Posts

Código de vestimenta para un viaje de trabajo exitoso

Tienes un viaje de trabajo. No tienes tiempo de pensar en qué llevar pero quieres lucir profesional y con estilo. Aquí te cuento todo lo que tienes que saber sobre el código de vestimenta para un viaje de trabajo.

Ya suficiente presión tienes con organizar tu casa y tu trabajo antes de salir de viaje como para dedicarle demasiado tiempo a elegir qué prendas y accesorios llevar, ¿verdad? Bien. Enfócate y juntas lo lograremos en pocos minutos.

Considera:

  • El clima en el destino. (Y el hecho de que hoy en día, solemos estar en lugares con un clima controlado por lo cual puedes usar prácticamente la misma ropa todo el año.)
  • La duración del viaje. (Este artículo se enfoca en viajes cortos de 2-4 días).
  • Las actividades programadas para esos días. ¿Serán conferencias y reuniones? ¿Estarás mucho tiempo en movimiento o la mayor parte del tiempo sentada? ¿Tienes planes al aire libre?
  • El dress-code de las actividades. Para armar tus outfits, es importante que sepas de antemano si visitarás algún sitio que requiere un código de vestimenta puntual (por ejemplo que te cubras la cabeza o lleves traje de baño).
  • ¡Que sea ropa que no se arrugue!

Y algo más para considerar en cuanto al código de vestimenta para un viaje de trabajo. Podríamos llamarlo ‘código para empacar’. (¡No te pierdas los tips que te doy al final!) Por ahora, ten presente que a la hora de armar la maleta lo ideal es que todo quepa en un carry-on. Sí, sé que te estoy pidiendo mucho. Pero ¡mejor reserva el exceso de equipaje para los viajes por placer!

Frase inspiradora para lucir bien cuando estás frente al público

Frase inspiradora para lucir bien cuando estás frente al público

Considera las actividades que realizarás y averigua si hay un código de vestimenta particular

Si tienes una cena formal o un cóctel

Para verte elegante, ‘el clásico vestidito negro’ (little black dress), será tu aliado porque podrás ponértelo en múltiples ocasiones con distintos accesorios. Entonces, la ecuación es perfecta: empacas menos cosas e incluyes una prenda a la que podrás darle distintos usos. (En otro artículo te contaré opciones con “el clásico pantalón negro”.)

Pero el hecho de lucir un vestido negro no implica que tu look deba aburrido o clásico. Puedes ponerle ‘picante’ a tu atuendo a través de los accesorios, como unos bonitos tacones de color, una bolsa atractiva o un maquillaje que resalte tus ojos o tu boca.

Eso sí, siempre recuerda que lo más importante es que le imprimas tu sello personal al atuendo.

Para complementar tu vestido negro, elige un par de chaquetas que resalten las partes que más te gustan de tu cuerpo. Si quieres lucir las caderas, elige una chaqueta corta. Si prefieres un look que te estilice, escoge una entallada que sea más larga. No olvides llevar medias de nylon si estás viajando en temporada invernal.

Este tipo de vestido siempre ‘encaja’ en el código de vestimenta para un viaje de trabajo. Combina un little black dress, con unos tacones protagonistas. Si son en punta estilizarán tu figura. El trío negro, blanco y rojo es siempre una apuesta ganadora y te hará lucir elegante, sin pasar desapercibida. (¡Sin contar con que es la perfecta combinación de colores para celebrar #RedShoeTuesday con estilo!). Foto: Polyvore/pilitapia

Este tipo de vestido siempre ‘encaja’ en el código de vestimenta para un viaje de trabajo. Combina un little black dress, con unos tacones protagonistas. Si son en punta estilizarán tu figura. El trío negro, blanco y rojo es siempre una apuesta ganadora y te hará lucir elegante, sin pasar desapercibida. (¡Sin contar con que es la perfecta combinación de colores para celebrar #RedShoeTuesday con estilo!). Foto: Polyvore/pilitapia

Si brindas una conferencia, das un discurso o lideras una reunión

Para estas ocasiones, en que todos los ojos se posarán en ti, lo ideal es escoger un atuendo que te destaque y favorezca. Lo vital es que no desvíe demasiado la atención de los espectadores y acaben distraídos en las prendas, en lugar de concentrados en tu discurso. No por esto tienes que vestir aburrida, pero la clave es buscar el equilibrio.

Otro consejo fundamental: lleva los colores y las estampas en las prendas superiores y en los accesorios como pendientes o colgantes. Será lo que más se vea mientras hablas.

También, es bueno que elijas un atuendo con el que te sientas segura. Para algunas mujeres, pararse frente a una multitud y dar un discurso puede no moverles un pelo, pero para otras resulta todo un desafío. Por eso, lo mejor es escoger prendas que te agraden y con las que te sientas atractiva. Si tú te sientes segura y cómoda, lo transmitirás.

Este look se adapta muy bien al código de vestimenta para un viaje de trabajo. Los tonos pasteles son agradables a la vista, no generan un shock tan fuerte como los colores estridentes. Por eso pueden ser una buena opción para una ocasión en la que serás observada por un buen rato. Evita los brazaletes y otro tipo de accesorios que puedan hacer demasiado ruido si eres de gesticular y moverte mientras hablas. Foto: Polyvore/pilitapia

Este look se adapta muy bien al código de vestimenta para un viaje de trabajo. Los tonos pasteles son agradables a la vista, no generan un shock tan fuerte como los colores estridentes. Por eso pueden ser una buena opción para una ocasión en la que serás observada por un buen rato. Evita los brazaletes y otro tipo de accesorios que puedan hacer demasiado ruido si eres de gesticular y moverte mientras hablas. Foto: Polyvore/pilitapia

 

¿Qué prendas no entran en el código de vestimenta para un viaje de trabajo?

 A menos que estés segura de que harás alguna actividad física durante tu viaje, las prendas deportivas deberían quedar en casa. Te permitirá ahorrar valioso espacio y sentirte culpable cuando veas las prendas que no usaste y cargaste contigo en vano.

¿Y los pantalones de mezclilla? Si eres súper fan de ellos, podrías empacar algún modelito clásico. Tal vez en un denim azul oscuro, que podrás lucir tanto para pasear en tus ratos libres, como en un día viernes casual con colegas.

Lo que no te aconsejo es llevar aquellos jeans con roturas, apliques o los estilo de boyfriend, pues, a menos que trabajes en un campo creativo, suelen ser poco apropiados en un ambiente laboral.

Secretos para empacar teniendo presente el código de vestimenta para un viaje de trabajo

Codigo de vestimenta para un viaje de trabajo

Qué empacar para estar bien alineada con el código de vestimenta para un viaje de trabajo

Si siempre terminas sentándote arriba de la maleta para cerrarla, aquí van unos tips.

  • Dobla la ropa a la mitad y enróllala. Armando pequeños tubos con cada prenda podrás ir acomodándola mejor y ¡llegará sin arrugas!
  • Mete tus medias, ropa interior y otras prendas pequeñas adentro de los zapatos.
  • Pon los zapatos dentro de bolsas para zapatos (o de plástico) bordeando la maleta y preferentemente en la parte cercana a las ruedas. (El mayor peso de la valija debe estar allí.)
  • Lleva un outfit “por las dudas” pero no más. Si planificas con cuidado tus días, llevarás lo justo.
  • Evita llenar el bolsillo exterior del carry-on. Aumentas las chances de que tu maleta no entre en el compartimiento del avión y te la hagan despachar.

Ahora estás al tanto de cuáles prendas y accesorios se adaptan al código de vestimenta para un viaje de trabajo e incluso cómo lograr que todo te entre en la maleta de mano. Lista para el próximo viaje. ¡Cuéntame cómo te va!

El networking profesional: Qué es y cómo integrarlo a tu vida

¿Por qué es tan difícil para las mujeres el networking profesional (expandir y fortalecer sus redes de contacto) cuando establecer y mantener relaciones es una de sus característica naturales?

En realidad el networking y las mujeres van de la mano. Pero dado que las mujeres sufren la doble carga de trabajar a tiempo completo y ser las principales responsables por la vida familiar, suelen cortar el networking profesional. Sienten que cuando están en el trabajo lo mejor es trabajar. Y va de suyo que trabajar concienzudamente es fundamental para salir adelante. Pero no es lo único. Más bien es lo básico que tu empleador espera de ti. Pero sin invertir en expandir tu red de conexiones, te resultará difícil que caigan buenas iniciativas en tus manos.

Aprende a levantarte con frecuencia de tu silla. Trabajar duro es básico pero no es la manera en que te harás conocida en tu entorno.

Aprende a levantarte con frecuencia de tu silla. Trabajar duro es básico pero no es la manera en que te harás conocida en tu entorno. Photo Credit: blog.acquajet.net

Aquí tienes un video gráfico sobre el networking.

¿Qué es el networking profesional?

Empecemos por el principio. La palabra networking es muy eficaz para describir lo que en español nos toma una oración completa: Desarrollo y fortalecimiento de las redes de contacto. Puff! Si no te molesta, sigo usando networking. En realidad, el networking es eso que haces normalmente cuando estás en la fila de Starbucks y te pones a conversar con la persona que está adelante o atrás tuyo. Empiezas hablando del clima y terminas intercambiando tarjetas personales porque ambas se dan cuenta de que tienen intereses en común. Cuando lo haces de manera regular y enfocado en tus intereses laborales lo llamamos networking profesional.

Dada su doble responsabilidad en el trabajo y la familia, las mujeres dejan de lado el networking. ¡No tomes ese riesgo!

Dada su doble responsabilidad en el trabajo y la familia, las mujeres dejan de lado el networking. ¡No tomes ese riesgo!

¿Cuál es el principal beneficio que tiene el networking?

Uno de los mayores beneficios  que reporta el networking profesional es que nunca más tendrás que buscar trabajo. El 80% de los empleos se obtienen por medio de conocidos y conocidos de conocidos. Lo mismo ocurre con las oportunidades y desafíos. La gente se los ofrece a quienes conoce y en quienes confía. Cuanto más amplia y sólida sea tu red de contactos, mejores son las chances de que te llegue algo con lo que sueñas. Así que ya ves la relevancia de practicar el networking.

Y antes de que me digas que no tienes tiempo, que estás sobre cargada de responsabilidades, que tienes familia, o que prefieres salir temprano para ir a tu clase de yoga, te invito a seguir leyendo. La idea no es que el networking profesional se transforme en un trabajo más sino que lo integres a tu vida cotidiana.

Cinco maneras de integrar el networking profesional a tu vida laboral

Ajusta tu forma de pensar: puedes hacer networking todo el tiempo sin demasiado esfuerzo. Estas son sólo 5 maneras de integrarlo a tu rutina diaria.

Ajusta tu forma de pensar: puedes hacer networking todo el tiempo sin demasiado esfuerzo. Estas son sólo 5 maneras de integrarlo a tu rutina diaria.

1Conviértete en nómade

En lugar de pasarte el día atornillada a tu silla, haz cortes regulares y pasa a visitar a colegas en sus cubículos u oficinas. No hace falta que mantengas largas conversaciones. Con pasar a saludar, ponerte al día con lo que están haciendo tanto dentro y fuera del trabajo, es suficiente. No dejes de compartir algo personal. Es en este intercambio donde los demás te van conociendo mejor.

2Atragántate con otros

Todos sabemos que la “hora” de almuerzo suele reducirse a diez minutos en que te atragantas con un yogurt o una sopa que trajiste de tu casa. Aún cuando así sea, no hay razón por la cual no puedas pasar esos diez minutos con alguien. Si te acostumbras a comer un par de veces a la semana en un lugar público con algunos colegas, estarás haciendo networking sin darte cuenta. Y quién te dice, esos diez minutos se convierten en veinte y ¡adoptas el hábito más saludable de comer más lento!

3Sincroniza tus horario como si fueras 007

Descubre las mejores oportunidades de “encontrarte” con colegas y desconocidos y sincroniza tus actividades con las de ellos. Por ejemplo, el horario de llegada, de almuerzo, de ir al gimnasio, la hora de tomar el ascensor para irse, etc. En esos breves momentos en que un buen grupo de personas se traslada de un lugar a otro el networking se da en forma natural. A menudo, cuando doy conferencias en otros estados, los organizadores me vienen a recoger del aeropuerto para socializar por unos minutos en el auto conmigo. Lógicamente, a partir de esas breves charlas he establecido muy buenas relaciones.

Sincroniza tus horarios con los de tus compañeros para fortalecer relaciones mientras vas de un lado al otro. En la foto: Zuania Capo, de Vivala.com y Jola Kordowski de MetLife.

Sincroniza tus horarios con los de tus compañeros para fortalecer relaciones mientras vas de un lado al otro. En la foto: Zuania Capo, de Vivala.com y Jola Kordowski de MetLife.

4Acepta una de cada tres invitaciones

No es un número científico pero sirve para recordarte que cada tanto debes aceptar alguna de las invitaciones a un “after-hours”, a ver un evento o a asistir a una conferencia que ofrece tu empresa. De lo contrario nunca desarrollarás la confianza suficiente con personas que pueden invitarte a participar en iniciativas que te interesen. Piensa lo siguiente: la confianza mutua se desarrolla de a poco y a partir de que cada parte va revelando cosas personales y demostrando que es alguien en quien se puede confiar. Si nunca les das a tus colegas esta oportunidad, difícilmente te incluyan en sus proyectos futuros.

5Una vez al mes, sal de tu raviol

Hay una expresión argentina muy divertida y oportuna: “vives en un raviol”. Significa que estás inmersa en tu pequeño mundo y no te enteras de lo que ocurre afuera. El networking profesional debe expandirse más allá de tu propio lugar de trabajo para incluir individuos de distintos campos, intereses, roles, profesiones, etc. Para eso, nada mejor que explorar los calendarios de eventos de la cámara de comercio local, asociaciones profesionales, museos, galerías de arte, etc. La idea en este caso es abrirte para enriquecer tu red y tu vida.

No dejes de ir a eventos donde puedas conocer personas de otros campos, profesiones e intereses.

No dejes de ir a eventos donde puedas conocer personas de otros campos, profesiones e intereses.

Ten presente que justamente uno de los aspectos más valorados por los miembros y entusiastas del Red Shoe Movement es el networking profesional que ofrecemos. Por medio de nuestras redes sociales, eventos y sesiones de coaching mensual del programa Step Up van creciendo las conexiones de todos y de manera proporcional, las oportunidades que nos golpean la puerta.

 

 

Cómo emprender un negocio sin reinventar la rueda

Pocos responden a la pregunta de cómo emprender un negocio con una respuesta tan simple como ésta. Mira dentro tuyo, descubre tus habilidades y mejora algo que no funciona tan bien como podría.

En los últimos años se habla cada vez con más frecuencia de emprender, sobre los emprendedores y su rol como impulsores la economía y sobre el poder económico de las mujeres emprendedoras. Pero se dice muy poco sobre cómo emprender y sobre cómo se genera o se llega a dar ese primer paso que nos cambiará la vida…

Cómo emprender un negocio: una historia personal

Mi nombre es Alicia Verna, tengo 41 años, y hace ocho dejé mi carrera corporativa y comencé mi propia empresa en la Argentina. Y esta es mi historia de cómo emprender un negocio. La historia del primer paso.

Alicia Verna comparte cómo emprender un negocio

Alicia Verna comparte cómo emprender un negocio

Click to Tweet

Durante toda mi vida creí que no era una persona creativa, porque a mi entender “emprender”, era encontrar ” la idea “, ese producto o servicio que revolucionaría el mundo. Por lo cual, me dediqué durante doce años a trabajar para otros, en corporaciones y grandes empresas. Durante ese período, aprendí mucho y gané experiencia. Me hice conocida como una excelente gestora de negocios. Armé equipos de trabajo y generé rentabilidad para las empresas donde trabajaba.

Cita inspiradora para ayudarte a emprender de Alicia Verna.

Cita inspiradora de Alicia Verna.

Pero toda moneda tiene dos caras, y en mi caso la otra cara era una alta frustración y la sensación de un techo que me aprisionaba. Sentía que no estaba desarrollando todas mis capacidades. Que estaba estancada, que sólo me permitían capacitarme en temas que eran útiles a la empresa. Y esto se complementaba con gran cantidad de horas de trabajo, vuelos frecuentes y un desgaste físico y mental enorme.

Pasaron los años, me casé, nació mi primera hija, Milagros, y tuve que aceptar que este modelo de vida estaba agotado. En ese momento se produjo un “click”. Dejé de buscar afuera la idea del millón de dólares y comencé a bucear adentro mío… Me planteé para qué era buena, ¿por qué me buscaban las empresas?, ¿Qué valor les aportaba?

Preparé una lista de mis habilidades que incluía: excelente gestora de negocios, agudeza en percepción de compatibilidad de personalidades, capacidad única de creación y gerenciación de equipos de trabajo, pasión por el área de ventas, generación de alta rentabilidad.

Descubrí que mis capacidades no eran tan comunes y que probablemente hubiera muchas empresas que necesitaran mi ayuda.

Hoy este deseo se transformó en realidad. Mi consultora lleva ocho años de crecimiento continuo. Tengo un equipo formado por otras diez mujeres profesionales que a la vez son mamás y disfrutan de contar con flexibilidad horaria. Es decir que no sólo encontré la conciliación trabajo – familia que buscaba para mí, algo que parecía imposible al inicio, sino también para otras mujeres.

No te pierdas este video para continuar explorando el tema de cómo emprender un negocio.

Cómo emprender un negocio: ¡5 pasos para dar el primero!

Si estás considerando independizarte es probable que sientas algo de ansiedad. Es normal. Aquí te comparto mis 5 pasos de cómo emprender un negocio para que tengas una mini guía de ruta.

  • Date un tiempo para reflexionar qué te impulsa a emprender, qué estás buscando, qué cambios quieres para tu vida. Esos pilares te ayudarán a salir airosa de los primeros años de tu emprendimiento.
  • Escribe una lista de por lo menos 10 características o habilidades que creas que te hacen diferente.
  • Pídele a tu pareja, colegas o amigos más cercanos que realicen el mismo ejercicio. Que creen una lista con características tuyas que te distinguen del resto. Seguramente tu lista crecerá con capacidades de las cuales no eres consciente.
  • Reflexiona sobre qué negocios, personas o mercados necesitan estas habilidades.
  • Replantea negocios o productos existentes que hoy están siendo mal gestionados, sumándole tus habilidades. Esta es la clave. Yo no reinventé la rueda. Descubrí que mis habilidades podían servirle a muchas más empresas que la que me empleaba y cree una estructura para ofrecer mis servicios.
Conoce a WeConnect, la organización que entrena y certifica emprendimientos de mujeres para trabajar con multinacionales.

5 pasos para emprender

Con estos 5 pasos podrás prepararte para emprender tu negocio

Una buena lista de libros sugeridos para futuros emprendedores.

No limites tú misma tus posibilidades, piensa que ciertas capacidades que te resultan “normales” y que por lo tanto para ti no tienen relevancia, para otro pueden ser de alto valor.

Todo comienza con un paso, y la fuerza para darlo está dentro tuyo, en tus habilidades y capacidades. No dejes de intentarlo, porque cambiará tu vida por completo.

Puedes conectarte con la Lic.Alicia Verna a través de su empresa: AV Consultores Pymes.Y por Twitter @AVconsultorespy

Empresaria – Docente- Conferencista – Autora del libro “Buenos Negocios: Logre que su Pyme venda mejor”

Madres que trabajan: Cómo mantener la cordura

Si sientes que te falta poco para arrojar a tu hijo por la ventana, que te está por dar un ataque de nervios o que estás a punto de ponerte a llorar desconsoladamente, no dejes de leer esto. Es la dosis de cordura que necesitan las madres que trabajan para seguir adelante.

Odisea de las madres que trabajan

Los días que he pasado en casa de mis amigos Ana y Mario en Madrid han renovado mi respeto por las madres que trabajan y sobre todo, las que tienen familias jóvenes. Aún las que como Ana tienen un Mario que colabora con todos los aspectos de la crianza de su hijo Leo de 2 años y medio, el desafío es intenso.

Ana, Mario y Leo, protagonistas de este blog sobre madres que trabajan. No dejes de leer estas estrategias para mamás que trabajan!

Ana, Mario y Leo, protagonistas de este blog sobre madres que trabajan

Los días se suceden sin solución de continuidad. Comienzan a las 7:30, hora en que Leo despierta a sus padres subiéndose a su cama. Ana se levanta, se viste y maquilla, viste y da el desayuno a Leo, y prepara las cosas que su hijo debe llevar al preescolar a donde lo deja antes de irse a trabajar.

A la salida de su trabajo, recoge al niño, lo lleva a la plaza y regresa con él entre 6:30 y 7 para bañarlo, darle de cenar, y leerle cuentos por una hora hasta que por fin se duerme entre las 10 y las 10:30 de la noche. (Por su parte, Mario prepara la cena, pone la mesa, lava los platos y limpia la cocina).

A esa altura de la noche, Ana (que además está embarazada) a duras penas tiene energía para ver un fragmento de alguna serie televisiva antes de caer rendida y empezar todo otra vez al día siguiente. Como la mayoría de las mamás que trabajan (¡y cada vez más papás!) no le queda demasiado tiempo para si misma.

¿Te suena familiar la escena?

La pregunta es ¿cómo pasar estos años de tanta demanda física, emocional y psicológica manteniendo tu sanidad y tu pareja?

Estrategias para madres que trabajan

Aquí van algunas estrategias que Ana y Mario respetan a muerte y que les dan muy buenos resultados:

1Comparte las actividades y admite que no hace falta que ambos hagan absolutamente todo. Hay algunas batallas que es preferible no pelear. Si tu pareja hace de todo pero le molesta ir al supermercado, y a ti no te molesta hacerlo pero prefieres no lavar los platos, pacten asumir una de esas responsabilidades la mayoría del tiempo sin protestar.

2Túrnate con tu pareja con frecuencia para salir con amigos, al cine, al gimnasio o a hacer algo que les guste. Este espacio individual (que debes aprovechar varias veces por semana) le permite a cada uno renovarse y encontrarse consigo mismo sin la presencia ni la demanda constante de los hijos.

3Apóyense mutuamente en las actividades laborales. Con buena onda y entusiasmo, empújense a hacer el esfuerzo para asistir a ocasiones importantes para cada uno, a veces sobreponiéndose al cansancio.

 Aquí tienes otro blog sobre el tema conciliación trabajo y familia que te puede interesar.

Y aquí van mis sugerencias como observadora de primera mano de madres que trabajan.

4Créate espacios de silencio a diario. Es imposible vivir una rutina tan exigente como la que tienes sin parar nunca. El agobio no puede sino ponerte de mal humor. Pero esto es relativamente fácil de resolver con diez minutos de silencio. Vete a dar una vuelta a la manzana, enciérrate en tu cuarto, sal al balcón, tómate una ducha… No importa cómo ni dónde pero sí que hagas una interrupción de la rutina y del ruido para alejarte de las constantes demandas prácticas de tu familia hacia ti. Verás que hay un antes y un después de ese breve oasis cotidiano.

Keep calm y agradece a una madre que trabaja. No te pierdas estas estrategias para madres que trabajan!

Siempre que puedas, expresa tu admiración por las madres que trabajan.

5En los momentos de agobio, expresa que estás agobiada y pide ayuda o pide paciencia. A Ana no le gusta quejarse y sabe que muchas madres que trabajan lo pasan peor que ella. Sin embargo, el esfuerzo que le insume aparentar que lo puede hacer todo y que está todo bien es tan grande, que la deja agotada. Seguramente sería menos estresante admitir que necesita diez minutos de descompresión antes de poder preparar el baño de Leo. O que esa noche necesita una mano con el baño.

6Reduce drásticamente la cantidad de decisiones que tomas a diario. Como mamá que trabaja y mujer de carrera tomas mil pequeñas decisiones por día. La mayoría son tan pequeñas que ni siquiera las registras como decisiones. Qué ropa le pondrás a tu hijo. Qué le darás de desayuno. Quién lo lleva al colegio. Qué cenarán. Etc, etc. Aunque no lo creas, llega un punto en que estas miles de decisiones colapsan la capacidad de decidir de tu cerebro. Terminas exhausta y no sabes por qué y cuando llega el momento de tomar una decisión importante ya no tienes la energía para hacerlo. Entonces, estandariza lo máximo posible todas estas decisiones sin importancia y rutinarias. Crea un calendario de la ropa que te pondrás y les pondrás a tus hijos toda la semana. Lo que comerán. Qué harán después de la escuela cada día, y demás.

Frase inspiradora para madres que trabajan: La doble carga a la que se enfrentan las mamás que trabajan afecta significativamente sus carreras profesionales.

La doble carga a la que se enfrentan las mamás que trabajan afecta significativamente sus carreras profesionales.

7Hazte tiempo para salir con adultos y hablar de tus desafíos personales. Siempre alivia saber que no eres la única que está pasando por ciertas circunstancias. Encuentra amigas en situaciones similares y apóyense recíprocamente.

8Haz algo regularmente que te de mucho placer. Por ejemplo un masaje o alguna otra actividad sensorial que te relaje. Y si no puedes pagarlo, proponle a una amiga hacerse masajes mutuamente. Se creativa y encuentra la manera de hacer eso que te encanta porque tiene un efecto súper positivo en tu bienestar.

La etapa de la vida en la que te encuentras es especial y de gran crecimiento. Pero también es una de las más demandantes y pondrá todo a prueba. Asegúrate de implementar estas ideas para salir airosa y con tu cordura y tu pareja intactas.

Y cuéntame, ¿qué otras estrategias te dan buen resultado?

 

10 Maneras para Aprender a Decir No (sin Sentirse Culpable!)

Para las mujeres y los latinos que valoran tanto las relaciones personales, decir no es difícil. ¡Imagínate para una latina! Por eso te traemos 10 maneras para aprender a decir no (sin sentirse culpable) ¡A practicar!

Hemos crecido valorando las relaciones personales y escuchando lo importante que es complacer a todo el mundo siendo niñas perfectas. Es lógico que decir no nos parezca la forma más rápida de convertirnos en parias sociales. ¿Por qué hacerlo?

Pero ¿te cuento algo? Hace tiempo aprendí que “no” es la palabra más poderosa de mi vocabulario. Me ayuda a mantenerme fiel a mis prioridades y evitar distracciones en las que caigo fácilmente cada vez que digo “sí” a cosas que me sacan de foco. ¿Quieres disminuir el estrés en tu vida? ¿Conciliar trabajo y familia? ¡Aprende a decir no!

Ahora el secreto de decir no y sentirte feliz de hacerlo es aprender a decir no sin usar la palabra “no”. Ser asertiva sin sonar antipática o negativa. Aquí te cuento como lograrlo.

10 Maneras para Aprender a Decir No (sin Sentirse Culpable!) | La manera más rápida de reducir tu estrés es aprender a decir NO

Las latinas tenemos dificultades en decir no porque creemos que afectará nuestras relaciones. Practica cómo rechazar un pedido sin usar la palabra no.

Cómo aprender a decir no con estas 10 formas eficaces y sencillas

  1. Sí, y dime que prioridad abandono.

“¡Sí! Ahora dime cuál de estas prioridades debo abandonar”.

Si tu jefe te pide que hagas algo y sabes que te será imposible hacer eso más lo que ya estás haciendo, pídele que te aclare cuál de tus prioridades debes abandonar. Eso lo ayudará a cambiar de idea o a permitirte dejar de lado alguna otra responsabilidad.

  1. Sí. Con estas condiciones

“¡Sí claro! Pero recién lo puedo hacer la semana próxima”. O con la ayuda de otra persona más, o después de que termines lo que estás haciendo. La idea aquí es que puedes hacer lo que te piden sólo bajo ciertas condiciones.

  1. Sí. A cambio, necesito que esto.

“¡Sí, claro! Encantada de ayudarte a terminar el proyecto. Voy a cambiar una cita que tengo así me puedo quedar hasta tarde. Ahora, si me quedo hoy, voy a tener que salir temprano un día esta semana para ir a esta cita”. O cualquier otro intercambio apropiado.

Tal vez te venga bien leer acerca de cómo lograr que tu pareja apoye tus ambiciones laborales en este artículo.
  1. Sí. A cambio, necesito que tú hagas esto por mí.

“Sí, claro. Es un placer ayudarte con X. Lo único es que si te ayudo con X tú tendrás que hacer Y por mí”.

Vamos a aprender a decir no pidiendo a la otra persona que haga algo que tú dejarás de hacer por ayudarla. Por ejemplo: “Yo escribo el reporte para el comité y a cambio tu preparas la Power Point para la reunión del martes.” Si no acepta el intercambio, entonces puedes decir: “En ese caso no voy a poder ayudarte porque no tengo tiempo de hacer ambas cosas”.

  1. Sí. Con compensación extra.

    10 Maneras para Aprender a Decir No (sin Sentirse Culpable!) | Practica estas diez sugerencias y pronto te sentirás cómoda rechazando pedidos que te sacan tiempo y no apoyan tus prioridades

    Practica estas diez sugerencias y pronto te sentirás cómoda rechazando pedidos que te sacan tiempo y no apoyan tus prioridades

“Sí, ¡claro! Con gusto cubro a Juan. Pero hacer mi trabajo y cubrir el suyo implica trabajar los fines de semana por dos meses. ¿Podemos hablar de la compensación?

El objetivo es dejar claro que estás dispuesta a hacer lo necesario para ayudar pero que quieres ser compensada por el esfuerzo que requiere. Esta estrategia funciona en ciertas situaciones, no cuando se supone que debes cubrir a un miembro de tu equipo que faltó por pocos días. Pero tenla presente para cuando se te presente la ocasión.

  1. Me siento halagada pero paso.

“Me siento halagada de que hayas pensado en mi para esto. Desafortunadamente, estoy muy comprometida y voy a tener que dejarlo pasar.” Puedes decir sólo esto o agregar lo que te sugiero en el próximo apartado.

  1. Me siento halagada. Te recomiendo a alguien.

“Me halaga que hayas pensado en mi pero tengo un compromiso previo. Sin embargo te puedo recomendar a alguien que es perfecto para lo que necesitas”. Cuando recomiendas a alguien que puede hacer lo que te pidieron a ti, en lugar de enfocarse en que le estás diciendo no, la otra persona estará agradecida por tu asistencia.

  1. Me siento halagada. No podría dar lo mejor de mi.

“Gracias por pensar en mi. Desafortunadamente no tengo el tiempo que me requeriría hacer este trabajo bien. De manera que en esta ocasión, paso.” Otra vez, puedes quedarte aquí o recomendar a alguien capaz de hacer un muy buen trabajo.

Decir No con frecuencia te permite decir SI a lo realmente importante | Lee las 10 Maneras para Aprender a Decir No (sin Sentirse Culpable!)

Aprende a decir No y ¡liberarás tu vida de estrés!

  1. Me siento halagada. Podría entrenar a otra persona.

“¡Gracias por pensar en mi! Me encantaría hacerlo. Desafortunadamente no tengo el tiempo que me requeriría hacer bien este trabajo. Pero con todo gusto entreno a quien tú me digas”. Aprendemos a decir no, demostrando buena voluntad, espíritu de equipo y apreciación por la oportunidad, de manera que en el futuro la persona te tenga en consideración.

  1. Déjame mirar mi calendario.

“Me encantaría hacerlo. Déjame mirar mi calendario para asegurarme de que realmente puedo”. Esta es una maravillosa manera de evitar la tentación de dar una respuesta inmediata. Luego de que te hayas tomado el tiempo de pensar acerca de lo que te pidieron puedes responder con una razón válida de por qué no puedes asumir un nuevo compromiso.

Aprender a decir no ahora es fácil, si practicas 😉

Créeme, puedes rápidamente aprender a decir no, si practicas estas 10 maneras de decir no y las dices con una sonrisa y con un lenguaje no verbal positivo, muy pronto te sentirás súper cómoda rechazando pedidos que consumen tu valioso tiempo y que no son una prioridad para tu carrera profesional. ¡También funcionan en casa!

Y si necesitas coaching directo de parte mía y de mi equipo de reconocidos expertos internacionales, además de una amplia gama de recursos de desarrollo de liderazgo, súmate al programa Step Up. Te ayudamos a ser tú, a la enésima potencia.

Si necesitas coaching directo de parte de Mariela Dabbah y de su equipo de reconocidos expertos internacionales, además de una amplia gama de recursos de desarrollo de liderazgo, súmate al programa Step Up. Te ayudamos a ser tú, a la enésima potencia.

Programa Step Up del RSM

7 tácticas para que tu pareja apoye tu éxito laboral

Si tienes familia, una de las claves del éxito laboral es tener un buen aliado en casa. No te pierdas las 7 tácticas para conseguirlo!

A menudo escucho decir a altos ejecutivos y presidentes de organizaciones que una de las claves del éxito laboral es tener a su lado a una mujer que los ha apoyado a lo largo del camino. Que ha respaldado siempre sus ambiciones ofreciendo indispensable apoyo moral, emocional, y práctico para que él pudiera enfocarse en su carrera profesional.

Cómo hacer que tu pareja apoye tu éxito laboral

Verte jugar con los niños es aún más sexy que verte jugar al fútbol

Si tienes familia y quieres lograr el éxito personal y profesional, tener el apoyo de tu pareja es invalorable. Porque a la hora de cumplir con las responsabilidades de la vida diaria, nada mejor que un socio igualitario en el hogar.

Pero la realidad es que los mandatos sociales en Latinoamérica siguen afectando a millones de mujeres. ¿Cómo? Poniendo sobre ellas la expectativa de que sean las encargadas de llevar adelante el hogar aún cuando tengan el mismo interés que sus parejas en obtener éxito laboral.

Sin ir más lejos una de las preguntas que me hacen más a menudo cuando doy conferencias en la región es: ¿Cómo logro que mi pareja apoye mis ambiciones profesionales?

Cómo hacer que tu pareja apoye tu éxito laboral

Aquí te doy 7 tácticas concretas para que conviertas a tu pareja en tu mejor aliado.

1Usa tu empatía natural para despertar en él una respuesta empática. Para conseguirlo ten presente las normas sociales que pesan sobre los hombres. Estas son algunas:

Ser un hombre entre los hombres. Eso quiere decir, participar en actividades típicamente masculinas, lo que a veces te deja a ti afuera u ocupándote desproporcionadamente del hogar. Acuérdate de pactar intercambios beneficiosos para ambos.

Cómo hacer que tu pareja apoye tu éxito laboral | Un hombre que está siempre dispuesto a apoyar a su mujer es más sexy que Chris Hemsworth!

Un hombre que está siempre dispuesto a apoyar a su mujer es más sexy que Chris Hemsworth!

Evitar todo lo que sea femenino. Una de las normas más fuertes a las que deben responder los hombres es no dar motivos para que los tilden de “mariposas” “pollerudos” o cualquier otro apelativo que indica una tendencia femenina. Si lo que tú necesitas es apoyo en quehaceres domésticos o en el cuidado de los niños (aspectos tradicionalmente asociados con las mujeres) y tu medioambiente penaliza a los hombres que se involucran en éstas áreas, evita hacer chistes sobre este tema. Cuando hables en público sobre las labores en las cuales tu pareja colabora, hazlo con admiración, expresa cuán romántico y sexy te parece lo que hace. Cuanto te enamora su colaboración.

Ser un ganador. Una de las normas sociales más pesadas que influyen en los hombres es la expectativa de que sean exitosos. Entre los latinoamericanos eso puede querer decir, mostrar que él es el jefe de la familia o el que gana más dinero, o el que tiene la última palabra. Si tú ganas más que él, cuídate de publicitarlo. Cuanto más apoyes a tu esposo para que consiga lo que a él lo haga sentir como un ganador, más dispuesto estará en apoyarte a ti.

Puedes leer más sobre como lograr la conciliación trabajo familia aquí.

2Apela a su sentido de juego limpio. Los hombres suelen tener muy desarrollado este principio. Trata de hacerle ver que así como para él su trabajo es una fuente de gran satisfacción personal, también lo es para ti. Hazle ver la injusticia de que se espere que tú sacrifiques tu éxito laboral porque eres la principal responsable del bienestar familiar. Si usas tu empatía para tener estas conversaciones (y no lo acusas), lograrás resultados sorprendentes.

No des por sentado el apoyo de tu pareja. Dile cuanto más atractivo se vuelve cuanto más respalda tus objetivos.

3 No des por sentado el apoyo de tu pareja. Dile cuánto más atractivo se vuelve cuanto más respalda tus objetivos.

4 Explícale por qué necesitas su apoyo. Dile que dado que una parte de tu realización personal está ligada a tu éxito laboral, es fundamental que encuentres la manera de darle a tu carrera la atención necesaria. Para eso, necesitarás su respaldo. ¿Su beneficio? Cuanto más satisfecha estés con tu trabajo, más feliz estarás en casa. De mejor humor, más relajada, mejor dispuesta.

5 Establece un sistema de trueque justo. Tú te ocupas de los hijos (o de la casa) una vez por semana cuando él trabaja tarde en un proyecto importante, y él hace lo mismo cuando tú participas en una conferencia. O tú asistes a las aburridas recepciones que organiza su empresa y él te apoya cuando tú tienes que viajar un fin de semana por trabajo.

6 Invítalo a eventos en los cuales te honran y agradécele públicamente su apoyo. Ensalza su respaldo delante de personas a las cuales él valora: sus amigos, sus colegas, tus hijos… Hazlo en forma auténtica para no sonar condescendiente.

7 Agradécele con frecuencia que apoye tu éxito laboral. No lo des por sentado. Conecta su apoyo con resultados. Por ejemplo: “No sabes qué bien me hace que me apoyes en este proyecto. Gracias a que tuve el tiempo para enfocarme en esto, me han nombrado supervisora del equipo que lo implementará y me darán un aumento de x”.

Estamos aquí para darte una mano cuando lo necesites. Explora el Programa Step Up y tendrás acceso a coaching, mentoría y todo tipo de recursos para lograr el éxito laboral que buscas.

Cita: Entender las normas sociales a las sociales están sujetos los hombres es el camino más corto para convertirlos en tus aliados

Una de las claves para lograr el éxito personal y profesional es entender las normas sociales a las que están sujetos los hombres.

Se que no es simple cambiar costumbres y normas sociales del día a la noche. Pero si cada una de nosotras da el primer paso hacia cultivar el apoyo de los hombres de nuestras vidas, veremos un rápido progreso que se convertirá en una positiva bola de nieve. ¿Probamos?

5 consejos para lograr la conciliación trabajo familia

Conciliación trabajo familia: ¿Existe? ¿Cómo se puede lograr? Es la pregunta del millón de dólares, la que toda mujer quisiera responder de una vez por todas.

La pregunta a la que quisiéramos encontrarle una solución para vivir menos estresadas y ser más felices. Aquí te doy cinco consejos para que logres un mayor balance entre el trabajo y la vida personal. No es una fórmula mágica pero sí una serie de cosas que te pueden ayudar a cambiar tu situación.

Conciliación trabajo familia consejo #1 – Convéncete: La mujer maravilla no existe

Lamento desilusionarte pero es verdad. La Mujer Maravilla, Superwoman, no existe. Hay que dejar caer la idea de podemos mantener todas las bolas en el aire sin que ninguna se caiga. Hay que dejar de hacer magia para que todo funcione y todos estén felices. Basta.

La Mujer Maravilla

La investigación revela que esta postura genera cambios fisiológicos que te hacen sentir segura. Pruébala antes de la próxima negociación!

Mientras sigas asumiendo el rol de que tú puedes hacerlo todo, los que te rodean (tu esposo, tus hijos, tus padres, tus hermanos) seguirán aprovechando de tu buena disposición. Es imposible lograr una conciliación trabajo familia mientras tú seas la encargada de hacer las compras, mantener arreglada la casa, organizarle el calendario a todo el mundo, además de llevar adelante todas tus obligaciones laborales. No es fácil correrse de ese lugar porque obviamente te da satisfacción mantener el control sobre todas esas actividades y decisiones. Pero si no dejas que cada integrante de su familia se haga responsable de varias de esas cosas de las que siempre te has ocupado tú, todos seguirán dependiendo de ti y el balance entre el trabajo y la vida personal te seguirá esquivando. Eres tú la que debe decir basta.

Segundo consejo para lograr la conciliación trabajo familia – Empodera a quienes te rodean

Eso significa empoderar a tu empleada (si tienes una), a tus hijos, a tu pareja y también a tu madre, suegra o cualquier otra persona en tu entorno que puede ocupar algunos de los roles que tú vas a ceder. Esto es un proceso que debes llevar a cabo por pasos para que nadie salga huyendo despavorido. Por ejemplo, empieza por pedirle a tu esposo que se turne contigo para ir al supermercado. Y, muy importante, no lo critiques cuando compre la marca de leche equivocada o cuando en lugar de un paquete de pan compre tres.

Si buscas el balance entre el trabajo y la vida personal, empodera a tu pareja y a otros aliados

Si buscas el balance entre el trabajo y la vida personal, empodera a tu pareja y a otros aliados

O déjalo que decida él a dónde irán a pasear el domingo. Si tienes empleada doméstica, envíala a hacer cursos de computación para que pueda ayudarte a organizar la vida de tus hijos. Deja que tu suegra malcríe a los niños dejándolos ver un poco más de televisión. Uno de los secretos de obtener un mejor balance entre el trabajo y la vida personal es abdicar el poder que te da estar en control de todo.

Tercer consejo para lograr la conciliación trabajo familia – Abandona la necesidad de ser perfecta

Para lograr los puntos uno y dos necesitarás aceptar que las cosas no saldrán 100% igual que si las hicieras tú. La casa tal vez no esté tan organizada, la leche en lugar de 2% descremada será leche entera. La salida del domingo será a un restaurante que no hubiera sido el que tú habrías elegido. Lo más importante es reconocer que estas pequeñas “imperfecciones” van liberando tiempo para ti misma, para que te relajes y disfrutes de cada uno de los momentos. Sobre todo que vayas encontrando un mejor balance entre el trabajo y la vida personal.

Cuarto consejo para lograr la conciliación trabajo familia -Aprende a decir que no.

Dentro de este nuevo esquema que te propongo la palabra “no” es tu nueva aliada. Aquí van ejemplos de cuando y cómo decir no con dulzura y firmeza a la vez:

–       ¿Puedes llevarme la camisa a la tintorería?

–       No, lo siento amor. No tengo un minuto libre. ¿Por qué no la llevas tú en camino al trabajo? Hay una que te queda de paso.

–       ¿A dónde vamos a cenar hoy?

–       No sé. ¿Por qué no me sorprendes?

–       Pero tú eres la que conoce mejor los restaurantes. Elige uno y vamos.

–       No, la verdad es que no se me ocurre nada. ¿A lo mejor puedes encontrar alguno por Internet que no hayamos probado?

Aprende a decir que no para lograr una mejor conciliación trabajo familia Foto credit: Bronzemagonline.com

Aprende a decir que no para lograr una mejor conciliación trabajo familia
Foto credit: Bronzemagonline.com

En tu trabajo, debes manejar un delicado balance. Decir no en el momento adecuado te libera de compromisos que tal vez no puedas cumplir porque ya estás muy limitada de tiempo. Pero decir no a una oportunidad importante puede cerrarte puertas. Por eso es fundamental ir midiendo a qué cosas decirle que no en tu vida personal para empezar a darte más espacios de crecimiento profesional. Puedes lograr un mejor balance entre el trabajo y la vida personal cuando evitas llenarte de responsabilidades inconsecuentes en cualquiera de los dos ámbitos.

Quinto consejo para lograr la conciliación trabajo familia – Si todo lo demás falla, préstale a tu esposo tus zapatos

Si no has logrado sumar a tu esposo como aliado en las responsabilidades familiares puedes hacer lo siguiente: Elige una semana en que tus hijos tengan muchas actividades y vete de vacaciones. Sola. Deja anotados los horarios en que tus hijos deben estar en tal o cual lado y los datos básicos. Luego deja a tu esposo que se las arregle. Que por una semana trate él de encontrar un balance entre el trabajo y la vida personal como haces tú las otras 52 semanas del año. A veces no hay mejor forma de que alguien aprecie tu esfuerzo que forzarlo a que se ponga en tu lugar. Aquí la clave es que no le dejes todo organizado ni que dejes a tus hijos con tu mamá. No. Debes correrte del esquema cotidiano y dejarlo a él enfrentarse con la situación.

Recuerda que la única manera de encontrar una mejor conciliación trabajo familia es dejar de creerte que la Mujer Maravilla existe. Es el primer paso para dejar de asumir roles que debes compartir con otros.