Posts

Liderazgo personal: Cómo transformarte en tu propia líder

Habitualmente tendemos a creer que liderar es la capacidad de inspirar, transformar o generar influencia positiva en otros. Pero nadie lidera a otros sin un fuerte liderazgo personal. Hoy te cuento cómo liderarte para conducirte y crecer en tu carrera profesional.

Pasos para afianzar el liderazgo personal

1Definir tu visión

¿Cuál es tu propósito en la vida, cuál es tu sentido, qué es aquello en lo cual querés dejar una huella? ¿Dónde se juntan tu profesión con tu pasión? ¿Dónde se entrelaza aquello por lo cual te pagan con lo que amas? ¿Tu vocación con tu formación? ¿Dónde estás hoy y donde querés llegar? Aquí tenes que definir un deseo y hacer una declaración:

YO QUIERO SER ­­­______ y QUIERO HACER ­­­______

¿Qué te hace distinta? ¿Única?

Y en esto es importante destacar que vas a requerir de iniciativa, flexibilidad, pasión y perseverancia para lograrlo. No se trata de hacer lo posible. Se trata de hacerlo posible. Para ser una buena líder tenés que conducirte en una dirección: Definila. ¿Cuál es tu propósito, tu visión? ¿Quién querés ser?

El liderazgo personal es algo que se construye de manera consciente. ¿Empezaste a construir el tuyo?

El liderazgo personal es algo que se construye de manera consciente. ¿Empezaste a construir el tuyo?

2Ser protagonista

Ser protagonista es dejar de esperar y simplemente empezar a HACER que las cosas pasen, a comprometerte con tu decisión día a día. Creer en vos es clave. Y creer en vos es una cuestión de elección y de responsabilidad para dar lo mejor. ¿Qué querés elegir hoy? Vos podes ver escasez o abundancia. Y tu forma de mirar depende de vos. Si miras desde la abundancia, podes aprovechar cada situación como una oportunidad para aprender y hacerte cargo. La actitud es lo que hace la diferencia. Para ser una buena líder es imprescindible accionar con voluntad y compromiso.

Seguramente transformarte en quien querés ser es desafiante porque vas a tener que atravesar obstáculos, resolver situaciones y generar habilidades que te acerquen a tu objetivo.

Para desarrollar tu liderazgo personal necesitas un plan de acción que te permita anticipar y diagnosticar tus necesidades, y gestionar tus propios cambios. ¿Cuál puede ser tu plan de acción? ¿Y para qué lo necesitas?

3Administrar tu tiempo

Ningún plan de acción sería tal si no tenemos en cuenta el tiempo que necesitamos para llevarlo adelante. Aquí es clave la claridad con la que puedas enfocarte y cumplir tus plazos. Lo primero que puedo sugerirte es ¡que pienses en grande! Que tengas una visión lo suficientemente poderosa para que te motive a mantenerte siempre en tarea, y fiel para lograrla. Pero que pienses en grande, no quiere decir que tengas que hacer todo ya, o todo de golpe, o todo en un año. Te propongo que puedas distinguir entre lo que es urgente, y no urgente y lo que es importante y no importante. Y que siempre dispongas de tiempo en tu agenda para que tu plan se pueda cumplir.  Tu presente tiene que tener un sentido orientado a tu futuro. Celebra cada logro y ve por el siguiente. Administrar el tiempo es vital en el desarrollo de tu liderazgo personal.

Las emociones nos guían y nos alertan de aspectos que requieren atención. Es importante reconocerlas para auto liderarte.

Las emociones nos guían y nos alertan de aspectos que requieren atención. Es importante reconocerlas para auto liderarte.

4Gestionar tus emociones

Todos los pasos son importantes y este tiene la particularidad de que poder gestionar nuestras propias emociones nos da libertad y seguridad. Las personas tomamos decisiones y resolvemos según las emociones que tenemos. Entonces es importante no tomar decisiones permanentes respondiendo a emociones que suelen ser temporales y estar conectadas a algún hecho que las dispara. Son como faros que nos avisan acerca de algo que sucede y que no reconoceríamos sin esa señal. El miedo, el enojo, la exigencia, la vergüenza, el pánico nos “cuidan” porque nos alertan de algo a lo que debemos prestarle atención. ¿Cuáles son tus emociones? ¿Cómo las expresas? ¿Cuánto tiempo te das para hacerlo? Las emociones vienen y se van. Pero si te quedas en alguna entonces puede instalarse un estado de ánimo que sea perjudicial para tu propia visión. Es necesario ser positiva, ser compasiva y al mismo tiempo ser fuerte y asertiva. Si no te percibís así, podes indagarte. ¿Qué te falta? ¿Qué necesitas? Y en esa pausa que te das puedes crearte buenos hábitos emocionales. El humor es uno de ellos. Una líder conectada con su mundo emocional es siempre más efectiva.

Más sobre autonomía laboral aquí.

5Cuidar y crear tus relaciones

Para ejercer un buen liderazgo personal tenés que cuidar tus vínculos como tesoros. Somos seres sociales y no podríamos lograr nada solas. ¿Cómo son tus relaciones en el trabajo? ¿Cómo te llevas con tus colegas? ¿Qué otras relaciones requiere tu crecimiento profesional? De la calidad de nuestras relaciones depende la calidad de nuestros resultados. ¿Cómo te podés relacionar para generar contextos adecuados para tu propio desarrollo laboral? Una buena líder sabe elegir como, cuando y qué comunicar en cada ocasión. Y en cuanto a comunicar se trata, es imprescindible chequear si lo que se ve de vos es lo que vos querés mostrar. De lo contrario habrá que gestionar los ajustes que requiere tu forma de comunicarte.

La primera que debe comprometerse con tu propio liderazgo personal eres tú.

La primera que debe comprometerse con tu propio liderazgo personal eres tú.

6Desarrollar la confianza

Entre quien sos hoy y quien querés ser, hay un salto de confianza. ¿Cuánto confías en vos? Te sugiero: Ser coherente entre lo que decís y lo que hacés; sentirte capaz con las habilidades y competencias correctas; ser confiable y cumplir con tus propias promesas; y dar lo mejor de vos. Las preguntas que te pueden ayudar son: ¿Cuánto cumplís tus propias promesas? ¿Cuánto pones de vos para mejorar? La confianza en vos misma es requisito para las grandes conquistas personales. Liderarte requiere que te tengas cada vez más confianza.

Entérate cómo integrar el networking profesional a tu vida.

El liderazgo personal en marcha

Todo depende de cuán buena observadora seas de vos misma y de lo que te rodea. De estar abierta al aprendizaje, de mantener el foco en tus objetivos, de poner límites firmes, de animarte a nuevas formas de vivir y organizar tu día. Ante todo de conectarte con lo que te importa verdaderamente, de soñar en grande y crear acciones para lograrlo.

¿Qué nuevas preguntas te surgieron ahora? ¿Que necesitas aprender? ¿Qué necesitás para transformarte en la líder de tu propia vida? Planificar, ejecutar, evaluar, ajustar, y no darte por vencida. Vos sos mucho más que cualquier obstáculo que aparezca, vos podes crear un mundo mejor para vos misma.

Te dejo estas preguntas para que vayas despertando tu propio liderazgo para crear una visión estratégica de vos misma y descubrir tu forma de salir al mundo:

¿Qué líder querés ser de vos misma?

¿Para qué te sirve ser tu propia líder?

¿Qué valor tiene para tu vida que puedas liderarte?

Siempre podes marcar una diferencia. Un antes y un después. Es cuestión de decidirte y ponerte en marcha. Escuchate, conocete y transformate para liderarte en la búsqueda de tu propio crecimiento y solidez profesional.

Tu marca personal ya existe. ¿Cuán bien se ajusta a tus metas?

Cuando les pregunto a las mujeres que son parte de nuestro programa Step Up Plus “¿Cuál es tu marca personal?” la mayoría se queda callada. No están seguras si me refiero al mensaje del elevador o algo totalmente distinto.

La diferencia entre el mensaje del elevador (elevator pitch) y tu marca personal

Tu mensaje de elevador es más bien una publicidad que puedes crear con cuidado para explicar quién eres. Qué impacto tienes en los terceros, en qué te destacas, cuáles son tus objetivos, etc. La diferencia principal entre el mensaje del elevador y tu marca personal es que, del primero, tienes el 100% del control. Pero no puedes controlar el 100% de tu marca personal porque existe en la mente de la gente.

¿Qué dicen de ti a tus espaldas?

¿Qué dicen de ti a tus espaldas?

¿Qué es tu marca personal?

Dicho de manera simple, tu marca personal es cómo te perciben los demás. Es la imagen que los terceros se forman de ti. Qué experiencia tienen contigo. Lo que construye tu reputación. Una suerte de collage de varios aspectos que incluyen tu:

  • Presencia
  • Conducta
  • Personalidad
  • Valores
  • Sentido del humor
  • Manera de hablar
  • Relaciones
  • Ideas
  • Apariencia

Y mucho más. O sea, es verdad que hay cierto grado de control que puedes ejercitar sobre la percepción que tienen los demás de ti. Puedes ajustar tu conducta, la manera en que presentas tus ideas, el tipo de personas con las que te relacionas o cómo te vistes. Pero ¿cuánto puedes ajustar tu personalidad, tu sentido del humor y tus valores más profundos? Esos son aspectos mucho más difíciles de cambiar.

Respeta tu palabra y tendrás una excelente reputación y marca personal

Respeta tu palabra y tendrás una excelente reputación y marca personal

Lo quieras o no, tu marca personal ya existe

Por ende, ¿por qué no averiguar cómo es? Un ejercicio simple pero muy efectivo para obtener un panorama claro de cómo te perciben los demás es conducir tu propia investigación de mercado. Envía una nota breve a un grupo de 5 a 10 colegas, jefes o amigos en los que confíes. Deberías decirles algo así:

“Estoy evaluando mi marca personal y agradecería tus comentarios. ¿Podrías compartir conmigo las primeras frases o adjetivos que te vienen a la mente cuando piensas en mi? Por ejemplo: ‘Trabajas duro. Eres puntual. Rara vez te sumas a eventos sociales con tus colegas. Evitas probar cosas nuevas.”

Al dar ejemplos claros y de características que suelen ser consideradas tanto positivas como negativas, muestras tu interés en recibir respuestas honestas. Revisa los resultados de tu encuesta y trata de no tomártelos demasiado a pecho. Luego pregúntate:  Estas respuestas ¿encajan con lo que yo pienso de mi misma? Y también: ¿Es este el tipo de marca personal que necesito para cumplir con mis objetivos de carrera actuales y futuros?

Si lo que piensas de ti misma difiere sustancialmente de la percepción sobre ti que tienen otros, tal vez sea hora de pedir ayuda. Busca un mentor o un coach que pueda orientarte sobre cómo alinear mejor tu imagen con tus metas.

La Primera Dama Michelle Obama tiene una marca personal sumamente clara y reconocible. ¿Cuán reconocible es la tuya?

La Primera Dama Michelle Obama tiene una marca personal sumamente clara y reconocible. ¿Cuán reconocible es la tuya?

Si la percepción que otros tienen de ti no respalda tus objetivos profesionales, explora las áreas en las que puedes hacer ajustes.

Las siguientes sugerencias te pueden ayudar a impactar tu marca personal en el plazo más corto posible.

1Tu palabra es sagrada. Restáurala

Cuando prometes algo, cúmplelo. Si ya sabes que no podrás cumplir con una promesa, no la hagas. Renegocia un mejor plazo de entrega. Cada vez que rompes tu palabra afectas de manera negativa tu marca personal. Es decir que debes evitar a toda costa ponerte en esta situación.

2Evalúa tus relaciones más cercanas y elige personas de primer nivel

Pregúntate si quienes te rodean fortalecen o debilitan tu marca. Recuerda el dicho: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Si estás con individuos respetados por los demás, de alguna manera te contagiarás esa reputación. Pero lo contrario es también cierto. Así que mantente alerta.

3Se consciente de tu conducta todo el tiempo

Gran parte de tu marca personal surge de la experiencia que los terceros tienen contigo. De manera que pregúntate: ¿Saco ventaja de los demás? ¿Critico o me río de la gente?¿Estoy siempre dispuesta a dar una mano cuando alguien la necesita? ¿Me ofrezco para ayudar en proyectos de la compañía? ¿Soy alguien confiable? ¿Le alegro el día a los demás? Hay un millón de preguntas similares a estas que te pueden ayudar a pensar cómo tu conducta impacta tu marca personal.

4Enfócate en tu apariencia

Cualquiera sea tu estilo personal, verte limpia y prolija siempre te sumará puntos. Revisa nuestra sección de Guía de Estilo para encontrar sugerencias desde el uso de accesorios hasta cómo vestirse para los viernes casuales.

Frida Kahlo Self Portrait with Monkeys- Foto Cortesía de la Frida Kahlo Foundation- www.frida-kahlo-foundation.org

Frida Kahlo tiene una marca muy reconocida. ¿Y la tuya? Frida Kahlo Self Portrait with Monkeys- Foto Cortesía de la Frida Kahlo Foundation- www.frida-kahlo-foundation.org

Si estás contenta con los resultados de tu investigación de mercado, lo único que te queda por hacer es reforzar tu marca personal. Y aprender a usarla para tu beneficio.

Aquí te doy algunas sugerencias:

1Apalanca lo que te hace única

Trae contigo a cada rol eso que te distingue. Considera lo siguiente: Siempre que piensas en tu producto o persona favorita, te viene a la mente una característica particular. De esta misma manera, cuando piensan en ti los demás deberían formarse una idea específica. “La líder inspiradora”. “La promotora del cambio”. “La persona que ayuda a los demás a triunfar”.

2Encuentra iniciativas a las cuales tu marca personal les agregue valor

¿A dónde podrías hacer una diferencia? Por ejemplo, si tu marca es “la líder que más sabe de diversidad e inclusión”, podrías acercarte a un equipo al que le esté haciendo falta exactamente eso.

3Continúa construyendo tu marca

Si Starbucks dejara de ofrecer sillas cómodas, wi-fi gratis y café, probablemente dejarías de organizar allí tus reuniones, ¿verdad? Se han establecido no sólo como cafetería sino como el “tercer lugar”. Ni la oficina, ni tu casa. Bueno, tu marca es quien eres. Si la dañas, la gente dejará de pensar en ti como la primera opción cuando surge una oportunidad.

Como ves, eres inseparable de tu marca personal. Hay cosas que puedes ajustar y otras que no. Modificando ligeramente aquellas que puedes reforzarás la percepción positiva que proyectas en los demás. Al fin y al cabo, eso es lo que siempre te abrirá más puertas.

Considera sumarte a nuestro programa Step Up (para individuos) o Step Up Plus (para compañías) para desarrollar tu marca personal y las habilidades blandas críticas para crecer profesionalmente. Eso es lo que sabemos hacer mejor.

 

4 tendencias de moda 2016, ideales para la oficina

Ante el eterno dilema de llevar o no las tendencias de moda a la oficina, la respuesta es que sí, siempre que sepas aplicar la fórmula “moda + sentido común”. En efecto, un look moderno y profesional se logra a través de combinar el dictado de las pasarelas con piezas clásicas en colores integrados entre sí.

Los Casual Fridays, o Viernes Casuales, son la oportunidad perfecta para aplicar las últimas tendencias de moda a tu outfit profesional.

Mujer preparando cartera para la oficina

Aprovecha los Viernes Casuales, o Casual Fridays, para aplicar las tendencias de moda a tu look para la oficina. – Foto: iStock

En 2016, tendencias como los géneros guingán, el denim para vestir o los bohemios estampados de parches, pueden llevarse de una forma armónica de la pasarela a la sala de reuniones.

Veamos cuáles son las tendencias que mejor se ajustan a los looks profesionales, y cómo combinarlas para un estilo ganador.

Tendencia de moda 1: Las rayas de colores vibrantes

En 2016, el clásico rayado blanco y negro se muta a propuestas más audaces, con franjas más anchas, más coloridas y más vibrantes.

Para el caso de la oficina, es una buena idea adoptar este estampado como punto focal en una blusa, y equilibrar con piezas clásicas en colores neutros, como vemos en mi propuesta de la siguiente foto. Un jean blanco puede ser un excelente compañero para un Casual Friday.

Tendencias de moda 2016. Conjunto de blusa a rayas roja y negra con pantalón blanco y accesorios

Puedes equilibrar el impacto visual de unas rayas de colores vibrantes, con accesorios y piezas de líneas clásicas en colores neutros. – Foto: Polyvore / veromezzini

Si quieres ir más allá, puedes agregar un accesorio que acompañe el look sin competir, como en el caso de la cartera negra con rayas al tono.

Lee además: ¿Qué significan los zapatos rojos para el Red Shoe Movement?

Tendencia de moda 2: Los cuadros protagonistas

El cuadrillé o el tejido guingán es también una fuerte tendencia de temporada ideal para la oficina. Dependiendo de tu personalidad y tipo de cuerpo, puedes adaptarla en blusas, en tops y hasta en vestidos.

Si eres una mujer que no le teme a los riesgos, una propuesta como la de la foto siguiente puede ser perfecta para ti. Para la oficina, prefiere un cuadrillé en tonos neutros. En este caso, optamos por un vestido en blanco y negro, al que le agregamos divertidos toques de amarillo y rosado, que aportan también la nota de femineidad.

Tendencias de moda 2016. Vestido a cuadros con cartera y zapatos amarillo y rosado, con accesorios al tono

Accesorios rosados y amarillos complementan de manera femenina un vestido a cuadros blanco y negro. Unos zapatos de Lola Ramona nos ayudan a imprimir cierto carácter vintage – Foto: Polyvore / veromezzini

Tendencia de moda 3: El estampado de parches

También conocido como patchwork, esta tendencia que pisa fuerte puede aplicarse en piezas funcionales y minimalistas, para lograr un look apropiado para la oficina.

Adóptala en una maxi falda con vuelo, y combínala con piezas al tono que integren los colores del estampado, en el caso del look de la foto, rojo, fucsia y negro. Agregamos también un brazalete dorado como punto focal, que colabora con este look bohemian-chic.

Tendencias de moda 2016. Falda estampada con parches, cartera y top rojo, cardigan negro y accesorios dorados

Puedes dar un acento bohemio a tu look de oficina en una sola pieza, con accesorios minimalistas al tono. – Foto: Polyvore / veromezzini

Tendencia de moda 4: El denim para vestir

El denim ligero llegó para quedarse hace algunas temporadas, y en 2016 se consolidó como una de las grandes estrellas de las pasarelas, en cómodos y funcionales vestidos, pantalones de piernas anchas, chalecos, camisas y faldas. Esta temporada, el ingrediente adicional son los bordados y estampados sobre telas de jean livianas y versátiles.

Cuando se trata de un look para la oficina, te recomiendo dejar el demim únicamente para los viernes, y solo si el código de vestuario de tu compañía lo permite. Escoge una falda o un vestido como el de la foto, que puedes complementar con un cinturón blanco, sandalias con tacón de madera y un bucket bag que también es tendencia. Aretes, brazalete y anteojos con sabor vintage pueden completar el equipo.

Tendencias de moda 2016. Vestido de jeans a lunares con accesorios casuales

Las piezas ideales para llevar el demin a la oficina son vestidos y faldas. Foto: Polyvore / veromezzini

 

Más tendencias de moda 2016 para la oficina

Otras tendencias de moda 2016 que puedes llevar a la oficina son las rayas tipo camisa, los plisados, que puedes aplicar en una falda acompañada con una chaqueta de vestir y un par de stilletos, o por qué no como detalle en una blusa.

En 2016 también se imponen los volados. Para un look proefesional, úsalos de manera inteligente: como un pequeño toque en una blusa, falda o chaqueta.

Tendencias de moda 2016. Pies de modelo caminando sobre pasarela en desfile de modas

Para llevar una tendencia de las pasarelas a las salas de reuniones, la clave es utilizar la moda como parte de tu atuendo, y evitar que ésta se lleve todo el protagonismo. Foto: iStock

Recuerda siempre la regla de oro: utiliza las tendencias de moda de manera sutil, que juegue en equipo con el resto de tu atuendo, y nunca la conviertas en la super estrella de tu look.

Imagen profesional: Usa los accesorios a tu favor

Para un gran número de mujeres, vestir para ofrecer una imagen profesional que proyecte autoridad y competencia se ha convertido en todo un reto. A menudo caen en la trampa de escoger prendas de corte y color masculinos para conseguir comunicar seriedad y profesionalidad.

En un mundo donde sólo el 16% de los puestos directivos son ocupados por mujeres la preocupación por desempeñar un excelente trabajo va unida a la preocupación por mantener una imagen profesional que proyecte capacidad de liderazgo. Y desafortunadamente, esta imagen profesional suele estar masculinizada en ambientes tradicionales, formales y conservadores.

Los zapatos rojos son un perfecto accesorio no solo para celebrar los #RedShoeTuesday sino para darle un toque personal a un "outfit" profesional en cualquier momento.

Los zapatos rojos son un perfecto accesorio no solo para celebrar los #RedShoeTuesday sino para darle un toque personal a un “outfit” profesional en cualquier momento.

Sin embargo, tienes unos grandes aliados para darle un toque personal a tu imagen profesional. Los accesorios te ayudarán a acentuar tu feminidad, tu personalidad y a complementar tu atuendo. Tu peinado, tu maquillaje, tus lentes, tus zapatos, tu bolsa y tus joyas hablan mucho de ti.

Siempre ten en cuenta que el accesorio complementa, no es el centro de tu imagen. Y por ello, es muy importante que comunique tu capacidad de atención al detalle pero que no sirva de distractor.

Recuerda la regla de oro para tu atuendo profesional: no uses más de 3 accesorios al mismo tiempo, especialmente si éstos son grandes o llamativos. Por ejemplo, si usas unos lentes grandes y vistosos, evita sobrecargar los ojos con maquillaje y usar aretes llamativos y ostentosos. Cuanto más recargues tu outfit, más casual y menos elegante se verá.

Aquí puedes leer más a cerca de cómo vestirse para el trabajo.

10 accesorios que te ayudarán a personalizar tu imagen profesional

Corte de pelo: Un buen corte de cabello hace que la personalidad de una mujer resalte. La mujer ejecutiva o con aspiraciones a serlo, debe siempre ir bien peinada y tener el pelo cuidado. Si tiendes a teñirte el pelo, hazlo siempre en colores naturales y recuerda retocarlo cada mes. Las raíces de otro color proyectan descuido y falta de cuidado en los detalles. Si llevas una melena larga (más de 2cm por debajo de tus hombros), recógela en una cola de caballo o un moño. Y si la llevas suelta, asegúrate de que se vea prolija y bien arreglada.

Maquillaje: El maquillaje debe ser minimalista y sobrio. Multitud de estudios e investigaciones arrojan claras evidencias de que el correcto uso de maquillaje en la mujer la hacen ver más cuidada, y le ayudan a proyectar una imagen profesional. Dale más protagonismo a tus ojos que a tus labios con el fin de que tus colegas, jefes y clientes te miren a los ojos cuando hablen contigo. Conseguirás así que la comunicación sea más efectiva. No te excedas en la cantidad ni en el número de sombra de ojos, y evita las pestañas postizas a menos que sepas usarlas muy bien y luzcan muy naturales. Recuerda tratar tu maquillaje como un accesorio, y por ello, como un complemento de tu imagen profesional.

Manos con uñas prolijas pintadas de rojo

Usas tus manos para expresarte por lo cual son una parte importante de tu comunicación. Lleva las uñas prolijas y bien cuidadas.

Uñas: Funcionan como la parte primordial de las manos y las manos son esenciales para la comunicación con tus interlocutores. Es por ello que mantenerlas limpias y cuidadas es una prioridad. El largo de las uñas ideal es de corto a medio. Evita las uñas excesivamente largas. En cuanto a color de lacas (esmaltes) de uñas, usa preferentemente colores claros y tradicionales tales como la manicura francesa, neutro, beige, rosa palo y brillo. El rojo es un color aceptable en el ámbito profesional. Eso sí, es mandatorio que la laca de uñas esté impecable. Dependiendo del ambiente laboral en el que te desempeñes, será necesario o evitar tonos llamativos como fucsia, verde, naranja o demasiado oscuros. Cuanto más creativo el sector en el que estés, mayor libertad de acción tienes.

Fragancias: La fragancia elegida para el entorno profesional debe ser discreta, más bien cítrica para que no se mezcle con los olores corporales, duren más tiempo y no cambien de olor.

Recuerda siempre que la memoria olfativa es mucho más potente que la memoria visual y la auditiva. Por lo cual la mala elección de una fragancia puede arruinar la primera impresión que causas en tu interlocutor en base a los recuerdos o pensamientos que tu fragancia le pueda provocar.

Joyas: Si trabajas en una empresa cuyo código de vestimenta es más casual o informal, podrás usar accesorios y joyas más grandes y llamativos. Sin embargo, si tu trabajo se desarrolla en un entorno conservador y formal, proyectar una imagen profesional requerirá que uses joyas discretas en tamaño y en color. Ahora, si tu personalidad te pide usar accesorios grandes, hazlo, respetando la máxima de los tres accesorios por look. Es decir, si quieres usar una gargantilla grande, equilibra el exceso con unos pendientes o aretes pequeños y un reloj discreto.

Ten en cuenta la forma y el tamaño de tu rostro y de tu escote a la hora de escoger los collares, gargantillas y pendientes o aretes. Si tienes la cara muy redonda, inclínate por aretes lineales o geométricos. Si tu cara es muy angulada, opta por aretes redondeados y de formas suaves. Si tu escote es en forma lineal o en V, escoger collares que repitan la misma forma conservará el equilibrio de tu atuendo. Evita joyas excesivamente brillantes cuando busques proyectar una imagen profesional.

Beth Bores cita sobre uso de accesorios para imagen profesional - Los accesorios complementan y comunican tu capacidad de atención al detalle. No deben distraer la atención.

Aprender a usar los accesorios a tu favor puede favorecer enormemente tu imagen profesional

No te pierdas este artículo sobre impacto psicológico de vestir con ropa formal

Medias:  Usa medias del mismo color que la falda y/o el zapato para alargar y estilizar tus piernas. En el ámbito profesional formal, las medias tendrán un grosor máximo de 40 DEN, siendo más aconsejables las de 20 DEN. Si la falda es de un color claro, opta por unas medias de color natural o carne. Con pantalón, usa la media (calcetín) del mismo color del pantalón para hacer una transición suave entre el pantalón y el zapato. En el caso de no encontrar medias del color del pantalón, elige un calcetín del color del zapato. Cada vez se ve con mayor frecuencia mujeres que optan dejar las medias de nylon en casa durante el verano. Observa tu ambiente laboral y déjate llevar por lo que hagan las mujeres de mayor jerarquía.

Zapatos rojos como accesorios para cualquier outfit

Cuando se trata de proyectar una imagen profesional, escoge zapatos apropiados al sector en que te desempeñas.

Zapatos: Zapatos de tacón que no superen los 10cm y en colores neutros. Si los zapatos son abiertos evita las medias. Recuerda, de todos modos, que hay ciertos ambientes laborales más conservadores donde no están bien vistas las sandalias o las botas. Pero, nuevamente, observa cómo visten las ejecutivas y guíate por su conducta.

Bolso, bolsa o cartera: El bolso es también un elemento del vestuario con un código de comunicación propio.

Elementos de diseño: cuanto más liso y simple es el bolso, mayor elegancia y autoridad proyecta.

Elige colores neutros y oscuros (negro, marrón, cámel, azul marino, gris) si quieres proyectar poder y autoridad. Y recuerda, hoy en día, no es necesario que el bolso sea del mismo color que los zapatos.

Forma: Los bolsos estructurados y rígidos o semi-rígidos son más formales que los bolsos suaves y más flexibles.

Tamaño: Es importante que siempre tengas en cuenta tu escala corporal a la hora de elegir un bolso. Si eres una mujer alta y corpulenta, inclínate siempre por bolsas de tamaño mediano dado que el tamaño pequeño no armonizará con tus proporciones. Un bolso de tamaño pequeño o mediano es más formal que un bolso grande, que no será nunca apropiado para dar una imagen profesional en un ambiente formal de negocios.

NOTA IMPORTANTE: Evita llevar bolso y maletín profesional (porta-documentos) al mismo tiempo. En caso de que uses maletín, escoge un bolso que quepa dentro del mismo.

Mujer con ropa profesional y accesorios

Aprovecha accesorios para proyectar una imagen profesional

Cinturón: Si bien el cinturón en la mujer no es mandatorio en general, sí lo es cuando la falda, vestido o pantalón lleva presillas. Elige el cinturón teniendo en cuenta tu torso. Si tienes una cintura definida, puedes resaltarla usando un cinturón en color distinto al vestido, falda o pantalón. Si tienes barriguita, opta por un cinturón estrecho del mismo color que la prenda sobre el que se aplica.

Gafas o lentes: Son otro accesorio que ayuda enormemente a darle personalidad a tu imagen profesional. Si eres más bien clásica y conservadora, inclínate por monturas o armazones metálicos o de carey (acrílico) en colores tradicionales. En caso contrario, atrévete con monturas más llamativas que proyecten una forma de ser más dramática o creativa.

5 Puntos Claves a Recordar

Para concluir, recuerda estos cinco puntos cuando elijas accesorios para complementar tu imagen profesional:

  • No son la parte central de tu imagen sino que la complementan.
  • Tienen el poder de llamar la atención sobre el área en la que se encuentran, así que decide dónde y cómo usarlos en función de la parte de ti que quieras resaltar.
  • Su buen o mal uso puede elevar o dañar tu imagen profesional.
  • Son un aliado formidable para actualizar y modernizar cualquier outfit.
  • Son el fiel reflejo de tu personalidad. Sírvete de ellos para construir tu estilo personal.

Cómo vestirse para el trabajo respetando el estilo personal

Una de las preocupaciones más frecuentes de mis clientas es cómo vestirse para el trabajo sin perder su personalidad. ¡Respetando ciertos principios básicos puedes lograrlo fácilmente!

En mis años de experiencia como consultora de imagen, he visto el guardarropa profesional de muchas mujeres, desde CEO y altas ejecutivas, hasta emprendedoras, profesionales independientes y mujeres recién graduadas de la Universidad.

Como vestirse para el trabajo cita inspiradora de Beth Bores

Tu imagen personal habla de manera subliminal de cuán responsable

No hay una fórmula mágica que cubra las necesidades de cada mujer para tener un guardarropa profesional completo, dado que el código de vestimenta varía en función de la industria en la que trabaja, el país en el que vive, los valores y sobre todo el propio estilo personal. Sin embargo, sí hay algunos puntos básicos en los que debes fijarte a la hora de construir tu guardarropa profesional. Aquí te los revelo uno a uno.

Cómo vestirse para el trabajo – Características del guardarropa profesional femenino

Independientemente de las piezas que lo integren, tu guardarropa profesional debe reunir las siguientes características:

Guardarropa profesional femenino. Una mujer con falda a rayas y blusa sin mangas

Teniendo presente las reglas básicas a la hora de saber cómo vestirse para el trabajo no hay forma de equivocarse.

Ser dinámico— Reflejará que eres una mujer actualizada.
Ser versátil— para que puedas vestirte según la agenda del día.

Comunicar— Tu imagen transmite y comunica todo el tiempo. Busca proyectar autoridad, profesionalidad, accesibilidad y apertura al diálogo, actualidad y otros valores que sean importantes para conferir presencia ejecutiva .

Ser funcionalPráctico, elegante, coordinado. Que se pueda transportar en una maleta o en una bolsa de mano. Que impacte y que se vea fresco desde la mañana hasta la noche.

Respetar tu estilo personal— Si no te sientes cómoda con la ropa que llevas puesta, difícilmente logres transmitir seguridad y confianza, dos aspectos indispensables para que los demás crean en ti.

Mantener una buena imagen es fundamental pues es reflejo de profesionalidad, cuidado del detalle, control de una misma y del entorno. Lucir una buena imagen proyecta el mensaje que sabes cuidar de ti misma y por lo tanto, proyecta un mensaje subliminal de que puedes cuidar de todo aquello que esté bajo tu responsabilidad también.

¿Cómo vestirse para el trabajo? 4 Reglas básicas para construir tu guardarropa profesional

Como vestirse para el trabajo

Si bien los trajes oscuros proyectan autoridad, descubre tu propio estilo para agregarle un toque personal a tu guardarropa profesional

1Conoce tu colorimetría personal. Usar los colores adecuados en función de tu piel, color de ojos y cabello ayuda a que te veas más joven, saludable y enérgica.

2Ten presente tu ambiente laboral y la posición que ocupas en el directorio u organigrama empresarial. A la hora de descubrir cómo vestirse para el trabajo no es lo mismo trabajar para una firma de abogados o una institución financiera, que demandan un estilo más formal y conservador, que en una agencia de publicidad o marketing donde se permiten estilos mucho más relajados y casuales.

3Conoce los límites de tu estilo. Si tienes un estilo muy informal, ten en cuenta que hay ciertos ambientes en los cuales necesites presentarte con un atuendo más formal. Para eso es bueno encontrar piezas con las que te sientas cómoda, aun cuando no sean las que usarías regularmente.

4Conoce los códigos de comunicación de colores, tejidos, formas y contrastes. Aunque no lo creas, existen sutiles códigos aceptados en la sociedad. A medida que entran más mujeres al mercado laboral estos códigos van cambiando y flexibilizándose pero los cambios toman tiempo. Por eso, conocer estos códigos te ayudará a elegir correctamente en función del mensaje y la imagen que quieras proyectar.

En este video ves una amplia gama de opciones para un guardarropa profesional.
  • En las sociedades occidental los colores oscuros (negro, azul marino, gris oscuro, color vino, verde botella)
    4 reglas indispensables para saber cómo vestirse en el trabajo

    Sabiendo estas cuatro reglas siempre tendrás un guardarropa profesional

    proyectan autoridad, sobriedad, liderazgo y cierta distancia. Los colores claros y los colores cálidos proyectan una imagen más cercana, accesible, jovial.

  • Las prendas estructuradas y entalladas tienen un código de mayor autoridad y poder que las prendas de cortes más relajados.
  • Los tejidos finos y ligeros son más formales y adecuados para un código de vestimenta de negocios que los tejidos gruesos, con textura o más rígidos.
  • Los contrastes altos (entre tonos claros y oscuros o intensidades brillantes y opacas ) proyectan mayor liderazgo y autoridad. Los contrastes medios o bajos proyectan mayor accesibilidad y cercanía.

Prendas básicas de tu guardarropa profesional

Si buscas la respuesta a cómo vestirte para el trabajo con el menor esfuerzo posible, hay ceritas prendas básicas que no deben faltar en tu guardarropa profesional.

  • Guardarropa profesional femenino. Una mujer con falda y top de mangas tres cuarto

    ¿Cómo vestirse para el trabajo? Con frecuencia, un buen accesorio puede darte el toque personal que te distinga.

    Tres trajes sastres en colores negro, gris y azul marino

  • Seis blusas y tops
  • Tres pantalones (gris, azul marino y negro)
  • Un vestido negro o azul marino y otro de color o estampado
  • Dos blazers
  • Dos faldas
  • Tres pares de zapatos de tacón no superior a 10cm, siendo los más cómodos y apropiados los de alrededor de 4.5cm Los colores más combinables son el negro, marrón y beige, pero no olvides tener un par de zapatos rojos que lucirás los días martes para celebrar Red Shoe Tuesday y manifestar tu apoyo al crecimiento profesional de las mujeres. Incluso puede que hagas de ellos tu marca personal. Quizás te interese leer más acerca de cómo construir tu marca personal en este artículo.
  • Un bolso y una cartera de cuero (piel), de diseño sencillo y alta calidad. Cuanto más simple y más estructurado sea su diseño, mayor poder y seriedad proyectan.
  • Un buen abrigo,
  • Un buen paraguas,
  • Accesorios de calidad. (¡Este es un artículo ideal para expresar tu estilo y personalidad!) En cuanto a los relojes, un reloj metálico (de oro, plata, platino) de tamaño medio, o un reloj de correa de cuero son más apropiados para un código de vestimenta profesional formal que los relojes de correa de caucho o plástico y los relojes de colores, más apropiados para los ambientes casuales.
Que zapatos me pongo - dibujo de distintos zapatos

Una de las reglas de saber cómo vestirse para el trabajo es entender bien el ambiente y la ocasión.

A la hora de causar una buena primera impresión en tu lugar de trabajo, nada como vestir de manera impecable para proyectar una imagen de líder. El desafío es aprender a combinar elementos clásicos y tradicionalmente valorados por el “corporate establishment” con aquellos que reflejen tu estilo personal. Al final del día, ser auténtica y exudar confianza en ti misma es lo que más lejos te permitirá llegar. Pero como con todos los temas que se refieren a tu marca personal e imagen, lo que debes evitar es que tu ropa te cierra las puertas antes de que los terceros descubran el gran valor que tienes para ofrecer.

Marca personal: cómo definir la tuya

Crear una marca personal fuerte es decisivo en el desarrollo de tu carrera profesional

¿Qué es marca personal?

Sé que has oído hablar mucho de marca personal. Pero partamos de la misma base para poder entendernos bien. Marca personal es, en pocas palabras, cómo te perciben los demás. Y como nos recuerda Oscar Wilde “Sé tú misma. Los demás personajes están ocupados”.

La huella que dejes en los demás será la identidad de tu marca personal.

Asegúrate de que los demás tengan una buena experiencia contigo ya que tu marca personal se define en esa percepción que creas.

El concepto de marca personal nació en los EEUU como una herramienta para distinguirse a la hora de buscar empleo. Y de ahí viene el desarrollo de la marca personal en forma paralela a cómo se desarrolla una marca comercial. Y así es como la vamos a analizar hoy en este artículo. ¿Qué hace una marca comercial para llamar la atención del consumidor y lograr que compre su producto de entre muchos otros parecidos? La pregunta puedes traducirla a tu persona: ¿Cómo vas a lograr que tu interlocutor compre tu mensaje, tu producto, tus servicios de entre todos los que se ofrecen en el mercado?

Hoy en día, la mayoría de los profesionales han alcanzado niveles de preparación técnica muy altos. Es relativamente común que un head-hunter se encuentre leyendo CVs muy parecidos si no idénticos entre sí, compitiendo por un mismo puesto de trabajo, por un mismo ascenso, por un mismo rol en un proyecto. Lo que te distinguirá de los demás no son tus competencias duras, sino tus competencias blandas. Es decir, tu imagen personal, tu actitud, la manera de desenvolverte en distintas situaciones, tu capacidad de crear experiencias positivas en los demás, de impactar y dejar huella, y tus competencias en comunicación, tanto verbal como no verbal.

Construye tu yo.com – 4 Estrategias para desarrollar tu marca personal

Pero vayamos por pasos y marquemos unas pautas a trabajar para lograr construir esa marca personal que te permita distinguirte del resto por las razones adecuadas.

1Crea y cuida con sumo cuidado tu huella digital. La huella digital es cómo te presentas en Internet. A medida que avanzamos por el siglo XXI, este factor que antes existía sólo en ciencia ficción hoy es real y nos afecta a todos.

La huella digital - foto de huella digital

Cuida tu comunicación digital ya que constituye una parte fundamental de tu marca personal

Tu reputación online nunca ha sido más importante que hoy. Hay multitud de casos de personajes públicos que se han visto afectados por opiniones, chistes, juicios de valor y bromas hechas en Internet.

Hoy en día, es muy común conocer a las personas, o a las empresas, a través de internet antes de tener un primer contacto personal con ellas. Es por esta razón por la que tu huella digital debe reflejar tu marca personal con claridad ya que es lo que la gente usa para formarse una primera impresión de ti.

Quizás te interese leer el artículo sobre la importancia de la primera impresión
  • ¿Cómo son tus emails, textos, Whatsapp? ¿Cómo saludas? ¿Cómo estructuras el mensaje? ¿Es claro, conciso y breve? ¿Cómo te despides? ¿Compruebas que no haya errores de teclado u ortografía antes de mandarlos? Hoy en día, los correctores hacen maravillas, o desgracias, ambas de igual tamaño. Y estoy segura que todos podríamos poner numerosos ejemplos, propios y ajenos.
  • ¿Cómo es el mensaje de tu buzón de voz? Son muchos los números de teléfono que marco y no hallo un mensaje cuando salta el buzón de voz, con lo que no suelo dejar mensaje por si estoy marcando el número equivocado. ¿Sabes cuántas oportunidades puedes estar perdiendo por ello? Por otra parte, proyecta falta de profesionalidad. Recuerda, lo que distingue lo bueno de lo mejor son los detalles. No dejes flecos que denoten falta de detalle.
  • ¿Qué encuentras cuando escribes en un buscador tu nombre? ¿Y en las redes sociales? ¿Y en los chats y foros?
  • Ten en cuenta que las redes sociales son un escaparte de tu información personal. No hagas bromas, ni emitas opiniones, ni cuelgues fotos o información sensible en tus muros.
  • Sé precavida en las personas, asociaciones u organizaciones con las que te relaciones en Internet. Recuerda que asociarte con ellas puede afectar tu marca personal.

Tu huella digital tiene un peso específico grande en tu reputación profesional y personal, base y fundamento de tu marca personal.

Aquí tienes un video sobre los 7 pecados contra la marca personal

2Asegúrate que tu imagen personal coincida con la marca personal por la que deseas ser reconocida. No permitas que la mala gestión de tu imagen personal proyecte el mensaje equivocado y destruya tu marca personal.

Tu imagen personal juega un papel muy relevante en tu marca personal. Es como el packaging de un producto. Las compañías invierten fortunas en el packaging de un producto porque saben que la imagen visual es crítica para provocar que un potencial cliente elija su producto en lugar del de la competencia. El mismo principio aplica a las personas. Con mucha frecuencia los reclutadores escogen a los candidatos en base al grado de identificación de la imagen del candidato con la imagen de la compañía. Y eso, traducido, significa una buena imagen personal, cuidada, pulida y que proyecte competencia y profesionalidad.

Marca personal Cita inspiradora de Beth Bores - Tu estilo personal puede convertirse en la parte mas visible y mas representativa de tu marca personal

¡Define tu estilo personal!

  • Descubre el estilo personal que más refleja tu personalidad y el mensaje que quieres transmitir. Tu estilo personal puede convertirse sin duda en la parte más visible y más representativa de tu marca personal. Un estilo, un accesorio, una prenda de ropa. El uso de los zapatos rojos los días martes puede convertirse en tu marca personal, que proyecta el mensaje que tú apoyas el incremento de la visibilidad del talento femenino y el avance de la mujer en los puestos de liderazgo en las compañías y en la sociedad.
  • Escoge el código de vestimenta adecuado que refleje qué representas y a quién te diriges.
  • Cuida hasta el mínimo detalle tu higiene personal: manos siempre limpias e hidratadas, uñas limpias y con esmaltes clásicos y discretos, estilo y corte de cabello adecuados a tu edad y forma de cara, estado de la ropa impecable (evita manchas, botones caídos, bastillas descosidas), uso discreto de perfume (la memoria olfativa es muchísimo más rápida que la memoria visual. Si usas un perfume cuyo olor provoque malos recuerdos a tu interlocutor, no tendrás oportunidad de avanzar en tu objetivo), olores corporales (evita olor a sudor, mal aliento, uso de ambientadores pesados en tu oficina).

3Tu actitud y tu comportamiento. La manera en como te comportas con los demás será decisiva para la creación de experiencias positivas con aquéllos con quienes interactúas.

Cual es tu marca personal - Un zapato rojo on la pregunta

Tu actitud, tu vestimenta, tu comportamiento contribuyen a definir tu marca personal.

Ten una actitud siempre positiva. Toma la iniciativa de presentarte cuando conozcas a alguien, ofrece tu tarjeta personal con una sonrisa, crea a tu alrededor una atmósfera de confianza en la que tu interlocutor se sienta cómodo, respetado e importante. Puedes incluso tener como elemento diferenciador un rasgo de comportamiento. Quizás tu simpatía, tu sonrisa, tu capacidad para liderar, tu habilidad para hacer sentir a los demás como en casa, etc.

La huella que dejes en los demás será la identidad de tu marca personal.

4Tu comunicación. La comunicación es la herramienta fundamental para compartir y difundir tu mensaje. Y comunicación es todo, tu imagen personal, tu comportamiento y tu actitud, pero también tus palabras, tu voz y tu lenguaje no verbal.

  • Usa un vocabulario adecuado a tu imagen, tu rol y al público al que te diriges. Haz un uso correcto de las palabras, los tiempos verbales, las secuencias, las expresiones y las jergas.
  • Aprende a modular tu voz para que ésta sea el canal preferido de tu oyente. Seguro que puedes pensar en más de una persona con quien evitas conversar debido a su tono de voz. El tono (los tonos graves proyectan más autoridad y son más agradables al oído que los tonos agudos), el volumen (adecúa el volumen al contexto), el ritmo (no hables demasiado rápido porque denota nerviosismo y ansiedad pero tampoco demasiado despacio porque aburrirías a tu audiencia), la limpieza en la pronunciación (cuanto más limpia sea tu pronunciación, mayor educación proyectarás y más fácil será entenderte) y el uso adecuado de los silencios, son armas poderosísimas que te ayudarán a proyectar tu mensaje de forma efectiva.
  • Identifica el lenguaje corporal que apoya tu comunicación verbal. Si quieres incluir en tu conversación a tu interlocutor o tu audiencia, usa un lenguaje corporal abierto. Las palmas de tus manos abiertas y mirando hacia arriba, haz contacto visual con tu audiencia para lograr conexión, dirige tu cuerpo a tu interlocutor para demostrarle que tiene el 100% de tu atención, mueve tus brazos de forma que incluyas a tus oyentes, como si quisieras abrazarlos para meterlos en tu conversación. El lenguaje corporal tiene el poder de confirmar o desmentir el mensaje de tus palabras. No lo olvides.
Destacarse para hacer crecer la marca personal

Tus destrezas blandas te ayudarán a destacarte del grupo por razones relevantes y válidas

En definitiva, invierte en ti de forma que sobresalgas de la multitud por razones válidas y relevantes. Y todos los días, sin excepción, revisa los cuatro puntos de los que hemos hablado en este post para cuidar al detalle tu imagen personal, reflejo de tu marca personal.

  1. Cuida escrupulosamente tu huella digital.
  2. Que tu imagen personal sea fiel reflejo de lo que representas. ¿Quién eres? ¿Qué dices? ¿A quién te diriges?
  3. Que tu actitud y tu comportamiento inviten a querer estar a tu alrededor. Crea con ellos experiencias positivas en los demás.
  4. Que tu comunicación verbal y no verbal estén siempre sincronizadas, de forma que los mensajes que se proyectan se confirmen en lugar de contrarrestarse.

Definir una marca personal auténtica y alinearla con todos los aspectos de tu vida es la mejor manera de ser memorable. Está en tus manos lograrlo.