De compañero a líder del equipo: 5 claves para una transición exitosa

El primer ascenso es un momento crítico en tu carrera. Aprovéchalo al máximo teniendo bien claro cómo hacer la transición de compañero a líder de forma efectiva. Aquí te doy 5 claves para lograrlo.

María, quiero felicitarte y compartirte que tu promoción ya es oficial!”. Esta es una de las frases más esperadas por quienes transitamos nuestra vida profesional en grandes corporaciones. En un primer momento, una promoción nos llena de orgullo, sentimiento de logro y auto-realización. En especial si se trata de una de las primeras promociones en nuestras carreras, aquella que ocurre cuando pasamos de compañero a líder de un grupo.

Aprender a ser jefe de tus ex colegas es un punto clave en tu carrera. (Foto tomada en el RSM Signature Event)

Aprender a ser jefe de tus ex colegas es un punto clave en tu carrera. (Foto tomada en el RSM Signature Event)

En mi experiencia como ejecutiva de Recursos Humanos, en esa transición suelen aparecer sentimientos ambiguos para quien ha sido promocionado. Por ejemplo, el deseo de liderar vs la preocupación por ser visto como autoritario; el interés por posicionarse rápido ante los ojos del jefe vs el temor a quedar aislado del equipo por adulador.

Es natural sentirse preocupado por cómo hacer la transición de compañero a líder de quienes eran hasta hace poco tus propios pares, con quienes compartías códigos en común y vínculos de camaradería. Sin duda este es un proceso desafiante. Por eso hoy te comparto 5 claves para hacer una transición exitosa de contribuidor individual a líder.

De compañero a líder de equipo en 5 pasos

1Establecerse en el nuevo rol de forma orgánica pero asegurándose algunos logros iniciales

Es recomendable que al pasar de contribuidor individual a líder puedas ir amoldándote al nuevo rol de forma orgánica, es decir, sin cambios drásticos que puedan alterar el clima y el desempeño del equipo. Intentar imponer ideas, dejar de participar de eventos sociales ó mostrarse poco disponible para los miembros del equipo a cargo son algunos de los errores más comunes que cometen quienes pasan de compañero a líder de equipo. Lo ideal es ir adoptando tu estilo de liderazgo de forma progresiva. Asimismo, ten presente que los primeros 90 días en tu nuevo rol revisten especial importancia porque marcan el tono para el equipo de lo que cabe esperar de tu gestión hacia adelante. De acuerdo a Michael Watkins, autor de “The First 90 Days” (Los Primeros 90 Días) publicado por Harvard Business Review debes asegurarte algunos logros significativos durante este tiempo.

Siguiendo estas 5 claves tendrás una transición exitosa de compañero a jefe de tus colegas

Siguiendo estas 5 claves tendrás una transición exitosa de compañero a jefe de tus colegas

2Construir tu propio estilo de liderazgo

Si bien más arriba te sugiero que te des un tiempo para adaptarte al nuevo rol, también es importante que te detengas a pensar sobre tu propio estilo de liderazgo. En este sentido, es conveniente evitar realizar cambios drásticos de personalidad que generen desconcierto, ansiedad o resentimiento en el equipo. Por ejemplo, si antes eras conocido por los demás miembros del equipo como una persona con buen sentido del humor, sería raro dejar de sonreír o de hacer alguna broma inofensiva cada tanto.

Sea cual sea el estilo de liderazgo que decidas adoptar, es aconsejable evitar los extremos: ni demasiado autoritario ni tan amistoso que pierdas la credibilidad y respeto del equipo. La influencia positiva, una gestión participativa y la escucha activa son tres cualidades que te recomiendo para ir construyendo un estilo de liderazgo acorde a las organizaciones actuales.

Cultiva un estilo de liderazgo transformacional. ¡Descubre sus características!

3Identificar si algún miembro del equipo está disconforme con tu asignación

Cuando un miembro de un equipo deja de ser compañero y pasa a ser líder es probable que se produzcan cambios en la dinámica interna y en las relaciones entre los miembros. Como líder debes hacer un diagnóstico inicial de la situación luego de tu promoción y detectar si algún miembro del equipo que se encuentra disconforme con tu asignación. Por ejemplo, hay que considerar que alguno de tus colegas puede haberse postulado para la misma promoción y por ende se encuentre frustrado al no haber sido seleccionado. En cualquier caso, es una buena práctica realizar reuniones individuales. Estas son buenas ocasiones para compartir tu visión estratégica a futuro y dejarles saber que tu rol de aquí en más será doble. Por un lado, apoyar el desarrollo profesional de cada uno y por otro asegurar el éxito del equipo en general. Por último, hay que estar dispuesto a aceptar que algunos individuos, tras cambiar las reglas del juego, decidan retirarse. Seguramente esto será movilizante tanto para ti como para el resto del equipo pero no hay que dejarse frustrar por esta situación, sino que más bien debes enfocarte en los planes futuros.

Buscando apoyo en tu entorno la transición a líder será más fácil y efectiva.

Buscando apoyo en tu entorno la transición a líder será más fácil y efectiva.

4Pedir consejo a quienes han transitado una promoción semejante

Un error común es creer que ahora que eres líder los demás esperan que lo resuelvas todo tú solo. Pedir ayuda no es una debilidad. Por el contrario, los líderes más experimentados suelen hacerlo con frecuencia para ser exitosos en su gestión. Por ello, te sugiero conectarte con otros líderes dentro de la compañía y preguntarles por sus propias experiencias y aprendizajes al momento de ser promovidos por primera vez. También les puedes consultar acerca de cursos de capacitación internos para primeros gerentes que ellos recomienden. El jefe directo también es una figura clave y debes solicitar su ayuda si hay momentos difíciles o de mayor complejidad que no sepas como abordar. Además, si tienes un mentor, este es una gran ocasión para intercambiar opiniones, acercarle tus dudas y pedirle consejo.

5Alianza con RR.HH para conocer las políticas y prácticas internas de gestión de talento 

Cuando pasas de contribuidor individual a líder, el desarrollo y la gestión del equipo pasa a ser una prioridad en tu agenda. Ahora tendrás a tu cargo decisiones relacionadas a aspectos tales como:

  • Identificar las necesidades de capacitación de los colaboradores
  • Solicitar el presupuesto necesario para una nueva vacante
  • Evaluar el desempeño para otorgar incrementos salariales

De todas formas, no hay que abrumarse de entrada. Te sugiero tomarlo con calma e ir aprendiendo cada aspecto de esta gestión en base a la necesidad. Construye una alianza con el área de Recursos Humanos desde el inicio para acelerar la curva de aprendizaje de las políticas y procesos internos como así también de las prácticas no escritas de la organización. Por ejemplo, puedes chocarte con una práctica no escrita cuando intentas conseguir la aprobación para la contratación de una nueva vacante. El procedimiento oficial podría ser crear una vacante a través del ERP y esperar a obtener la aprobación a través del sistema. Pero la regla no escrita puede ser que debas avisarle con antelación al director regional y obtener su aprobación informalmente antes de que le llegue el pedido formal.

Agostina Verni como pasar de compañero a líder de equipo

Agostina Verni como pasar de compañero a líder de equipo

Para concluir, quisiera invitarte a que celebres esta nueva etapa que estás comenzando. Convertirse en líder es sumamente gratificante y un liderazgo con sentido se construye día a día. La transición de compañero a líder es el primer paso. Entonces, ¡nada mejor que iniciarla con el pie derecho!

 

 

 

 

 

 

 

Si quieres desarrollar esta y todas las otras destrezas blandas que te ayudarán a pasar al próximo nivel de tu carrera, explora el Step Up Plus del Red Shoe Movement.

 

The following two tabs change content below.

Agostina Verni

Buenos Aires, Argentina— Strategic HR Business Partner with 10+ years of regional experience in Latin America acquired at innovative high growth multinationals such as Google & Red Hat. Agostina's major areas of expertise include: talent management, organization design, leadership development, talent acquisition, compensation & benefits, employee relations and coaching.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *