Posts

Teoría de Liderazgo Situacional y Transformacional

Descubre las ventajas de la teoría de liderazgo situacional, en que consiste, sus diferencias con el liderazgo transformacional y cómo implementarlo.

La teoría de liderazgo situacional responde a un líder que adapta su comportamiento de acuerdo a la madurez y disposición de sus empleados. Basado en la investigación de Ken Blanchard, (conocido autor de One Minute Manager) y Paul Hersey, profesor de liderazgo empresarial, la teoría de liderazgo situacional propone un balance entre el comportamiento directivo y de apoyo. A diferencia de lo que ocurre con el liderazgo transformacional, el líder ajusta su comportamiento y nivel de apoyo de acuerdo a los individuos con los que trabaja, su grado de disposición, sus habilidades, interés en progresar y otras variables.

Definición de la teoría de liderazgo situacional de Hersey y Blanchard

Hersey y Blanchard identificaron cuatro estilos de liderazgo que pueden ser adoptados por un líder según la disposición y madurez de sus empleados.

Definicion de la Teoría de liderazgo situacional de Kersey Blanchard

Teoría de liderazgo situacional-
Photo Credit www.recursoscoachingypnl.com

S1- Estilo directivo- Los líderes muestran gran preocupación por las tareas que deben llevarse a cabo y poco interés por los empleados y las relaciones con ellos. Este estilo implica dar directivas explícitas y detalladas de cómo se deben llevar a cabo las tareas junto con una cercana supervisión. Requiere alto nivel de apoyo y de dirección.

S2- Estilo persuasivo- Los líderes demuestran alto interés por los empleados y al mismo tiempo en el trabajo que deben realizar. El líder o la líder explica sus decisiones y da la oportunidad de hacer preguntas a sus subalternos quienes obtienen así mayor claridad sobre el trabajo que deben hacer. Requiere menor nivel de apoyo y de dirección.

Frase inspiradora de liderazgo de Nelson Mandela

No importa el estilo de liderazgo. El líder siempre sabe que debe hacer las cosas bien.
Photo Credit: Atlantablackstar.com

S3- Estilo participativo- Los líderes muestran alto interés en los empleados y en las relaciones y bajo interés en las actividades que deben efectuarse. Estos líderes comparten sus ideas abiertamente, y son receptivos a los comentarios y toma de decisión por parte de los empleados. Es aquí que empieza a aparecer la motivación interna de los subalternos, su capacidad de superación y el deseo de obtener mayores responsabilidades. Ya no hay tanta necesidad de que el líder dirija cada movimiento pero sí que esté alerta a posibles necesidades de apoyo de aquellos empleados que buscan mayor responsabilidad.

S4- Estilo delegante- El líder muestra bajo interés en las relaciones y en las tareas específicas. Ofrece poca dirección y apoyo ya que delega las funciones de dirección y ejecución en sus subalternos que están altamente capacitados y motivados.

Es decir, a medida que los empleados van adquiriendo mayor autoconfianza, capacidad, experiencia y autogestión (lo que lleva a la autonomía laboral – ver mas sobre como no perder tu empleo por falta de autonomía laboral) requieren menos control y directivas de parte del líder.

Esquema de la teoría de liderazgo situacional

Esquema de la teoría de liderazgo situacional

Lo que distingue al modelo de liderazgo situacional es la flexibilidad con la cual los líderes se ajustan a sus empleados observando dos parámetros: su nivel de disposición para realizar el trabajo (es decir, la autogestión y motivación propia) y su madurez para realizar dicho trabajo (es decir, la preparación, capacidad y experiencia).

Siguiendo esta teoría de liderazgo, si una empleada está poco motivada para la tarea que tiene que realizar y además carece de la experiencia y la preparación para llevarla a cabo, la líder deberá ejercer un estilo directivo. Deberá dar lineamientos claros y mantener una estricta supervisión.

Por otro lado, en el caso de una empleada que se ha auto nominado para llevar adelante un proyecto que connota gran responsabilidad y desafío profesional y con el cual espera obtener una promoción, el líder debería elegir un estilo delegante ya que confía tanto en la capacidad de dirección como de ejecución de su subalterna.

Aspectos positivos del modelo de liderazgo situacional

Lo interesante del modelo de liderazgo situacional es que propone una postura flexible de los líderes que deben mantenerse atentos a los cambios que van ocurriendo entre sus subalternos para ir ajustando el estilo de liderazgo con el cual los tratan.

Frase sobre el Liderazgo situacional

Lo interesante del modelo de liderazgo situacional es que propone una postura flexible de los líderes que deben mantenerse atentos a los cambios que van ocurriendo entre sus subalternos para ir ajustando el estilo de liderazgo con el cual los tratan. Esta premisa los mantiene conectados con sus organizaciones ofreciendo oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional a sus empleados lo cual a su vez genera un fuerte compromiso laboral de parte de éstos.

Diferencias con el liderazgo transformacional

El estilo de liderazgo transformacional (introducido en 1985 por Bernard M. Bass basándose en los conceptos de James MacGregor Burns) se centra en el poder del líder y su capacidad de inspirar a sus seguidores a poner los objetivos de la organización por delante de los suyos.

Los líderes que ejercen un liderazgo transformacional fomentan el aporte de ideas de sus empleados y nunca sancionan a quienes cometen errores como parte de haber aceptado desafíos para impulsar una idea o probar una estrategia nueva. Por el contrario, usan este tipo de situaciones como oportunidades de aprendizaje. Estos líderes establecen metas ambiciosas que incentivan un alto rendimiento de sus equipos.

Este tipo de liderazgo no excluye la necesidad de que el líder se mantenga atento a sus subalternos para celebrar las contribuciones de cada uno y continuar motivándolos a alcanzar metas cada vez más elevadas.

Liderazgo situacional - Photo Credit - Thomas Kucera

Liderazgo situacional- Photo Credit – Liderazgo Situacional por Thomas Kucera

Principal característica del liderazgo transformacional

Las características más destacadas del liderazgo transformacional es que los líderes establecen un alto nivel moral, ético y de conducta para la organización al cual los empleados aspiran y que contribuye en gran manera a mantenerlos comprometidos con su trabajo. Estos líderes también inspiran confianza en que cumplirán con sus metas y sabrán navegar momentos difíciles o de crisis con la mano firme en el timón.

En el Red Shoe Movement creemos que cualquiera sea el estilo de liderazgo que elija para su organización, es fundamental que tome en consideración la exploración de los intereses personales de tus empleados para inspirarlos a alinear los mismos con sus objetivos profesionales. Es la mejor manera de lograr acelerar su crecimiento dentro de tu empresa. (Puedes explorar nuestros programas de motivación empresarial laboral aquí.)

Cómo Implementar el Liderazgo Situacional

El liderazgo situacional aumenta el crecimiento y la eficiencia no sólo del líder y su equipo, sino también de la empresa.

¿Te has puesto a pensar por qué algunos líderes son tanto más efectivos que otros? Si observas con cuidado su comportamiento es probable que descubras que usan un liderazgo situacional. Es decir, adaptan su estilo a las circunstancias particulares de sus colaboradores en un determinado momento.

No confundir Liderazgo transformacional con Liderazgo situacional

La diferencia principal entre liderazgo transformacional y liderazgo situacional es que el  liderazgo transformacional es aquel que crea un cambio valioso y positivo en los seguidores. Un líder transformacional, como lo indica su nombre, “transforma” a otros, aumentando la motivación, la moral y el rendimiento de su grupo de seguidores. Y esto, por supuesto, repercute en la empresa a través de cambios favorables y significativos.

El liderazgo situacional, en cambio, se basa en ajustar el comportamiento del líder a su equipo de trabajo.

Aprovecha al máximo tu capacidad de adaptarte a cada situación | Photo credit: http://wordpress.ajedrez-de-estilo.com.ar/

Aprovecha al máximo tu capacidad de adaptarte a cada situación
Photo credit: http://wordpress.ajedrez-de-estilo.com.ar/

Básicamente los líderes que ejercen liderazgo situacional pueden adoptar:

  1. Un comportamiento directivo: centrado en la tarea. El líder define las funciones y tareas, señalando qué, cuándo y cómo realizarlas, y controla los resultados.
  2. Un comportamiento de apoyo: centrado en el grupo. El líder fomenta la participación y da cohesión, apoya y motiva a los miembros de su equipo.

Si combinamos y les damos diferente graduación a estos dos estilos, podemos obtener cuatro formas de liderar, según el comportamiento del líder:

  1. Control: implica un alto nivel de comportamiento directivo y un bajo nivel de apoyo. Es decir: los líderes definen los roles y tareas, y toman las decisiones.
  2. Supervisión: involucra un alto nivel de comportamiento directivo pero admite ideas y sugerencias del equipo, y reconoce los avances y mejoras.
  3. Asesoramiento: se caracteriza por un alto nivel de comportamiento de apoyo y bajo de directivo. Por lo tanto, el líder y el equipo toman parte en las decisiones y el control se ejerce de manera conjunta.
  4. Delegación: conlleva bajos niveles en ambos comportamientos. La presencia del líder disminuye y la responsabilidad recae plenamente sobre el equipo.

El siguiente cuadro ilustra las combinaciones y proporciones del comportamiento en el liderazgo situacional:

Cuadro que ilustra las 4 formas de liderar según el grado de poyo o comportamiento directivo: Control, Supervisión, Asesoramiento y Delegación. | Liderazgo situacional

Cuadro: comportamiento de apoyo/comportamiento directivo

La clave del Liderazgo situacional

Al poder analizar cada situación en particular, se despliega una respuesta-solución a medida, adoptando el líder el estilo necesario para lograr el éxito al menor costo. Para esto, se requiere un alto grado de madurez en los empleados, entendiendo madurez no como la edad o experiencia sino como el deseo de logro, la habilidad y la disposición a tomar responsabilidades.

Frase de Henry Ford- Perfecta para pensar en el liderazgo situacional

Frase de Henry Ford- Perfecta para pensar en el liderazgo situacional

Cómo implementar el Liderazgo situacional en 6 pasos:

  1. Resalta las tareas de tus co-equipers: define y describe cuáles tareas esperas que lleven a cabo.
  2. Determina en qué standard de desarrollo vas a situar a cada seguidor según las tareas asignadas de acuerdo con dos niveles posibles: competencia y compromiso. Si bien un integrante del equipo puede mostrar un alto compromiso, puede no tener las habilidades requeridas para una tarea en particular. No te fíes sólo del talento, ten siempre en cuenta su grado de motivación.
  3. Elige tu estilo de liderazgo de entre los cuatro posibles en función del nivel de desarrollo de tus colaboradores. Si optas por el control o la supervisión serás mejor recibido por quienes necesitan una mayor dirección para realizar su tarea. El asesoramiento y delegación son más adecuados para los integrantes del equipo que requieren o prefieren un mayor grado de autonomía.
  4. Mantén un intercambio fluido acerca de cómo van las cosas con cada uno de los integrantes del equipo. Verifica que tus subordinados y tú compartan las mismas expectativas y objetivos del proyecto.
  5. Reconoce que cada tarea o proyecto tienen un ciclo de vida. Asegúrate de estar al tanto de cualquier posible cambio de dirección para poder volverlo a encarrilar antes de que se produzca un desvío importante de la meta.
  6. Cambia el estilo de liderazgo si al evaluar la situación notas que sería más eficaz aplicar otro. El liderazgo situacional está diseñado para realizar todos los cambios que necesites hacer sobre la marcha.
Siéntete la Líder situacional Nº1 junto a tu equipo | Fuente: http://www.universidad.continental.edu.pe

Siéntete la Líder situacional Nº1 junto a tu equipo
Fuente: http://www.universidad.continental.edu.pe

Conoce los beneficios del liderazgo situacional

El principal beneficio de ser una líder situacional es que puedes armar equipos a medida para cada proyecto o tarea. Por su parte, los colaboradores se enriquecen aportando entusiasmo, compromiso laboral y expertise al desempeñarse en el área que mejor manejan.  Todos se benefician con un resultado altamente eficaz. ¿Por qué? Porque has elegido lo mejor de cada uno, has sabido dónde ubicarlo y has podido adecuarte a cada necesidad, tanto tuya como de los co-equipers y, en definitiva, de la empresa.

Ya sabes que puedes cambiar de estilo de liderazgo sobre la marcha, si es que lo necesitas. ¿Qué esperas para convertirte en la líder situacional N° 1 de tu empresa o proyecto?