de querer tener todo bajo control

1Evitar sentirte vulnerable

Uno de los principales motivos por los cuales la gente tiende a querer ejercer control total sobre su entorno es evitar sentirse vulnerables. Y suponer que esa vulnerabilidad te hace ver como un fracaso, o no ser confiable, de fallar en lo que te propones. En este momento debes tener claro que lo mejor es admitir que es imposible garantizar ningún tipo de resultados. Eso implica que ni siquiera te los puedes garantizar a ti misma.

2No delegar

Tal vez parte de la dificultad sea que te cueste delegar o quieras hacer todo sola. Si ese es el caso, prueba de ir delegando pequeñas tareas día a día. Desde delegar tareas domésticas a tu familia, hasta algunas tareas laborales a tus colaboradores o empleados. Empieza de a poco. Deja que tu pareja o alguno de tus hijos decida el menú de esta semana. 

3Tratar de planificar a largo plazo

No trates de predecir la multiplicidad de escenarios posibles. Planifica sólo lo que harás en el día y cuanto mucho, dos días hacia adelante. 

4Estar acelerada

Tomate con calma y con tiempo las cosas. En muchos casos, este aislamiento está generando más trabajo ahora que antes. Pero es importante que no dejes que tus tiempos se avasallen. Te propongo que te tomes 15 minutos en la mitad de tu día para tirarte en el suelo y relajarte con música que te guste o alguna meditación guiada. 

5Trabajar de más

Puede que pienses que si lo intentas más duramente, si trabajas más, finalmente lograrás tener todo bajo control en este momento de incertidumbre. Lamento informarte que por más arduo que trabajes, es imposible controlar nada. Lo que no depende de tí, no lo podrás definir. Sólo lograrás agotarte y terminar con burnout. No dejes de tomarte tus breaks para el almuerzo. Aunque sigas en tu casa, cámbiate de lugar para sentir que has hecho un corte. A veces esos cortes te permiten ver con mayor claridad y puedas aceptar lo imposible de lo que te estás planteando. 

6Encapricharte con tus esquemas

Habla con otras personas que estén en posiciones semejantes a la tuya para ver cómo están resolviendo ellos sus problemas de planificación. Aunque no sean de tu misma empresa. Verás que lo que te ocurre a tí es lo que les pasa a todos. Compartir con colegas sus experiencias, hará que te sientas más cómoda con poder renunciar a los esquemas fijos.

Tener todo bajo control es imposible. Photo Credit- Bruce Christianson- Unsplash

Tener todo bajo control es imposible. Photo Credit- Bruce Christianson- Unsplash

Piensa tú en qué puedes cambiar en este momento de cambio. Es una oportunidad única para dejarte sorprender. Verás que la sorpresa puede ser muy agradable. Es como cuando te recuestas en una colchoneta inflable en la piscina o en el mar. Cierras los ojos y te dejas llevar un poco por el viento o por la corriente y las olas. De pronto abres los ojos y te encuentras en otro lugar. 

Es indispensable soltar esos viejos patrones de control, de autosuficiencia, de aceleración. Si no lo haces, aumentará tu ansiedad y terminarás sintiéndote impotente o peor aún, enferma.  

Si hay algo que este virus nos está dejando como aprendizaje, es la posibilidad de ser más humanos. Y eso implica, en este caso, dejar lugar para el azar y la incertidumbre. Sólo las máquinas son aparatos perfectamente seteados. A nosotros nos atraviesa la sorpresa a cada paso. Es hora de amigarte con ella.

 

Ansiedad: qué la provoca y cómo combatirla en esta época

Estamos en un momento inédito en la historia de la humanidad. Un momento que nos exige cuidarnos y en la mayoría de los casos aislarnos. Hoy conversamos sobre ansiedad: qué la provoca y cómo combatirla.

Es la primera vez en la historia que ocurre una pandemia con un virus de tan rápido contagio y larga incubación en plena globalización. Nos puede tocar a todos. No hace diferencias.

Hay tantos temas por los cuales la gente muere de a miles, pero como nos parecen problemas de otro país o región nos sentimos a salvo. Si recordamos la foto que circuló hace un par de años de un pequeño de muerto en brazos de un rescatista en las costas del Mediterráneo, nos conmovió a todos durante unas semanas y luego nos olvidamos. La imagen tuvo la osadía de penetrar nuestra cotidianeidad y sin embargo no nos consumió más que unos minutos de impresión en nuestras vidas. Pronto esa muerte como la de tantos miles de otros refugiados que siguen muriendo en el mar se olvidan y dejan de ser noticia. Lo mismo pasa con guerras, hambrunas y muchas otras enfermedades como el ébola que están restringidas a zonas alejadas de nuestras casas.

Este virus, que los primeros días podía creerse que era sólo de un pueblito alejado de China, en poco tiempo se expandió por el mundo. Y tiene la particularidad que nos iguala a todos.  (En la Argentina, por ejemplo, el primer caso que tuvimos, fue de un pasajero que había venido de Milán en primera clase).  De este virus no nos salva la billetera, el lujo, ni mirar para otro lado. Esto tiene muchas implicancias.

Entender que provoca la ansiedad te ayudara a dominarla. Photo Credit- Priscilla Du Preez. Unsplash

Entender que provoca la ansiedad te ayudara a dominarla. Photo Credit- Priscilla Du Preez. Unsplash

Hablemos de la ansiedad: qué la provoca y cómo combatirla

Cuando hablamos de ansiedad, es bueno explorar qué la provoca y cómo combatirla, ya que entender lo primero te hará encontrar soluciones ajustadas a tu situación. Aquí revisamos 7 situaciones que provocan ansiedad y qué puedes hacer al respecto.

1Sentir que cualquiera es una amenaza

En primer lugar una fuente de ansiedad es que cualquier persona puede ser una amenaza y contagiarme. No sé dónde está el enemigo, es un microbio invisible que tiene en jaque a la humanidad entera. 

2Sentir que no tienes control de la situación

Mucha gente siente ansiedad como respuesta a pensamientos como:  “No puedo controlarlo”. Es decir, la idea de que no puedes controlarlo simplemente porque no lo ves.  Estos últimos días, muchos de mis pacientes expresaron esta inquietud. Si este es tu caso, te recuerdo que la idea de tener las cosas bajo control, no es más que una ilusión. Nunca se tiene el control absoluto de todo. Siempre hay un margen de error y de azar que nos hace susceptibles de que las cosas fallen. Cuando ésta ilusión estalla contra una realidad indiscutible que nos saca de esa fantasía, nos pone ansiosas eso que no está bajo control. La ilusión que se rompe y se nos hace indisimulable, es que es imposible tener el control absoluto. Nunca, de nada. Sólo que hasta ahora no lo veías con claridad. Por lo tanto, déjate llevar por las indicaciones que den las autoridades, y ve paso a paso sin intentar planificar nada ni siquiera a mediano plazo. Esta situación va cambiando minuto a minuto y habrá que adaptarse a lo nuevo. 

Entiende que provoca la ansiedad para limitar estas situaciones

Entiende que provoca la ansiedad para limitar estas situaciones

3Sentir incertidumbre por el futuro

También la incertidumbre genera ansiedad. Pero es un momento para tener paciencia, y no intentar anticiparse a nada. O sea, como te decía antes, manéjate de minuto a minuto. No sabemos bien cuándo terminará la cuarentena, ni en qué situación quedaremos. Por el momento es importante pensar en las acciones y proyectos del día y de los próximos 2 o 3 días. Poner en marcha toda la creatividad y recursos de cada uno. 

Si hasta ahora eras una persona a la que le gustaba tener toda su agenda planificada, con mucha anticipación, aprovecha para “romper” tus esquemas, tus planes de largo plazo, tu planificación exacta. Quizás puedas utilizar esa habilidad para el orden, organizando tus closets, cajones, libros, la habitación de los chicos, o las alacenas. 

En cuanto a los próximos días de tu vida, tendrás que amigarte con esa incertidumbre ya que no es posible hacer otra cosa. 

Ordenar closets en esta época de encierro puede ayudarte a controlar tu anseiedad. Photo Credit- Dhruv Patel. Unsplash

Ordenar closets en esta época de encierro puede ayudarte a controlar tu anseiedad. Photo Credit- Dhruv Patel. Unsplash

4Tener un exceso de información 

Hay que tener sumo cuidado con el exceso de información. Sobre todo la que llega de medios no oficiales. Todos tenemos muchos chats al que nos llegan videos o audios, algunos parecen científicos, otros son cómicos. Nos bombardean con información. En algunos casos nosotras mismas vamos a buscarla a Internet. Ese exceso enloquece. Porque además con frecuencia es información falsa o contradictoria.

Te sugiero que limites la información a la que dan los canales oficiales de tu país como las de de los ministerios de salud. Si no confías en ella, puedes entrar en la página de la OMS. Y sólo infórmate en determinado horario, o quizás a la mañana unos minutos y otros tantos a la noche y luego desconéctate. 

El coronavirus termina infectando todo, no sólo físicamente, sino mentalmente. Si se lo permites te tomará la vida entera. Aunque te tientes de mirar una y otra vez las redes o la TV a ver las noticias, trata de evitarlo. Más información no te va a beneficiar. Y también evita reenviar mensajes que te lleguen de unos chats a otros contactos.

5Formular ideas apocalípticas

Ante toda esta situación nueva para todos, se pueden disparar ideas apocalípticas. Tal vez no sea tu intención, pero cuando ves que tu vecino compró comida para estar 6 meses en un bunker, o ves que el supermercado de tu barrio tiene las góndolas vacías, empiezas a pensar que quizás efectivamente el apocalipsis esté a la vuelta de la esquina. 

Mantén la calma. No estamos ante la Tercera Guerra Mundial y el fin del mundo. Es importante que te abastezcas sabiendo que vas a poder salir nuevamente en unos días. Te reitero que si sigues en dudas y no sabes si confiar en tu criterio, vuelve a las fuentes. A las páginas oficiales o de la OMS.

Sobreestimar o subestimar la situacion es igual de peligroso. Photo Credit-John Cameron. Unsplash

Sobreestimar o subestimar la situacion es igual de peligroso. Photo Credit-John Cameron. Unsplash

6Sobreestimar o subestimar la situación

Otra de las cosas que genera ansiedad es no poder darle el valor justo a lo que está pasando cuando no entendemos muy bien de qué se trata. Confiemos en que en cada país debería haber un comité de expertos asesorando a las autoridades para tomar decisiones, y lo mismo está ocurriendo a nivel mundial.  

No se trata ni de sobreestimar la situación, creando una película apocalíptica, ni de subestimarla al punto de poner en riesgo tu vida y la de los demás. Si te orientas por las medidas que expiden las autoridades de tu país, la ansiedad bajará enormemente. No eres tu quien tiene el poder de decisión en este momento. Delega esa responsabilidad en quienes entienden del tema. Sólo acata sus recomendaciones y utiliza el sentido común y criterio de realidad. El abastecimiento va a estar garantizado.

7Sentirse arrastrada por la vertiginosidad del momento  

Otro motivo de ansiedad es la rapidez con que se generan los cambios. Entre la incertidumbre, lo desconocido, el encierro, parecería que nada colabora para calmarte. Cuando hay vientos fuertes, los árboles que sobreviven son los más flexibles. Los más rígidos probablemente se quiebren. 

El flujo de noticias es constante y no siempre son coherentes. Hay marchas y contramarchas. Puede que hace dos días estabas en tu oficina, y ahora estás haciendo home office, y mañana te den licencia. Todos nos vamos teniendo que adaptar todo el tiempo. A veces tienes la fantasía de que sólo a tí te cuesta adaptarte. Y esto no es así. En mayor o menor medida a todos nos cuestan estos cambios. Lo que debes saber es que en cuanto te quieras aferrar a los esquemas anteriores, vas a pasarlo peor. 

He atendido pacientes en forma presencial por mucho tiempo, y en los últimos días ante las medidas que tomó el gobierno, les fue imposible trasladarse. Les ofrecí atenderlos por teléfono, por Zoom, FaceTime o cualquier otra plataforma virtual. (Esta es la manera en que yo hago trabajo remoto). Muchos aceptaron la propuesta de inmediato y algunos decidieron esperar porque aún no se sienten preparados para ello. Es respetable. Piensa tú cuán permeable eres a los cambios. Lo nuevo, para algunos, es un monstruo inaccesible. Prueba ir de a poco aceptando el desafío de hacer algo que nunca habías hecho. Tal vez te sorprendas al ver que no era tan difícil. Y el monstruo no fuera más que un mecanismo de defensa tuyo para aferrarte a modelos rígidos. 

Este puede ser un gran momento para descansar. Es como si el mundo se hubiera parado un rato, y nos diera la posibilidad de mirarnos a los ojos con el otro, o mirarnos al espejo. Reflexionar sobre el rumbo en el que está nuestra vida y el que queremos que siga. Pensemos en las cosas que nunca hemos dicho, y a quiénes nos gustaría decirle algo. Imaginemos qué cosas nos hubiera gustado hacer y no hicimos, pero estamos a tiempo. Es una oportunidad para aburrirse. Sí, aburrirte te permite que aparezcan ideas, que puedas crear. 

Si bien no sabemos cuánto tiempo llevará este aislamiento, no va a ser eterno. En algún momento nos volveremos a reunir con otros, volveremos a abrazar, a besar. Y tal vez, en ese momento, revaloricemos esos gestos tan pequeños y tan enormes. Tal vez en ese momento hayamos encontrado en nosotras mismas, habilidades que desconocíamos. Tal vez en ese momento, un cuadro pintado por nosotras cuelgue de nuestra pared. Tal vez en ese momento, hayamos hecho amigos impensados, pero que ante esta crisis se preocuparon por nosotras, o viejos amigos que recontactamos. O salgamos más sabias, más cautas, con algunos cambios de hábito permanentes, dándole valor al tiempo de ocio.

Hay tanto por hacer…

Se flexible. Photo Credit-Mahkeo. Unsplash

Se flexible a las marchas y contramarchas. Photo Credit-Mahkeo. Unsplash

César Cernuda: cómo disolver el techo de cristal fomentando la inclusión total

El rol de César Cernuda como Presidente de Microsoft Latinoamérica y Vicepresidente Corporativo de Microsoft Corporation lo ha convertido en uno de los líderes hispanos más influyentes y un jugador clave para disolver el techo de cristal fomentando la inclusión total en todos los niveles de la organización.

RSM #IWDleader Hall of Fame logo

RSM #IWDleader Hall of Fame logo red

Cernuda comenzó su carrera en Microsoft hace más de 22 años, como presidente en la región de Asia Pacífico. En su posición actual supervisa un negocio que incluye 35 oficinas en 21 países con más de 2,500 empleados y 80,000 socios comerciales. En 2019 fue nombrado co-patrocinador ejecutivo del Grupo de Empleados Women at Microsoft.

Su principal área de enfoque es apoyar a la región de América Latina a acelerar su transformación digital con la ayuda de AI.

Es graduado en Administración de Empresas y Marketing en la Universidad ESIC de Pozuelo de Alarcón, España.  Luego completó el Programa de Gestión y Desarrollo (PDD) en la Escuela de Negocios IESE de la Universidad de Navarra, y un programa de Liderazgo para altos ejecutivos de Harvard Business  School. Entre otros reconocimientos, Cernuda recibió el premio Ponce de León “Ejecutivo del año 2019” presentado por la Cámara de Comercio España-Estados Unidos.

Por trabajar incansablemente hacia la inclusión total en todos los niveles de toma de decisión en Microsoft y sus partners, honramos a César Cernuda con el Salón de la Fama 2020.

Cesar Cernuda, honrado con el Hall of Fame 2020

César Cernuda, honrado con el Hall of Fame 2020

Red Shoe Movement – ¿Cuáles son algunos de los rasgos clave de un gran líder?

César Cernuda – Creo que el rasgo central de un líder es servir a los demás. El verdadero liderazgo ante todo no es estar en el centro, sino todo lo contrario, un líder se esfuerza porque otros tengan éxito. Hay muchas maneras en que los grandes líderes logran esto, pero siempre existe ese compromiso y dedicación para ayudar a otros a alcanzar sus metas y encontrar la mejor versión de si mismos/as. Personalmente, creo que la curiosidad, la empatía y la pasión por el aprendizaje realmente ayudan, especialmente cuando te das cuenta de que ser un líder es un recorrido y no un estado final estático.

Fomentando la inclusión para contribuir a que surjan grandes líderes

RSM – ¿Por qué las mujeres son grandes líderes?

CC – Una de las cosas más importantes y quizás complejas sobre el liderazgo es el hecho de que no hay una fórmula única. Por supuesto, podemos ver algunas tendencias comunes como la empatía y la creatividad, pero el liderazgo va más allá de una lista de cualidades preconcebidas. No se diseña sino que se desarrolla, y los verdaderos líderes están aprendiendo y ajustando constantemente.

Cada vez que creemos que alguien puede o no ser un líder, estamos operando con una mentalidad fija y condenando nuestra empresa a fracasar desde el principio. Personalmente, no creo que los hombres sean buenos para algunas cosas y las mujeres mejores para otras. Creo que las personas tienen talentos únicos y lo importante es no reducirlos a ningún conjunto específico de rasgos atribuidos al género, la raza o cualquier otra categoría. Comprender que ningún grupo podría reclamar una calidad tan sutil, humana y poderosa permite a los verdaderos líderes impulsar a los demás al éxito. Es vital que nos demos cuenta de que una completa diversidad, la de género siendo una de las más cruciales, es la única forma en que puedan surgir grandes líderes.

RSM — ¿Qué tan abierta está tu puerta y cuál es la mejor manera de que tus asociados se acerquen? ¿Con qué esperas que se acerquen cuando piden unos minutos con contigo?

CC — Sé que las personas en posiciones de liderazgo quieren que la gente pueda acercarse a ellos lo más directamente posible, y es crucial comunicar esto, pero también es vital que los líderes desarrollen una estructura en la que se pueda confiar. Particularmente si eres parte de una gran organización. Siempre es positivo saber que un líder está consciente de los problemas y dispuesto a discutirlos en forma directa, pero incluso las declaraciones mejor intencionadas palidecerán en comparación con acciones estructurales.

Dicho esto, cada vez que alguien se acerca a mí, realmente hago un esfuerzo para no tener una idea preconcebida de lo que necesitan. Incluso si es alguien con quien trabajo de manera directa y probablemente me imagine por qué me vienen a ver. Al final, una puerta abierta cuenta poco sin una mente abierta. Quizás lo único que esperaría de la gente es que sean lo más honestos posible con lo que necesiten. Si no hay honestidad, se vuelve muy difícil resolver cualquier problema o situación. Con esto en mente, es crucial hacer que las personas se sientan cómodas para expresar lo que piensan, sin importar cuál sea su posición o lo que requieran. 

Cesar Cernuda: fomentando la inclusión total en Microsoft

Cesar Cernuda: fomentando la inclusión total en Microsoft

La diversidad como nuestra realidad: logrando la inclusión

RSM —  ¿Cuáles dirías que son las formas más efectivas de lograr que los hombres se conviertan en aliados de las mujeres?

CC — Creo que debemos entender que nunca será suficiente asumir que la inclusión ocurrirá por sí misma. Aunque indudablemente hay una tendencia positiva a este respecto, los hombres deben tomar esto como un compromiso personal y dar pasos concretos, en particular en el mundo de los negocios. Tener un equipo diverso debe ser una prioridad para cualquiera que busque traer éxito a sus proyectos. Esto puede ser más fácil de decir que hacer, ya que a veces no nos damos cuenta de que nos rodeamos de personas que piensan como nosotros; y eso es una debilidad en cualquier equipo. Como hombres, no solo necesitamos mujeres en nuestros equipos, sino que también necesitamos mujeres que los lideren para llegar al éxito.

Específicamente, en Microsoft, trabajamos para que los hombres sean aliados, educándolos y alentándolos para que aboguen, guíen o patrocinen a las mujeres durante su carrera profesional. Además, en muchos casos, como en nuestra región de LATAM, hay patrocinadores de nuestros grupos de recursos para empleadas los cuales brindan perspectiva y abogan por las metas y objetivos del grupo.

No te pierdas la entrevista con Scott Scherr de Ultimate Software hablando sobre inclusión en tecnología

RSM — En tu experiencia, ¿cómo impacta el negocio tener un equipo diverso e inclusivo de ejecutivos?

CC — Debemos entender que la diversidad no es un estado ideal o imaginario; la diversidad es simplemente la mejor descripción de nuestra realidad. Para cualquier empresa de cualquier tamaño, que trabaje dentro de cualquier industria, ya sea local o globalmente, el mercado en el que opera siempre es diverso. Una vez que te das cuenta de esto, queda claro que el éxito y la innovación solo pueden ser impulsados por el desarrollo de un negocio que refleje tal realidad, y la única forma de construir dicho negocio es a través de una fuerza laboral inclusiva. El 45% de mi equipo inmediato es femenino y la diversidad de perspectivas hace que el liderazgo sea más rico y efectivo. ¿Quieres ser relevante, exitoso y seguir prosperando? Tienes que ser inclusivo.

RSM —A tu nivel de responsabilidad, ¿en qué pasas la mayor parte del tiempo?

CC — Para ser honesto, trato de pasar mi tiempo aprendiendo todo lo que puedo. Tuve la suerte de tener posiciones globales dentro de Microsoft y, aunque esto me ha permitido vivir y conocer diferentes culturas, también ha implicado que paso mucho tiempo viajando. Siempre me ha inspirado ayudar a los demás, así que, en cierto modo, tengo la suerte de decir que me encanta pasar tiempo con las personas y aprender sobre ellas. Específicamente, me gusta conocer al equipo con el que trabajo, cuáles son sus motivaciones y los desafíos que enfrentan. En muchos casos, terminas hablando de algo más que solo trabajo. Y, si bien es crucial respetar la privacidad de las personas y si quieren compartir algo o no, me gusta conocer a mi equipo tanto como puedo para hacer tanto como sea posible para ayudarlos en sus carreras y, por lo tanto, en sus vidas. Siempre les digo a mis equipos que “lograr la ecuación humana correcta” te dará los resultados que necesitas.

Microsoft women en eventos internos o externos apoyan #RedShoeTuesday

Microsoft women en eventos internos o externos apoyan #RedShoeTuesday- En la foto, segunda a la izquierda en la línea del frente, Patricia Mejía, honrada con el Red Shoe Leader Award 2018. En la misma línea, segunda de la derecha, Gracia Rossi, Sr.Segment Leader Central America and Venezuela.

Más mujeres en tecnología e innovación

RSM — ¿Qué está haciendo Microsoft para atraer a más niñas a STEM?

CC — Hay algunas buenas iniciativas en las que hemos estado trabajado. Una de las mejores es DigiGirlz, que es parte de nuestra iniciativa YouthSpark. Esta tiene como objetivo ayudar a estudiantes y jóvenes a desarrollar las habilidades que necesitan para guiarnos hacia el futuro. Girls Who Code es otra organización con la que nos asociamos en todo Estados Unidos para alentar a las niñas a aprender programación. Ambas organizaciones juegan un papel muy importante en términos de exposición que puede alentar a las niñas a interesarse en tecnología. Hacer que más mujeres se incorporen al mundo de la tecnología es vital si la industria desea continuar innovando. A través de estas y otras iniciativas, hemos seguido aumentando nuestra representación femenina, pero reconocemos que todavía hay potencial sin explotar incluyendo la mitad de la población mundial. Para una industria como la nuestra, que depende principalmente del ingenio y la pasión, esto es simplemente insostenible.

RSM — En términos de lecciones de liderazgo, ¿hay algún error o fracaso particular que ahora “aprecies” por las lecciones que te ha dejado?

CC — Por supuesto, he cometido muchos errores durante mi carrera y aún los cometo y los seguiré cometiendo. Sin embargo, para aprender, primero debemos ser lo suficientemente humildes para reconocer nuestros errores. No siempre es fácil aceptar o incluso reconocer errores, ya que esto requiere coraje, seguridad y humildad. Una de mis mayores lecciones fue hace años cuando comencé a administrar equipos. Contraté a una persona que no estaba calificada para un puesto específico. No le gustaba, estaba sobrecargado de trabajo y no lo estaba pasando bien. Naturalmente, tampoco estaba cumpliendo con las expectativas laborales. Al final, mi equipo se acercó a mí y me hizo ver que no estaba haciendo mi trabajo al mantener a una persona talentosa en el puesto equivocado. Me abrieron los ojos al compartir cómo mi falta de liderazgo y capacidad de toma de decisiones estaba afectando a todos, ya que todo el equipo dependía de mí. Cuando este individuo fue reasignado aprendí lo importante que es, como líder, asegurarse de que las personas correctas estén haciendo el trabajo indicado y cómo ayudar a diferentes personas a trabajar como equipo.

Microsoft Guatemala

Red Shoe Tuesday en Microsoft Guatemala fomentando la inclusión

 

2020 Visión Perfecta en Igualdad de Género

El año es 2020. Ahora es el momento de hacer realidad la igualdad de género. Te mostramos cómo puedes interactuar con personas de ideas afines en todo el mundo.

Así como el Foro Económico Mundial estableció Aceleradores para Cerrar la Brecha de Género “para crear plataformas de colaboración público-privadas globales y nacionales (…) para abordar las brechas de género actuales y remodelar la paridad de género para el futuro”, numerosas organizaciones han establecido sus propios objetivos de igualdad de género para 2020.

Para nuestra empresa también es un gran año. Con el lema: 2020 Visión Perfecta en Igualdad de Género, estamos lanzando la 3ra edición anual del “Ring the Bell on the 7 Seas”, a Red Shoe Movement Gender Equality global initiative.

Corriente Cromatica, la obra de Scherezade Garcia

Corriente Cromatica, la obra creada por Scherezade Garcia que ahora lucen las campanas 20/20 del Red Shoe Movement

¿Por qué tocamos la campana para la igualdad de género?

Hace unos años, ONU Mujeres, las bolsas de valores sostenibles, la IFC, mujeres en ETF y la Federación Mundial de Bolsas de Valores crearon “Ring the Bell for Gender Equality” para “crear conciencia sobre el papel fundamental que desempeña el sector privado en la promoción de la igualdad de género para lograr el ODS 5. ” (Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas 5: Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas.) Con esta misión en mente, todos los años para el Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo (o cerca de esa fecha) las bolsas de valores de todo el mundo tocan sus campanas con mujeres.

Teniendo en cuenta que la misión del Red Shoe Movement es acelerar la representación de las mujeres en los niveles más altos de liderazgo, es natural que apoyemos y hagamos eco de la iniciativa de la ONU con una iniciativa propia.

Collage de Campanas del RSM en el mundo

En todo el mundo tocamos la campana del RSM 20/20 para fomentar la igualdad de género

Tocando la campana en los 7 mares

Estoy segura de que has oído que el agua representa el 71% de nuestro querido planeta Tierra. Esta invaluable sustancia fluida nunca se queda quieta. Se mueve constantemente conectándonos dinámicamente, nutriéndonos y haciendo posible la vida. Es el tejido conectivo por excelencia, un verdadero ejemplo de una fuerza global con el poder de borrar distancias y diferencias, y de cerrar todas las brechas.

Y dado que el agua se ha asociado durante mucho tiempo con la emoción y la intuición (comenzando con los filósofos griegos Empedocles y Platón), también se ha asociado con lo femenino. No es de extrañar, entonces, que llamemos a nuestra iniciativa “Ring the Bell on the 7 Seas”, la mejor manera de comunicar que la equidad de género es un problema que nos afecta a todos, y solo al lograr que hombres y mujeres trabajen codo con codo por este objetivo alcanzaremos el éxito.

En el Día Internacional de la Mujer, hacemos eco del “Ring the Bell for Gender Equality” de las Naciones Unidas. Extendemos una invitación inmersiva y práctica para que todos puedan tomar su campana y unirse a la conversación mundial. Tocaremos la campana una vez más en los 7 mares y los 7 continentes con una gran cantidad de organizaciones asociadas y millones de personas.

Súmate tocando tu campana por la equidad de género

Súmate tocando tu campana por la igualdad de género

Debutamos nuestra campana RSM 20/20

Desde el comienzo de nuestra iniciativa, la campana ha jugado un papel clave. Desde el/la CEO de la compañía hasta los invitados, ejecutivos, asociados, todos los participantes de la ceremonia están invitados a turnarse para tocarla.

Sentimos que era hora de elevar este instrumento musical a una obra de arte y, al hacerlo, transmitir el mensaje de que este no es un objeto ordinario sino el símbolo de una llamada colectiva a la acción. Para lograrlo, comisionamos a Scherezade García, una artista visual única, con el tipo de sinergia para este proyecto con la que solo puedes soñar.

Nacida en el Caribe, en la República Dominicana, Scherezade se mudó a la isla de Manhattan donde residió hasta que hace años se mudó a Brooklyn. Tanto el mar como el tema de la inclusión han sido un hilo constante en su exploración artística, que culminó recientemente en su serie Liquid Highway. Para nuestro proyecto Scherezade creó Chromatic Current, una pintura que ahora adorna nuestra colección de campanas de edición limitada.

“El mar es la carretera líquida y el guardián de nuestra memoria ancestral. Lleva nuestros relatos, nuestro ADN, nuestros recuerdos y nuestra historia. Con este proyecto implico la conexión universal y la fluidez de nuestras identidades y nuestras vidas”, dijo Sherezade sobre su trabajo. “La campana 20/20 del RSM es como un pincel que sumergí dentro de mi pintura y salió vestido de mar. Cuando las personas la tocan, están recurriendo a todas las historias que entrelazamos cuando navegamos por los océanos del planeta. El sonido tiene el notable poder de unificarnos, hombres y mujeres que se unen hacia la igualdad de género “.

Iris Otano toca la campana por equidad de genero en Grand Central Station

Iris Otano toca la campana por equidad de genero en Grand Central Station

¡Tocamos la campana en los 7 mares contigo!

Nuestro Smart Lead y Celebrating Partners

Para la emocionante celebración de este año se unió a nosotros Honeywell, nuestro Smart Lead, (en el puesto 77 de la lista Fortune 500), una compañía que produce productos comerciales y de consumo, servicios de ingeniería y sistemas aeroespaciales. Como también lo hicieron nuestros increíbles Celebrating Partners: Microsoft, Ultimate Software, Lexus, la Autoridad del Canal de Panamá y la Academia Marítima de California entre muchos otros.

Honeywell es el Smart Lead del Ring the Bell on the 7 Seas 2020

Honeywell es el Smart Lead del Ring the Bell on the 7 Seas 2020

Igualdad de género para nuestra época

Ya puedes ver cómo para la nueva generación, la que Greta Thurnberg lidera (más ahora que fue la Persona del Año 2019 de la revista Time), la igualdad de género es un hecho. Los jóvenes de hoy ni siquiera entienden por qué necesitamos tener esta conversación. La inclusión es parte de su ADN y la fluidez de género es uno de los principios que respaldan su comprensión de la inclusión. Sin embargo, hasta que haya un reemplazo generacional completo en el lugar de trabajo, varias generaciones diferentes continuarán trabajando juntas durante muchos años. Por lo tanto, el desafío de alcanzar la igualdad de género en los salarios y en los puestos de liderazgo seguirá siendo uno que todos debemos abordar.

“Ring the Bell on the 7 Seas” es una forma divertida, pero realmente efectiva, de aumentar la conciencia mundial y al mismo tiempo alentar a todos a participar activamente en uno de los temas clave de nuestro siglo. Súmate a nosotros, a nuestro Smart Lead y Celebrating Partners tomando tu campana y vistiendo tus zapatos rojos y corbatas de ese color. Hagamos ruido juntos. El sonido retumba fuerte y claro a través de los océanos.

Ring the Bell on the 7 Seas Celebrity Edge

Ring the Bell on the 7 Seas Celebrity Edge

Nuestro patrocinador fundador

Fue algo muy natural unir fuerzas con Celebrity Cruises. Una compañía dirigida por Lisa Lutoff-Perlo, Presidenta y CEO, una líder decidida a cambiar la industria marítima al hacer de la igualdad de género una prioridad.  Sus barcos comenzaron a tocar la campana en todos los rincones del mundo con el Red Shoe Movement el 8 de marzo de 2018. Ese primer año, mi equipo y yo nos unimos a Lisa a bordo del Celebrity Summit en Port Everglades en Fort Lauderdale, mientras que el resto de la flota y las oficinas de Royal Caribbean se unieron desde sus propias localidades.

En 2019, abordamos el Celebrity Reflection anclado frente a las Islas Caimán en el Mar Caribe y luego tomamos una pequeña embarcación para llegar al Celebrity Edge, que estaba estratégicamente ubicado a solo un par de millas de distancia. Después de dirigir las ceremonias matutinas en cada barco, navegamos en el Edge hasta Fort Lauderdale y participamos de una de las fiestas rojas que Celebrity organizó en cada barco. Nos acompañó Ultimate Software, nuestro Líder Tecnológico, una empresa que ofrece soluciones de software de Recursos Humanos, que llevó a cabo ceremonias de toque de campanas en 18 ciudades desde Singapur hasta Toronto.

En 2020, reconocemos el liderazgo de Celebrity con el primer Premio Salón de la Fama del RSM a un Grupo de Destacado de Mujeres en honor a cuatro de sus líderes: Lisa Lutoff-Perlo, Presidenta y CEO, Kate McCue, Capitana, Celebrity Edge, primera capitana norteamericana de un crucero, Nathaly Alban, Capitana, Xploration, primera capitana ecuatoriana de un crucero y Nicholine Tifuh Azirh, Segunda Oficial, Celebrity Edge, primera oficial del puente de mando de África Occidental.

 

10 Riesgos del trabajo remoto y cómo superarlos

El home office es una de las grandes innovaciones del mundo laboral. Ha permitido a los empleados: ahorrar tiempo, recursos y disponer de más libertad en sus horarios y actividades personales. Sin embargo, para aprovechar al máximo estos y otros beneficios es fundamental entender los riesgos del trabajo remoto para poder superarlos. 

En un post anterior hablé de las dificultades que puede haber desde el punto de vista de la empresa.  Aquí tomo el ángulo de los colaboradores.

Riesgos del trabajo remoto. Photo Credit Bruno Cervera Azsk- Unsplash

Riesgos del trabajo remoto. Photo Credit Bruno Cervera Azsk- Unsplash

Riesgos del trabajo remoto

1Confundir la vida personal con la laboral

Al estar en tu casa trabajando, a menudo es difícil separar el espacio personal/familiar del laboral. Esto se manifiesta en relación al tiempo, donde los momentos que le dedicas a temas personales y domésticos (poner el lavarropas, atender al plomero, hablar con un amigo) se mezclan con los laborales. Puede disminuir la concentración y la productividad, y por otro lado generar malestar en tu familia al sentir que no les prestas atención.  También tu familia puede sentirse invadida ya que te esparces en lugares de uso común como el living o la cocina. Y en ocasiones estar tantas horas conviviendo con el otro puede terminar generando choques y cansancio.

2Dificultad de concentración y compromiso a largo plazo

Estar en tu casa multiplica la cantidad de distracciones posibles. Requiere mucho más esfuerzo de concentración y de abstinencia. Ahí está la TV, tus hijos, tu pareja, nadie te está viendo si te tomas unos minutos para ti misma, si duermes una siesta, etc. Estas cosas no pasan en una oficina, y las tentaciones son mucho menores. Si tienes la disciplina de disfrutar de estos aspectos sin que afecten tu capacidad de completar tus compromisos laborales, no tendrás problemas. La dificultad aparece cuando no tienes esa disciplina.

3Sensación de desigualdad de oportunidades con los empleados presenciales

Algunos empleados sienten que no terminan de enterarse de lo que pasa en la empresa, que se pueden estar tejiendo alianzas o armando movidas políticas de las cuales ellos quedan afuera. Que no se los tiene en cuenta para algunas decisiones. Pueden sentir que sus oportunidades de crecimiento se ven disminuidas por no estar presencialmente en una oficina. 

4Falta de integración con el resto del equipo

Este es un tema que ya hemos tratado con anterioridad. Sabemos que la presencia genera una integración que la virtualidad no siempre alcanza. La posibilidad de compartir tiempo con la gente, esas charlas informales que se pueden dar en espacios comunes de la oficina, o una reunión espontánea entre los que estamos ahí, promueve los lazos de integración.

5Falta de sensibilidad en decisiones.

En ocasiones, las decisiones a tomar acerca de algún tema, requieren de ese “feeling” que se da en una discusión de trabajo, de alguna mirada, del gesto que de una clave, que me da feedback sobre el rumbo a seguir. Eso es muy difícil de conseguir a la distancia.

6Aislamiento

El trabajar desde la casa puede fomentar el aislamiento. Si tu eres una de esas personas que trabajan varios días a la semana desde tu casa, y ves con poca frecuencia (o nunca) a tus compañeros, corres el riesgo de volverte cada vez más ermitaña. Quizás no te des cuenta que estás cada vez más sola. Y si en particular te cuestan los vínculos sociales, aislarte no es la solución. 

7Falta de empatía

Practicar la empatía, de “ponerme en los zapatos del otro”, de intercambiar ideas, opiniones, sugerencias, de ser sensibles, es tanto o más importante que el conocimiento técnico que necesito para cumplir mi rol. El contacto visual genera mayor capacidad de empatía entre los individuos ya que entre otras cosas, fomenta que se cuiden más las formas de decir las cosas. El hecho de no ver a quién le hablo, puede relajar los filtros y descuidar al otro, permitiendo intercambios que pueden ser desde violentos hasta desubicados. Esto puede traer grandes inconvenientes. (Piensa en la cantidad de malos entendidos ocasionados por mensajes de texto o emails.)

8Interpretaciones erróneas

La comunicación humana es siempre fuente de malentendidos, aun cuando es presencial. Cuando no es presencial, se potencian más aún las posibilidades de interpretar las cosas con el filtro personal de cada uno. Sabemos que la contextualización de un enunciado dicho oralmente, es tan importante como el enunciado en sí mismo. Al no tener frente a mi a las otras personas es fácil generar fantasías acerca de sus intenciones no explícitas, alusiones, metamensajes y demás. Cuando estás delante de ellos es más fácil verificar y disipar esas fantasías. Ejemplos de tus interpretaciones personales que pueden no tener nada que ver con lo que el otro piensa: “No le gusta mi trabajo”. “Me dice eso porque me quiere echar”. “Se enojó conmigo, seguro que hice algo mal”. Photo by Fazly Shah on Unsplash

9Exceso de trabajo

Por otro lado, uno de los grandes riesgos del trabajo remoto puede ser excederse en el tiempo y autoexigencia de trabajo, lo que redundará en agotamiento y falta de rendimiento a largo plazo. Un gran número de personas tienen dificultades en medir y autolimitarse, con lo cual trabajan larguísimas horas. 

10Desdibujamiento de los objetivos laborales 

Si bien éste tópico no es inherente al trabajo remoto, nuevamente la distancia lo potencia. La dispersión espacio-temporal de los contribuidores, quienes trabajan según sus propios tiempos o husos horarios en sus respectivas casas/países, puede tener como consecuencia que se pierde la sensación de unidad y objetivo común.

Riesgos del trabajo remoto. Photo Credit Mimi Thian Unsplash

Riesgos del trabajo remoto. Photo Credit Mimi Thian Unsplash

Evalúa tus propios riesgos

Algunas ideas que puedes poner en práctica:

  1. Preserva un espacio: es fundamental que te hagas un espacio laboral dentro de tu casa. Así sea un escritorio rebatible, o una parte de la mesa del living, asegúrate que puedas usarlo como “oficina” aun en horarios de vida familiar. Trata de no expandirte por toda la casa dejando papeles, pendrives y otros elementos de trabajo. Respeta los lugares y horarios comunes para que también los demás respeten tu espacio de trabajo. Es importante generar acuerdos con las partes comprometidas ya que requerirás de su comprensión, paciencia y respeto.
  2. Oblígate a salir de tu casa al menos una vez al día. 
  3. Trata de tener a diario reuniones virtuales donde compartan la cámara. Eso hará que te arregles como si tuvieras que ir a una oficina, que no descuides tu aspecto ni tu manera de expresarte.
  4. Recuerda siempre que aunque no veas al otro, o el otro no te vea, debes hablar cuidando las formas, ser amable y cordial. Ten cuidado con las ironías y los chistes que puedan ser mal interpretados o ser ofensivos para alguno de tus compañeros.
  5. Recuerda que estás inmersa en una multiculturalidad y que tal vez tus colegas tengan diferentes backgrounds con los cuales interpretarán lo que dices.
  6. Si el idioma en que se comunican no es tu lengua nativa y/o la del resto del equipo, aumenta el cuidado al comunicarte. 
  7. Trabaja desde algún café al menos uno o dos días a la semana.
  8. Cada tanto trata de reunirte con un colega a trabajar desde algún lugar en común. Photo by Mimi Thian on Unsplash
  9. Organiza con frecuencia encuentros con compañeros de trabajo, clientes o proveedores.
  10. Acércate a tu oficina al menos una vez a la semana o por quincena y visita a la mayor cantidad de gente que puedas para enterarte de lo que está ocurriendo y generar presencia. Si tienes la posibilidad de mezclar el home office con el trabajo en la empresa, no dejes de hacerlo. El esfuerzo de trasladarte se verá recompensado.
  11. Asiste a conferencias de tu campo para mantenerte activa y actualizada.
  12. Acepta invitaciones que propicien el networking. Una de las maneras de reducir los riesgos del trabajo remoto es ser deliberada en tu búsqueda de establecer y fortalecer conecciones. 
  13. Debes ser sumamente cuidadosa con los horarios en que envías mensajes y mails. Puede contactarte con tu jefe y consultarle cuál es la modalidad que usan en la empresa, poniéndote de acuerdo para no excederte ni que se excedan en las comunicaciones fuera de horario.
  14. Ponte muy estricta con los tiempos: tanto los laborales, para no excederte, como los “permisos” que te tomes durante el día, para no perjudicar ninguna de las dos áreas: la personal y la laboral. Incluso debes ser rigurosa con el refrigerador, ya que al estar a mano propicia una tentación constante. 

Si tienes dudas con respecto a tus posibilidades de ascenso, a cómo es visto tu trabajo por tus superiores o cualquier otro rumor no dejes de hablarlo con ellos. Evita estar hablando por detrás con otros compañeros para tratar de dilucidar estas cosas. Recuerda que es preferible que trates de resolver cualquier malentendido con la fuente.

Como ves, trabajar desde tu casa es un desafío constante. Las nuevas modalidades requieren nuevos aprendizajes. Como en cada revolución, lleva tiempo adaptarse a los cambios. Los beneficios del home office ya los sabes. La clave es que estés atenta a los riesgos.

Evita los riesgos del trabajo remoto. Photo Credit Mimi Thian Unsplash

Evita los riesgos del trabajo remoto. Photo Credit Mimi Thian Unsplash

El trabajo remoto y las relaciones humanas

Hoy en día, muchas empresas tienen como modalidad o como beneficio, el trabajo remoto también conocido como home office. Y si bien ofrece numerosas ventajas -e incluso en ocasiones es la única forma en que opera la compañía- es importante que sepas cómo afecta las relaciones humanas.

Zygmunt Bauman, sociólogo, filósofo y ensayista polaco-británico, define a las relaciones humanas en esta época como “relaciones líquidas”. Son relaciones con una volatilidad que las hace propensas a desarmarse constantemente, poco estables y poco duraderas. Bueno, las relaciones virtuales son aún más frágiles.

Hoy te propongo que revisemos los beneficios y las dificultades que presenta el trabajo remoto para que luego exploremos algunas soluciones. 

Beneficios del trabajo remoto

Según algunos estudios, dentro de los beneficios de telecommuting, home office o trabajo remoto, se encuentran:

  • Economía de recursos 
  • Posibilidad de contratación en cualquier parte del mundo, pudiendo elegir a las personas más calificadas
  • Empleados más felices que son más eficientes 

Pero también tenemos algunos problemas que se han generado o se pueden generar a partir de estas posibilidades que nos da la tecnología. 

Riesgos del trabajo remoto

1Dificultad de conformar equipos

En una empresa la conformación de equipos de personas sólidos es fundamental. El sentirse “parte de” puede hacer la diferencia para que una agrupación de gente sea un equipo y funcione como tal. Eso es muy difícil de conseguir cuando las personas no se ven y no comparten tiempo presencial. Compartir tiempo presencial no es lo mismo que participar en una videoconferencia o trabajar online con alguien que quizás esté en la otra punta del planeta. Compartir tiempo es también compartir todo eso que pasa mientras pasa otra cosa. Por ejemplo, compartir un café mientras trabajamos, esas pequeñas charlas de ascensor mantenidas mientras estamos embarcados en un proyecto laboral, u ofrecer un muffin que hice para el cumpleaños de mi hija. 

Si el empleo sólo permite tomarse un día de home office, es probable que varios asociados estén ausentes distintos días, lo que hace que nunca estén todos en la oficina al mismo tiempo. En consecuencia, nuevamente se ve dificultada la conformación sólida del equipo. 

2Comunicación

La comunicación humana es siempre fuente de malentendidos, aun cuando es presencial. Cuando no es presencial, se potencian más aún las posibilidades de interpretar las cosas con el filtro personal de cada uno. Sabemos que la contextualización de un enunciado dicho oralmente, es tan importante como el enunciado en sí mismo.  Al no disponer de ese contexto, se disparan las suposiciones de lo que creo que me quiso decir, lo que entiendo que dijo. Si encima, estamos tratando con colegas de otra cultura la cosa se complica más. Por ejemplo: Lo que en una cultura es un chiste, en otra puede ser una ofensa. 

Incluso no compartir la misma lengua materna, y quizás estar utilizando un lenguaje en común como el inglés, aumenta más los riesgos.

Todo esto empeora cuando la comunicación es a través de mensajes escritos donde el “tono” que se le da a la conversación oral no puede ser transmitido aun cuando a veces lo intentemos por medio de elementos como mayúsculas o emojis. Y si bien la presencia no es garantía de que las personas se comuniquen entre sí y se integren, claramente contribuye mucho para ello. 

3Desdibujamiento de los objetivos laborales 

Si bien éste tópico no es inherente al trabajo remoto, nuevamente la distancia lo potencia. La dispersión espacio-temporal de los contribuidores, quienes trabajan según sus propios tiempos o husos horarios en sus respectivas casas/países, suele tener como consecuencia que se pierde la sensación de unidad y objetivo común. 

Trabajo remoto.Foto Credit: Andrew Neel -Unsplash

Trabajo remoto.Foto Credit: Andrew Neel -Unsplash

9 ideas para que encuentres soluciones a tu medida 

Si tienes un equipo a tu cargo, te vamos a dar algunas ideas para combatir estos riesgos.

1Pon reuniones presenciales con cierta frecuencia. Dependiendo de si tus empleados viven en la misma ciudad, puedes hacer una reunión semanal, quincenal o mensual. Si están en distintas ciudades o países, por supuesto que los encuentros presenciales deberán ser con una frecuencia menor. Pero no dejes de encontrar oportunidades para que se encuentre todo el equipo. Tal vez con motivo de alguna conferencia anual a la que todos asistan. Lo que puede parecer un gasto para la empresa, redundará en un beneficio a lo largo del tiempo. 

Alternar días de trabajo remoto con encuentros en persona ayuda a maximizar los beneficios. Foto Credit: Campaign Creators -Unsplash

Alternar días de trabajo remoto con encuentros en persona ayuda a maximizar los beneficios. Foto Credit: Campaign Creators -Unsplash

Podríamos decir que estas reuniones son imprescindibles y el pilar fundamental de una compañía. Hasta tanto puedas coordinar reuniones presenciales, haz reuniones virtuales aunque sean cortas para “verse las caras”. Es un modo de saber que hay alguien de carne y hueso del otro lado de la computadora. Asegúrate de que tus asociados sientan tu presencia y que cuentan contigo para lo que necesiten. Sigue sus pasos de cerca de manera que se sientan acompañados, no perseguidos. Martin Feldsztejn, Senior Android Developer en una empresa multinacional, quien tiene un equipo de 6 personas a su cargo situados en distintos países, dice: “En mi equipo fomento la comunicación. Es la clave para estar informado respecto a qué está haciendo cada uno. Tenemos reuniones de equipo diarias donde cada uno reporta su status. Con esta información genero un reporte que me permite llevar un control. De esta manera salen a la luz bloqueos, detenciones y también soluciones.” 

Es muy importante que también les preguntes por sus temas personales cuidando de no ser invasiva, pero mostrándoles tu interés. 

2 Define bien los objetivos del trabajo, refuérzalos con cierta frecuencia dándoles feedback de cómo van individual y grupalmente con respecto a los mismos. Pon objetivos de corto, mediano y largo plazo para que vayan acercándose sin perder el foco. Alguno de éstos objetivos debería incluir el aspecto social del grupo.

3Evita mandar mensajes, mails, o hacer llamados fuera de un horario razonable de trabajo. Si tú comienzas a hacerlo, lo más probable es que se instale esa modalidad y la gente piense que es lo que tú o la empresa prefiere. Debes ser clara en la forma en que quieres manejar y que se manejen las comunicaciones en tu equipo, preservando tiempos laborales y personales con el mismo cuidado.

4 Evalúa capacidades comunicativas antes de contratar. Cuando tomes colaboradores remotos en tu empresa, es importante que entre las habilidades que requiera el puesto, evalúes la capacidad de comprensión de lectura y de transmisión clara de ideas. Si detectas que hay quienes tienen dificultad en este frente, capacítalos para evitar problemas a futuro. 

5Organiza eventos sociales, del tipo de after office o cocktails, días de campo o cenas. Organiza un almuerzo (de trabajo o no) dentro del horario laboral para asegurarte que todos puedan concurrir. Es preferible perder un día de trabajo pero fomentar los vínculos.

6“Bloquea” un día a la semana en el que no se puedan tomar el día de trabajo desde la casa, para asegurarte que se encuentren todos en la oficina.

7Proponles un juego: Después de un conference call, envíales un cuestionario secreto a cada uno con preguntas tales como: “¿Qué color de vestido tenía puesto X?”, “¿Qué se veía detrás de Y?”, “¿Cuántas personas de la conference call usaban anteojos?”. Este tipo de preguntas los harán estar atentos a lo que está ocurriendo durante la reunión virtual. Por supuesto tiene un tono lúdico y así debe ser planteado. Haz un sistema de puntaje para elegir al ganador de más respuestas correctas. Puedes también armar un cuestionario más serio. En este caso es importante tener en cuenta si hubo situaciones que pudieron dar lugar a malos entendidos. Preguntas del tipo: “¿Qué entendiste cuando X dijo “…..”?”, “¿Qué te pareció esta reunión?”, “¿Cómo sentiste el clima de trabajo?”, “¿Qué dudas te han quedado en relación a tus compañeros/superiores/subalternos?”, “¿Hubo algún comentario que te haya hecho sentir incómodo? ¿Cuál?”. Es importante que se genere un clima de confianza para que la gente pueda responder honestamente sin sentir que compromete a otros, pero permitiendo que esas suposiciones salgan a la luz y puedan ser aclaradas. Otra opción es hacerles escribir características de sus compañeros: por ejemplo, tres virtudes de una persona, y un rasgo a mejorar. La posibilidad de dar y dar y recibir feedback los hará percibir a sus compañeros y estar abiertos a recibir sus consejos.

8Prepara el juego del “amigo invisible” entre los compañeros. Eso hará que estén atentos unos a otros, tratando de averiguar intereses de mi amigo invisible, adivinar quién es, intercambiar pequeños regalos y sorpresas.

9Planifica un día de juegos. Hay empresas que se ocupan de este tipo de actividades integradoras. 

Estas son formas de hacer que tus empleados se relacionen con otros sin que “relacionarse” sea un fin explícito. Lo lúdico siempre promueve más fácilmente los vínculos. Promover y cuidar los lazos personales, ayudar a quienes les cuesta más establecerlos, estar atenta a esos pequeños detalles, son puntos que debes tener en cuenta.

La tecnología nos permite hoy este tipo de modalidad de trabajo remoto. Pero no tenemos que perder de vista la dimensión humana que es irremplazable por la tecnología. Y los humanos nos constituimos en los vínculos. Para que el home office funcione de manera efectiva, debes fomentar los lazos. Por eso, tú, como responsable de un equipo, debes estar advertida de estas dificultades para combatirlas y sacar el mayor provecho de este beneficio.

Entérate cómo integrar el networking a tu día laboral.
Puedes probar el juego del amigo invisible. Foto Credit: Plush Design Studio- Unsplash

Puedes probar el juego del amigo invisible. Foto Credit: Plush Design Studio- Unsplash

Juego del amigo invisible

Se ponen los nombres de todos los participantes en papelitos plegados. Cada uno saca un nombre sin mostrarlo. Si te sale el tuyo deberás volverlo a guardar y cambiarlo por otro. Ese será tu amigo invisible. Deberás dejarle regalos sorpresa, enviar mensajes, o lo que se te ocurra, sin que descubran que eres tú. Se puede poner un período de tiempo para jugar. Concluido el mismo, cada uno debe decir sí adivinó quién es su amigo invisible. La idea es dejar pequeños regalos como chocolates, flores, cartas. Lo que importa no es el valor económico del regalo sino la originalidad, perspicacia, y discreción para permanecer anónimo por el tiempo que dure el juego. Y por otro lado, saber los gustos e intereses de la persona que te tocó para personalizar esos regalos.

 

Cómo desarrollar sensibilidad cultural y aprovechar las diferencias

En esta época donde la palabra clave es la inclusión, hay que aprender a desarrollar sensibilidad cultural. Es la única manera de crear ambientes laborales realmente inclusivos y que la gente sienta que pertenece a tu organización 

El lenguaje como primer paso para desarrollar sensibilidad cultural

Una mujer con una caja en lugar de cabeza

Desarrollar sensibilidad cultural para aprovechar diferencias – Photo Credit: Dorrell Tibbs. Unsplash

El ser humano nace inmerso en el lenguaje. El lenguaje con el que se cría, el que se hable a su alrededor y en el que se le hable va a formarlo como ser humano. La riqueza de cada lengua es única. Es lo que te permite nombrar los objetos, sentimientos y situaciones que te rodean. Es lo que arma la estructura subjetiva de cada uno. 

Digo que el primer paso para desarrollar la sensibilidad cultural es el lenguaje porque claramente las culturas están marcadas por diferentes lenguas. Aunque en Latinoamérica se hable el mismo idioma español, hay modismos y maneras distintas de decir lo mismo en cada país. Incluso, hay frases que de uno a otro país pueden resultar inentendibles o tener un significado muy distinto. Por ejemplo: “guagua” en Chile significa bebé y en Puerto Rico autobús. O la palabra “ahorita” que en Ecuador significa “ahora”, “en este momento” y en países como Costa Rica o Colombia significa “después”.

Alrededor del lenguaje se nos arma un universo. Así, un pintor por ejemplo, descubrirá una inmensa gama de matices dentro de cada color y conocerá sus nombres: Carmín, bermellón, tomate, rojo, ladrillo. Mientras que quien no conoce estas distinciones les dirá “colorado” a todos los matices. El tema es que una vez que sabemos que existen estos diferentes nombres es probable que empecemos a detectar tonalidades. O sea que como puedes ver el lenguaje, la palabra, crea la realidad, no sólo la describe. Lo mismo ocurre con las personas. 

Cuidado con usar las diferencias para clasificar y separar

Imagen de mujer

Desarrollar sensibilidad cultural ayuda a no encasillar a las personas. Photo Credit: Mehrdad Haghighi. Unsplash

Cuando logras identificar los matices que definen su personalidad, temperamento, habilidades, filosofía, valores, etc. dejas de verlos de manera unidimensional. Dejas de clasificarlos de manera limitada (lo que te permite encasillarlos y llegado el caso, discriminar en contra de ellos) y puedes verlos como un ser humano complejo y único.

De ahí que cuando usas la lengua para calificar a alguien como blanco, latino, musulmán, mujer etc, te limitas a resaltar algún rasgo específico de esa persona y a adjudicarle un valor cualitativo que puede llevar de manera directa a la segregación, al bullying, al maltrato o al hostigamiento. Al darle a esa característica específica una valoración negativa en lugar de aprender de esa particularidad, la usamos para distanciarnos de la persona. Al usar un rasgo para calificar a la totalidad del individuo estamos elevando esa característica particular al rango de “ser”. Es como si lo único que importara, lo único que definiera a esa persona fuera esa característica.   

Por ejemplo: que alguien sea argentino define sólo una parte de esa persona, alguna idiosincrasia y cultura, pero no dice nada específico de la persona que tienes delante. No solo porque no todos los argentinos son iguales sino porque ese individuo además de haber nacido en la Argentina tiene muchas otras características. Cuando con una sola palabra (en general una generalidad) quieres definir o clasificar a una persona, no haces más que estereotiparla y negarte la posibilidad de aprender de lo que la hace única y enriquecerte con sus diferencias. 

Por otro lado, a la persona “clasificada” se le hace difícil desplegar su potencialidad en el esfuerzo por querer adaptarse a lo que se supone que hay que hacer y ser.

Preguntas para desarrollar sensibilidad cultural en tu equipo

¿Has detectado las diferencias culturales en tu equipo de trabajo?

Si aún no lo has hecho, te sugiero que empieces a pensar en ello. Quizás no te das cuenta que te estás manejando como si no hubiera diferencias. Te estás dejando llevar por la idea de inclusión sin darte cuenta de que hay un grupo de asociados intentando amoldarse a lo que suponen que es la cultura dominante, y lo que se espera de ellos.

Estas son algunas preguntas que te pueden ayudar a identificar las diversas culturas presentes en tu matriz laboral.

  • ¿Dónde nació cada una de estas personas?
  • ¿Cuál es su origen cultural y tradicional? (Pudieron haber nacido en un país pero sus padres ser inmigrantes, lo cual cambia drásticamente las cosas).
  • ¿Qué idioma hablan en su casa y cuál fue la primer lengua en la que les hablaron?
  • ¿A qué universidad fueron?
  • ¿Son de la capital o del interior del país?
  • ¿Están cómodas trabajando en esta organización o hay una sobreadaptación?

    Hilos de coser de colores

    La inclusion tiene como resultado que el todo es más que la suma de las partes. Photo Credit: Vishal Banik. Unsplash

4 Ideas para desarrollar sensibilidad cultural en tu lugar de trabajo

Una vez que identifiques las culturas que integran tu empresa o sector puedes probar las siguientes ideas. Son ideales para aprovechar las diferencias y crear un ambiente de trabajo inclusivo.

1Aprovecha reuniones de equipo para hacer un icebreaker donde cada uno nombre cuáles son las características positivas y negativas que tienen que ver con sus orígenes culturales. Hazlo de manera rápida y divertida.

2Antes de tu próximo taller de capacitación profesional, ofrece un icebreaker donde cada uno comparta los mitos o las ideas que tiene acerca de otra cultura y permite que alguien de esa cultura explique de dónde vienen esos preconceptos y así tratar de disolverlos. Si los prejuicios no están explicitados difícilmente puedan abandonarse y funcionarán implícitamente.

3Una manera de experimentar otras culturas puede ser armar “El día de…” e ir rotando los países, haciendo que todos deban hacer o traer algo representativo como poemas, leyendas, costumbres típicas, giros idiomáticos divertidos, algo referente a la situación política y económica actual, descubrimientos científicos, etc. 

4Disponer de un día a la semana en que una persona del equipo presenta por veinte minutos sobre algún tema en el cual es experta. Exponer al grupo a las diversas habilidades, personalidades, estilos de presentación y personalidad amplía la expectativa de quién puede presentar, y quién puede recibir visibilidad. Pone a todos en un mismo plano mientras va sensibilizando al grupo sobre las diferencias culturales.

Es importante que resaltes que la riqueza de un equipo está justamente en sus diferencias. Eso nos abre a mundos distintos y maneras de ver y solucionar problemas muy diversas. 

Puedes leer experiencias de grandes empresas que trabajan con diversidad para tomar ideas.

La apertura a lo diferente siempre invita a la creatividad. Siempre trae experimentar por caminos que no solemos andar. Ver ángulos que antes no veíamos. Permite a cada uno de los integrantes de tu empresa, desplegar al máximo sus potencialidades, sentirse cómodos siendo ellos mismos sin intentar forzar una cultura que no tienen. Y en definitiva, todo ello ayudará a que la organización tenga una mejor convivencia interpersonal.

Conocer lo diferente es lo que nos aleja de prejuicios y nos encuentra con lo que nos une en lo distinto. Lo multicultural nos enriquece. La diversidad es más que la suma de las partes.

 

Cómo superar la ansiedad dentro y fuera de tu trabajo

Vivimos en una época en la que la ansiedad es uno de los trastornos más comunes. La propuesta que te hago hoy es identificar algunos elementos que funcionan como detonantes y explorar cómo superar la ansiedad para vivir una vida más plena. 

La sensación de ansiedad, va más allá de un diagnóstico. Aquí te ofrece algunas preguntas para detectar si sientes ansiedad.

  • ¿Te sientes nerviosa? 
  • ¿Estás siempre apurada o contrarreloj?
  • ¿Tienes constantemente más cosas que hacer que las que puedes?
  • ¿Sientes la necesidad de hacer más y más?

Si respondiste de manera afirmativa a una o más de estas preguntas es probable te hayas sentido ansiosa en los últimos tiempos.

Tomate el tiempo de hacerte tiempo

Si te preguntas cómo superar la ansiedad… tómate el tiempo de hacerte tiempo- Photo Credit: Roxanne Desgagnes. Unsplash.

Crisis de ansiedad

A veces esa ansiedad termina llegando a hacer crisis. Quizás llores, o te des un atracón de comida, o te sientas ahogada o desbordada. incluso hay quienes han llegado a sentir los llamados “ataques de pánico”.

En la época en que vivimos, el tiempo parece acelerado, y nosotras detrás de él. Podríamos decir que vivimos SIN tiempo. Todo es YA, todo tiene que ser INSTANTÁNEO. 

Hagamos un ejercicio: Presta atención a la mayoría de los anuncios publicitarios. 

¿Cuántos de ellos resaltan el valor de la rapidez, el trillado “lo tienes al instante” tanto sea para un servicio, para un remedio, para una comida? 

¿Cuántos anuncios resaltan que tomando tal o cual producto, puedes seguir haciendo lo que sea sin detenerte? 

Ninguno de esos anuncios te dirá: “si te duele la cabeza, para un rato y descansa”, “si estás agotada, duerme”. No. Te dirán qué hacer para que se te pase el dolor de cabeza y así poder seguir un rato más. 

¿Cómo superar la ansiedad que provoca el estilo de trabajo?

En las organizaciones solemos vivir contrarreloj. Es decir, teniendo que hacer proyectos o entregas siempre más rápido de lo que es posible. Tenemos la percepción de que se nos exige cada vez más, y que hagamos lo que hagamos, nunca será suficiente. De hecho, en parte es así porque el trabajo es inagotable.  Ese “más” que insiste constantemente, es lo que nos causa ansiedad.

Las nuevas políticas que se están desarrollando en las empresas

Sin embargo, las empresas pioneras están usando la investigación que apunta a que el trabajar 24/7 siempre “on” es contraproducente y genera burnout para fomentar momentos de ocio. Muchas obligan a sus asociados a tomarse vacaciones para desconectarse y recargar pilas ya que saben que sin ese corte en el trabajo no se puede pensar, producir, soportar. Sin esos intervalos de recuperación, se producen estados de ansiedad

¿Qué hacer cuando nos sentimos ansiosas?

Pájaro volando

Una buena manera de superar la ansiedad es bajar un cambio. Observar cómo vuelan los pájaros es una buena manera de probar. Photo Credit: Husen Siraaj. Unsplash.

1Detenerte. Mirar dónde estás parada. Respirar.

Podríamos definir la sensación de ansiedad como “no tener tiempo”, es decir, vivir apurada. Sin embargo, es necesario tener tiempo para hacer algo por y para ti. 

 

Cuando digo “tener tiempo” no me refiero simplemente a tener horas del reloj. Si el día tuviera una hora más, seguramente harías más de lo mismo. Trabajarías más y te seguirías apurando porque tampoco te alcanzaría el tiempo para todas las actividades con ese bonus track. Por eso digo que no es sólo tiempo del reloj. Necesitas hacer de ese tiempo, un tiempo humano.

2Humanizar el tiempo 

El único ser con tiempo, es el ser humano. Los animales no “tienen tiempo”, transcurren. 

Y lo humano va a entrar para cada uno por medio de la satisfacción, de hacer algo que quieras, que te guste, que te apasione, que desees.  ¿Has hecho algo así en los últimos tiempos? ¿Es para ti una excepción tomarte un rato cada tanto para hacer alguna cosa que te resulte grata y que no tenga nada que ver con tu trabajo?

3Aburrirte 

El aburrimiento tiene mala prensa. Sin embargo, hemos visto lo importante que es que los chicos y adolescentes se aburran. Eso les va a posibilitar encontrarse con recursos propios, desarrollarlos, descubrirlos, inventarlos. Si a los chicos los estamos entreteniendo todo el tiempo con actividades o con gadgets, si nunca les dejamos ese tiempo para aburrirse, es probable que se conviertan en adultos que no sabrán qué hacer cuando no estén trabajando. Esto también corre para ti. Aburrirte te da la oportunidad de descubrir nuevos aspectos sobre ti misma y fomenta tu creatividad. ¿Te has permitido aburrirte en el último tiempo? ¿O te las pasas trabajando o llenándote de actividades?

4Explorar los movimientos slow

Las actividades humanas requieren tiempo: cocinar, pintar, bailar, o practicar un deporte. Ir al cine, caminar paseando, dormir. Construir vínculos. Ninguna de estas actividades se pueden realizar sin tiempo. Muchas, tienen un efecto casi meditativo. Quizás algo de esto es lo que intentan volver a traernos los movimientos slow. Películas que duran todo el largo de un viaje transcontinental, filmadas con una cámara en el fuselaje de un avión, invitan a sentarse a mirar por horas como transcurre un paisaje. No siempre es posible vivir así. Pero es necesario hacerle lugar al tiempo. 

¿Como superar la ansiedad que generan los cambios en el trabajo?

Entrar a una empresa, cambiar de sector o comenzar a supervisar personal lleva un tiempo de acomodación, de captar una cultura organizacional, de hacerse un lugar, de generar lazos. Incluso no siempre ese tiempo depende de nosotras. Hay equipos y hay otras personas de las cuales dependemos. Es común que la gente se quiera saltar esas etapas. Te pones mal porque hace un mes que entraste y tu auto exigencia demanda que ya hayas pasado tal o cual hito. O supones que ya deberías haberte adaptado al nuevo trabajo. ¡Detente! Respeta el proceso y respeta tus tiempos. Ya irás consiguiendo todo lo que te propones.

Prueba hacer lo que te gusta para superar la sensación de que te falta tiempo.

Prueba hacer lo que te gusta para superar la sensación de que te falta tiempo. Photo Credit: Johannes Daleng. Unsplash.

¿Cómo contribuir a disminuir la ansiedad en tu organización?

Si tienes la posibilidad de hacer una propuesta en tu empresa podrías crear un listado de actividades e intereses de las personas de tu equipo, departamento o división.  Esto permitiría contratar docentes para llevarlos a cabo y establecer una serie de cursos rotativos. Aquí van algunas opciones

Pintura, escultura, dibujo

Involucrarse en cualquiera de las disciplinas de arte durante el horario laboral puede liberar tensiones y expandir la creatividad de una manera inconsciente. 

Cocinar es una actividad que requiere tiempo

Una propuesta para superar la ansiedad que genera la sensación de falta de tiempo es llevar cursos a tu organización que corten el flujo laboral. Photo Credit: Kloe Arledge. Unsplash.

Cocina

Cada vez hay mayor interés en la salud de los asociados. ¿Qué mejor manera de promocionar el apoyo de tu organización por la salud que ofrecer cursos de cocina? La gente puede preparar su almuerzo o la cena que cada uno se lleva a su casa. Es también una excelente oportunidad de aprender sobre otras culturas y estrechar lazos entre personas de backgrounds diversos.

Crítica literaria o de cine

Este tipo de cursos lleva a que los empleados se hagan tiempo para ver una película o leer un libro juntos o cada uno por su cuenta y luego se reúnan a tener una conversación.

Tejer 

La actividades de telar y de grupos de tejedores han demostrado excelentes resultados al momento de generar vínculos en distintas comunidades. Además es una actividad que tiene un ritmo casi meditativo que nos fuerza a ralentizar nuestro ritmo. 

Como ves, hay muchas alternativas para crear espacios donde cada uno se hace tiempo para sí mismo. Este tiempo que parece improductivo, paradójicamente es fundamental para nuestra sanidad. Para disminuir la ansiedad provocada por la sensación de falta de tiempo y fomentar tu bienestar en el trabajo y en tu vida personal.  Tómate el tiempo de hacerte tiempo. 

 

¿Qué hace una empresa líder en diversidad?

El tema de diversidad e inclusión llegó a Latinoamérica para quedarse. Gran número de organizaciones buscan aprender rápidamente de las empresas líderes. Lorena Blanco, Head of Learning, Talent, Resourcing & OD de HSBC nos cuenta qué hace para que su compañía esté siempre a la vanguardia.

Lorena Blanco, Head of Learning, Talent, Resourcing & OD de HSBC Argentina

Lorena Blanco, Head of Learning, Talent, Resourcing & OD de HSBC Argentina

 

Betina Bensignor— ¿Qué te motiva a estar en este tema de diversidad?

Lorena Blanco— Hace más de 20 años que trabajo en RR.HH., de los cuales diez fueron en Walmart. Fue una de las compañías que comenzó a trabajar este tema, en un primer momento con respecto a género, y después otras diversidades. Allí aprendí también mucho sobre los equipos globales.

Ingresé a HSBC en 2002, al mismo tiempo que me casé y me mudé. Lo que significaron tres grandes cambios en mi vida.

Siempre trabajé muy autónomamente, y tuve jefes que me lo permitieron, desde posiciones muy júnior. Mi forma de liderar a mis jefes fue generando confianza para que me dieran autonomía. Creo que a esta altura de mi vida, después de las combinaciones de jefes que tuve y las compañías en las que trabajé, uno elige un poco a los jefes. Me gusta muchísimo lo que hago, diría que a la par de la maternidad y de la familia, todo lo hago con pasión.

BB¿Qué es lo que más te gusta de lo que hacés?

LB—Me encanta tratar de facilitarle la vida a la gente en lo posible, ayudar, me gustan los temas que trabajamos. Me gusta la compañía, la gente, el trabajo en equipo. La verdad es que vengo muy contenta a trabajar, siento que todos los días son un desafío.

Una empresa líder en diversidad e inclusión toma su compromiso en serio.

Una empresa líder en diversidad e inclusión toma su compromiso en serio.

El tema género para una empresa líder en diversidad e inclusión

BB—Qué hace una empresa líder en diversidad, como HSBC, con la cuestión de género, ¿de qué manera lo aborda?

LB—La compañía tiene la diversidad en su ADN, y la globalización hace que sea mucho más fácil trabajar con culturas diferentes, con gente de distintos países, algo que la tecnología nos permite. Trabajo diariamente con colegas de otros países, incluso mi jefe funcional.

Género es la principal diversidad en la que trabajamos en todas partes del mundo, porque además el mayor porcentaje de clientes de la industria financiera hoy son mujeres, con lo cual hay una mirada desde entender mejor al cliente.

BB—¿Es una tendencia mundial?

LB—Si, definitivamente.

Nuestros líderes tienen en sus tableros de objetivos, no solo metas de negocio sino también de diversidad. En Argentina abordamos cuatro diversidades: génerodiscapacidad, generaciones y lo que llamamos orgullo, que es la población LGBT.

Tenemos una estrategia de diversidad donde uno de los pilares son los grupos de afinidad, que en Argentina los llamamos grupos MULTI, uno por cada una de las diversidades, son grupos de afinidad voluntarios y autogestionados, con una estructura definida. Los grupos cuentan con un presidente, un secretario y sponsors ejecutivos comprometidos con la temática.

Además de estos tres roles, están el resto de los colaboradores: gente muy motivada a participar, con muchas ganas de hacer cosas. Son de distintas áreas, con diferentes miradas, muy diversas de por sí y que además empujan la estrategia de diversidad. No solo la impulsan RR.HH. o los líderes, sino la gente, que empuja desde abajo, desde los costados, y reportan a un head, que es un director. Es decir que les da visibilidad a ellos también y aporta a su desarrollo profesional

Los estudio muestran que toma tiempo hacer cambios culturales. La persistencia es fundamental.

Los estudio muestran que toma tiempo hacer cambios culturales. La persistencia es fundamental.

BB—¿Qué promueve Balance, el grupo de diversidad?

LB—Apenas se creó, lo primero que se planteó fue la necesidad de llevar a cabo un diagnóstico, entender dónde estaban. En Balance a veces es difícil, igual que en Generaciones, porque todos pertenecemos a esos grupos de una u otra forma, con lo cual todos creemos saber más de lo que sabemos. Entonces te lanzás a decir cosas, que tal vez ya son antiguas. En cambio, en los grupos de discapacidad o LGTB fue más fácil al comienzo porque convocaron una ONG para informarse y conocer cómo es la temática en Argentina.

Entendimos que necesitamos tener más humildad, que hay cosas que no sabíamos y teníamos que capacitarnos. Al principio en el grupo Balance eran todas mujeres, ahora hemos incorporado varios hombres. Comenzamos por capacitarnos. Es muy importante conocer a fondo los temas para luego trabajarlos y aportar. Cómo está el HSBC en esta temática aquí y en otras partes del mundo, y en función de eso armar un plan cada año.

El contexto va agregando y quitando temas. Este año estamos trabajando  temas como violencia de género, que no lo teníamos contemplado hace tiempo. Hay temáticas que nos atraviesan como sociedad y es importante tratarlas.

Hay gente que se ha ido incorporando al grupo y aporta un extra enorme, porque más allá del trabajo que hacen cotidianamente en la compañía, están aportando su tiempo, sus ganas. Hacemos caminatas de networking, muchas veces fuera del horario laboral, donde planteamos un tema para conversar relacionado con género.

BB—¿Cuáles son los principales logros?

LB—Hemos generado acciones maravillosas. Por ejemplo, en ciertos equipos con líderes hombres en niveles jerárquicos altos no había mujeres que crecieran. Buscamos entre esos hombres si había una masa crítica que tuvieran hijas entre 18 y 23 años. Había un grupo grande, entonces los invitamos a un desayuno con sus hijas con la “excusa” de ayudarlas a buscar su primer empleo. El único costo de esa acción fue el desayuno porque invitamos a un colega del área de Reclutamiento de RR.HH. para que diera una charla sobre cómo ingresar al mercado laboral.

Cuando terminamos la capacitación quedaron todas las hijas encantadas, y compartimos este mensaje de lo importante que es que tengas mujeres para hacer tu equipo más diverso. Porque tu hija va a estar ingresando a este mundo laboral al que muchos no están ayudando a construir. Son acciones impactantes, uno cambia y cambia su forma de trabajar y de hacer las cosas en una compañía si primero lo toca en lo personal.

Tenemos que estar permanentemente informados sobre este tema, yo voy a muchas actividades, me capacito y escucho gente que está adelante. Me interesa saber cuáles son los business cases en la materia, las tendencias, los mejores resultados en compañías más diversas.  Cuál es realmente el porcentaje de mujeres en los organismos públicos y privados. No es sólo: “tenemos que estar comprometidos”, necesitamos datos para poder trabajar seriamente sobre este tema.

Lideres de diversidad e inclusion

Lideres de diversidad e inclusion

BB—En los procesos de selección de personal del HSBC está pautado que debe haber una mujer que participe en la tríada finalista y usan lenguaje inclusivo. ¿Desde cuándo y por qué?

LB—En los grupos hay una capacitación de sesgos inconscientes que existe desde que está la actividad. Y además tenemos acuerdos con diferentes organizaciones que trabajan seriamente en diversidad y género. Una es la Universidad Di Tella, la Red por la Diversidad de Di Tella, de la que somos parte de la comisión directiva. Ellos tienen una actividad de lenguaje inclusivo de la que solemos participar.

Hace algunos años, participé de un proyecto en el que el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo), conjuntamente con el Banco Mundial, crearon una Certificación de género en Argentina. Una de las etapas de ese proyecto, fue la capacitación. Y, dentro de los materiales, había contenidos para trabajar los sesgos inconscientes. Fue mi primera aproximación a este tema más en profundidad. Porque muchas veces, el no contratar o promover mujeres, no tiene que ver con una acción deliberada, sino con nuestros sesgos.

BB—¿Notás que hay un interés en el tema o los líderes lo sienten como una imposición?

LB—Yo creo que hoy nadie va a decir como líder “yo no estoy comprometido con la diversidad”. El tema es la acción; qué sucede en ese equipo. El interés hoy existe, hay que ayudar a los líderes y a todos nosotros, a construir una organización más diversa. En mi caso, como persona de recursos humanos, y en el caso de todos aquellos que forman parte de los grupos de Diversidad, deberíamos tener una mirada más profunda, ser referentes del tema y acompañar al resto de los colaboradores también corrigiendo, pero de una buena manera.

Si observamos algún comportamiento que no corresponde no hay que dejarlo pasar, aunque sea mínimo. No tomarlo como algo personal, pero sí hacerlo notar. Podemos escuchar un chiste en una reunión, observar risas, pero sabemos que no está bien. En esos casos, yo recomiendo, sin exponer a nadie, en un uno a uno, conversarlo. Como decía, esta modalidad tiene muchas veces que ver con nuestros sesgos, y ponerlos sobre la mesa, de una buena manera, con una actitud de querer ayudar y no castigar, puede generar cambios en esa persona y en otras. En definitiva, lo que queremos es que se genere un cambio.

Las metas de diversidad deben ir a la par de las metas del negocio.

Las metas de diversidad deben ir a la par de las metas del negocio.

BB—¿Qué recomendarías a otras compañías con respecto a lo que hace una empresa líder en diversidad?

LB—Tener pasión, sentir “creo en esto”, porque si es así no hay nadie que te pare. Podés hacer lo que te propongas en la compañía. No es que no hay dinero o no hay tiempo. No es que no haya recursos ni gente. Siempre hay. A mí no me alcanza el tiempo. En todas las compañías hay controles y procesos burocráticos, pero cuando querés algo insistís, insistís e insistís, no peleando sino construyendo con los demás. Si compartís los valores de la organización donde trabajás, todo es posible.

BB—¿Cómo te gustaría cerrar?

LB—Pienso que si este movimiento está de moda, bienvenido sea, aprovechemos el momento. A mí me encanta compartir experiencias con otras empresas, es más grande que uno, más grande que la compañía en la que uno trabaja. Esto es importante para mis hijos. Vamos a hacer un mundo mejor si somos más diversos, entonces, bienvenido sea.

Reconocimiento — En palabras de Lorena Blanco

Seis de nuestros colegas a nivel global fueran seleccionados en la distinción anual del Financial Times: HERoes Female Champion of Women in Business 2018, por su apoyo a la diversidad de género en el trabajo y por acompañar el desarrollo profesional de las mujeres.

En esta oportunidad, nuestra satisfacción es mayor porque dos son mujeres líderes de HSBC Argentina, ambas del equipo de CMB: Patricia Bindi, Country Head de CMB y sponsor del Grupo Multi Balance logró el puesto 28 entre las 100 mujeres de negocios más destacadas del mundo, y Melisa Turano, Team Leader de GLCM de CMB y presidente del Grupo Multi Balance se ubicó 29 en el ranking de las 50 mujeres con más proyección como futuras líderes. Las dos fueron las únicas argentinas seleccionadas en sus categorías.

Puedes ver el ranking completo en ft.com

 

Mujeres en Tecnología: Cómo es ser líder en Google

Entrevista a Florencia Sabatini

En momentos en que la sociedad pide a gritos más mujeres en tecnología, es bueno conversar con las que ya están en este campo. Enterarnos de cómo lo lograron, qué desafíos enfrentan y cómo inspirar a otras a que sigan sus pasos. ¡No te pierdas esta entrevista a Florencia Sabatini de Google!

Florencia Sabatini es la Gerente de Comunicaciones de Google Argentina. Más allá de ser una de las pocas mujeres en tecnología, se define a sí misma como una persona de acción y una apasionada de las relaciones públicas y las comunicaciones. Dueña de una personalidad creativa y una calidez inusual, le gusta innovar y asumir riesgos.

A lo largo de su carrera obtuvo los premios Konex de Platino en la categoría Comunicación Institucional (2017),Women to Watch otorgado en 2018 por AdLatina y AdAge, Premio a la excelencia Profesional del consejo profesional de RRPP (2013) y dos premios Eikon. En esta entrevista, exploramos algunas claves para fomentar que haya más mujeres en tecnología.

Betina Bensignor—  ¿Cómo es trabajar en Google?

Florencia Sabatini— Para mí es el lugar ideal para que cada persona pueda desplegar todo su potencial profesional y humano. Se dan condiciones de trabajo, humanas, de recursos que hacen que uno se sienta a gusto y siempre dé lo mejor de sí frente a un objetivo.

Muchas veces los proyectos involucran a más de un área, son colaborativos entre departamentos, eso le agrega un condimento importante. Trabajo hace casi ocho años en esta compañía, no se parece a ninguna otra donde me haya desempeñado, es un mundo dentro del mundo de las empresas.

Mujeres en Tecnología: Florencia Sabatini en Google es un gran ejemplo de líder en esta industria

Mujeres en Tecnología: Florencia Sabatini en Google es un gran ejemplo de líder en esta industria

BB— ¿En qué consiste y por qué desarrollaron la campaña seamos protagonistas, que lanzaron en el Día Internacional de la Mujer con el hashtag #YoMeSumo?

FS— Estamos en un momento muy particular, se están alzando las voces en pos de la igualdad de género. Sin embargo, muchos medios caen en lugares comunes, de grandes generalidades. Yo creo que estos movimientos empiezan a generar fuerte impacto con altas probabilidades de cambio cuando suman datos a las enunciaciones: información “dura”.

Google está conformada básicamente por ingenieros, los datos y la información guían muchas de las acciones que se toman dentro y fuera de la compañía. Entonces, lanza un video sobre la importancia de la diversidad, y dentro de ella, la igualdad de género, para empezar a hablar con datos. Es crucial sustentar las declaraciones con datos, porque ante una contraargumentación, el dato duro es el mejor argumento. Entre otras cosas, en el video informamos qué porcentaje menos que los hombres ganan las mujeres, y con respecto a las mujeres en tecnología, de los 4.000 graduados en carreras informáticas en Argentina apenas el 18% son mujeres, y en la industria de tecnología local trabajan solamente un 6% de mujeres.

Florencia Sabatini cambiar paradigmas para conseguir que haya más mujeres en tecnología

Florencia Sabatini cambiar paradigmas para conseguir que haya más mujeres en tecnología

¡No te pierdas esta nota de una mujer en otro sector tradicionalmente masculino!

Falta de mujeres en tecnología

BB—¿Por qué comunicar esta problemática?

FS—Google es una empresa diversa que respalda la igualdad de género, pero hay cuestiones que nos exceden, por ejemplo, la oferta de ingenieras. Las problemáticas se inician unos pasos atrás: cuántas mujeres eligen carreras duras y por qué suelen no escogerlas, es decir, por qué hay tan pocas mujeres en tecnología. Ahí pasamos a otra: los modelos que mostramos a las nenas por el simple hecho de ser mujeres: ¿por qué, en vez de regalarles un cochecito, no les regalamos un Lego o un robot para armar?

Estas son temáticas sociales, culturales y educativas. Hay una cantidad de ingenieras en el país de las cuales algunas están sumamente capacitadas, otras medianamente y otras poco. Una compañía como Google, que busca ingenieras con determinadas características, tiene un universo de selección reducido porque pocas mujeres se han inclinado a la ingeniería.

Entonces, cuando se abre un puesto de ingeniero, hay más chance de que sea ocupado por un hombre. No significa que no exista una mujer que cumpla con esas condiciones, es una cuestión de proporción estadística.

Creo que hay un estereotipo que romper, y esto se logra fomentando una cultura diferente, cambiando patrones en los sistemas educativos, en la casa, en los grupos sociales. Necesitamos de manera urgente cambios de paradigmas para que todo sea más diverso, que haya más docentes hombres y más ingenieras mujeres. Google promueve que en la diversidad está la riqueza, necesitamos diversidad en todas las áreas.

BB— Un estudio de McKinsey y LeanIn.Org informa que en Silicon Valley las mujeres ocupan el 36% de los puestos de entrada en el sector de la tecnología y solo el 27% de los cuadros medios. Las cifras son peores para puestos de vicepresidente o superiores. En este momento en que tenemos mayor acceso a lugares públicos, al ejercicio de poder, ¿qué falta para concretar el acceso a puestos de decisión en directorios de empresas tecnológicas?

FS—Primero, el acercamiento de las mujeres a la tecnología a una edad temprana. Segundo,  creo que las políticas públicas en favor de esto funcionan como factores de aceleración, hay ejemplos en países como Suecia o Noruega, donde se reglamentó una ley según la cual el 50% de los miembros de los directorios de las empresas estatales tienen que ser mujeres. Esto se cumplió con exactitud y además se irradió a las empresas privadas.

Muchas veces se critica estas medidas porque se dice que son independientes de la capacidad de los postulantes, sin embargo la experiencia demuestra que funcionan como aceleradores de cambio.

BB— ¿Significa que es positivo recurrir al cupo?

FS—Sí, lo vemos en la política, uno de los primeros ámbitos donde se reglamentó el cupo femenino, hoy en la composición de las cámaras hay muchas mujeres que ocupan espacios de poder en el ámbito público.

¿Viste nuestra iniciativa para Equidad de Género "Ring the Bell on the 7 Seas"?
Todos podemos hacer algo para fomentar desde muy temprano un balance de género en los diferentes campos.

Todos podemos hacer algo para fomentar desde muy temprano un balance de género en los diferentes campos.

La flexibilidad de la organización contribuye a sumar más mujeres en tecnología

BB— Vos entraste a trabajar a Google durante el embarazo de tu primer hijo, algo que no es frecuente en otras empresas e industrias. ¿Qué les justificó tomar esta decisión a favor de tu incorporación, habiendo podido tomar a un hombre?

FS—Esto se lo tendrías que preguntar a Google (risas). Para poder entrar no sólo te entrevista quien podría ser tu futuro jefe, sino también otras personas, jefes de otras áreas. Es un recurso muy interesante.

Cuando pregunté por qué me iban a tomar estando embarazada, quien se convirtió en mi jefe me contestó: “¿Vos pensás que en Google contratamos a la gente por su estado y no por su talento?”

BB— Más que hablar de un “perfil”, ¿qué les atrajo de vos, para tomarte aun en ese estado en el que la mayoría de las empresas te hubieran descartado como postulante?

FS—Creo que Google decidió por mí porque tengo cosas que jugaron a mi favor. Primero, me gusta asumir riesgos. Ya presentarme a un proceso de entrevista sabiendo que estaba embarazada significa que la empresa puede ser “particular”, pero yo también lo soy. Segundo, acá no es suficiente el hecho de que seas muy bueno en lo que sabés hacer, sino que además puedas traer una ruta, una hoja de vida interesante, rica, que tenga también fracasos, pruebas, intentos.  Empecé a trabajar muy joven, primero en Mc Donalds, gané una beca para estudiar en Finlandia, trabajé y viví en México, en Trinidad y Tobago. Estuve siempre en movimiento y buscando cosas diferentes que sumaran valor y riqueza a mi vida. Me gusta la música, toco instrumentos de oído. Esto en Google suma mucho. Podés tener un PhD en IT, pero si no aportás algo distinto, te va a faltar ese plus.

En tercer lugar, desde un punto de vista más técnico a nivel comunicaciones, creo que una de las cosas que sumó a mi trabajo es un componente de mucha creatividad; y cuarto, no concibo mi trabajo si no es con pasión. Es algo que se transmite, soy una persona apasionada por lo que hago.

Las mujeres en tecnología aportan un estilo de liderazgo diferente

Florencia Sabatini, Gerenta de Comunicaciones de Google Argentina.

Florencia Sabatini, Gerente de Comunicaciones de Google Argentina.

BB— ¿Cómo es tu estilo de liderazgo?

FS—Muy transparente y participativo. Pueden dar cuenta de esto quienes participan de nuestras reuniones semanales, que resultan interesantes, divertidas, dinámicas y enriquecedoras. Trabajar con alegría es fundamental para nosotros.

Creo que mi liderazgo tiene una cuota importante de humor, el buen clima para mí genera todo. Es la base para que uno se sienta cómodo para compartir, para aportar ideas, nadie te va a censurar o mirar con mala cara.

Fui docente universitaria muchos años, eso fue un entrenamiento en cuanto a la dinámica de grupo, lo enfocada que tenés que estar si tenés que mantener atentas a 45 personas. Parte de esa experiencia es lo que me permite gestionar exitosamente los grupos de trabajo.

Creo que la transparencia nos puede llevar siempre más lejos, en vez del ocultamiento, la tergiversación o el disfraz. Hay quienes adhieren más o menos a esta postura porque a veces no es conveniente, políticamente hablando. Pero a mí ser así, sin dobleces, siempre me trajo buenos resultados en el trabajo en equipo. Lo que ves es lo que tenés.

Las mujeres en tecnología suelen romper barreras desde temprano

BB— ¿Trabajaste en empresas donde no era valorada tu creatividad?

FS—Si claro, y era una molestia. Ya en la escuela primaria. No hay mucho espacio para la creatividad en un colegio de monjas. Usábamos uniforme, teníamos que responder a un modelo al que yo no respondía bajo ningún punto de vista.

Fui a la primaria durante la dictadura militar y la cosa muy pautada la puedo soportar hasta que empieza a no tener sentido. Y cuando no lo tenía yo lo replanteaba, con muchísimo respeto, y ése era el problema, porque yo era muy educada, presentaba cartas, hablaba con mucha propiedad.

A los once años me regalaron un organito de veinte teclas y empecé a sacar las canciones de la iglesia. Una vez una maestra me sumó a la misa con mi pequeño órgano, intercalado a las canciones con guitarra. Cuando la directora se enteró, por poco le da un ataque: “acá las canciones de iglesia se tocan con la guitarra, no quiero ninguna variación”, dijo. Fue triste para mí, habría sido una manera de hacer menos monótona la misa.

Un día tocó el timbre de mi casa el único hombre del colegio: el cura, el Padre Ítalo (no me voy a olvidar nunca), me trajo un órgano profesional para que practicara, quería que yo tocara en la misa de fin de año. “Pero la directora no quiere”, le dije. Mi mamá no entendía, yo no le había contado nada. El padre Ítalo le explicó: “Le traje el órgano porque la misa de fin de año la organizo yo, y quiero que ella toque”.

Estuve tres meses practicando. En la misa de fin de año apareció el órgano en la capilla del colegio, todo el mundo miraba extrañado. El propio cura se rebeló conmigo y me acompañó para introducir una innovación donde parecía imposible. Siempre desestructuro moldes, no confrontando mal y, continuamente, aparece alguien a quien le gusta lo disruptivo y dice: “sí, asumamos el riesgo”.

BB— ¿Qué hacer para que las mujeres con iniciativa y enfoque personal conserven ese potencial interno y no lo abandonen en empresas donde no lo reconocen, con jefes que no las valoran? No siempre la solución está en irse y no siempre la solución está en quedarse, ¿que podrías decirles?

FS—Las mujeres creemos que el poder que ahora tenemos se debe a la mayor visibilidad de los temas, pero el poder femenino siempre residió en las propias mujeres. Y creo que este mensaje nos tiene que llevar desde la convicción hasta la acción, a seguir modificando las cosas.

A lo largo de la historia hubo mujeres que hicieron cosas muy importantes en sistemas que estaban en su contra. El registro público de estas grandiosas obras está disminuido, pero ahora con la tecnología e internet no hay límites para su difusión.

BB— La conectividad favorece que no estemos haciendo cosas de manera aislada. Hoy las mujeres nos estamos agrupando, visibilizando, no estamos donde estábamos antes.

FS—La tecnología es un gran acelerador de este proceso. Estoy a favor de la igualdad de género pero no a través de un feminismo extremo. He crecido y evolucionado profesionalmente donde el contexto no era tan favorable, viví un año en México, una sociedad que a principio del 2000 era extremadamente machista, y pude desenvolverme sin problema. Nunca dejé de creer en mí, nunca me sentí inferior.

A veces pienso que las mujeres tenemos que creer más en nosotras mismas para poder ser agentes de cambio con alto impacto. Y vuelvo al inicio de nuestra entrevista: para eso los números son fulminantes, dejemos las declaraciones generalistas y poco precisas. Empecemos a acompañarlas con números y porcentajes. Es bueno que tomemos algo del mundo de los hombres, que son más concretos, más numéricos. Si queremos sumar más mujeres en tecnología y en otros campos tradicionalmente masculinos, usemos herramientas como los datos y las estadísticas.

Insights de Florencia Sabatini para que las mujeres sean agentes de cambio de alto impacto.

Insights de Florencia Sabatini para que las mujeres sean agentes de cambio de alto impacto.