7 Habilidades Blandas Indispensables para el Exito Profesional

Una importante empresa de head-hunting internacional revela los retos a los que se enfrenta al reclutar mandos intermedios y ejecutivos: la falta de habilidades blandas. ¡Aquí te cuento cuáles son para que las fortalezcas!

Hace un par de semanas asistí a una conferencia sobre habilidades blandas y habilidades duras que ofreció una importante empresa de head-hunting internacional. Los oradores compartieron que cuando las empresas tienen que contratar talento joven, evalúan de manera preferencial las habilidades duras (estudios, certificaciones, posgrados, capacidades técnicas). Pero cuando se trata de contratar mandos de nivel intermedio a ejecutivo, las habilidades duras se dan por supuestas. Son las habilidades blandas las que distinguen a un profesional con capacidad de liderazgo de otro que no la tiene.

Obtener feedback de tus colegas y mentores es una buena manera de enterarte cuán fuertes son tus habilidades blandas.

Obtener feedback de tus colegas y mentores es una buena manera de enterarte cuán fuertes son tus habilidades blandas.

Para conseguir un buen equilibrio, todo tiene que tener un yin y un yang que se contrarreste y se complemente al mismo tiempo. Y en el área profesional el yin y el yang están compuestos por las habilidades duras y las habilidades blandas. Mientras las primeras pueden ser técnicamente medibles, las habilidades blandas son inmensurables. Sin embargo marcan la diferencia entre un profesional bueno y uno excelente. ¿Por qué es un placer trabajar con algunos colegas y no con otros? ¿Por qué algunos profesionales siempre superan lo que se espera de ellos y otros no?

La respuesta es de un sentido común aplastante: se trata de las habilidades blandas, las destrezas interpersonales. ¿Qué tipo de atributos forman parte del reino de las habilidades blandas? Todos aquellos que se refieren a la interacción entre tú y los demás.

7 Habilidades blandas que te llevarán al éxito

1Comunicación

La comunicación es la capacidad de expresar tus pensamientos y que los demás te entiendan. Nos comunicamos tanto a través de nuestras palabras (comunicación verbal) como de nuestro cuerpo (comunicación no verbal). Por lo tanto, siempre tienes que lograr que tu lenguaje no verbal apoye y confirme el mensaje de tus palabras. En este sentido es importante tener claridad de ideas, un vocabulario amplio y ajustado al público al que te diriges así como proyectar confianza y seguridad en lo que dices a través de un lenguaje corporal abierto. Y para demostrar atención y valorar la presencia de tu audiencia, es bueno dirigir tu cuerpo hacia tu interlocutor.

2Capacidad de escuchar

La capacidad de escuchar es una de las habilidades blandas de mayor importancia. Implica prestar atención y procesar la información de forma correcta.

¿Cuán bien sabes escuchar? Es bueno prestar atención tanto a lo que se dice como a lo que no se dice para ajustar tu mensaje.

¿Cuán bien sabes escuchar? Es bueno prestar atención tanto a lo que se dice como a lo que no se dice para ajustar tu mensaje.

Aprendes más escuchando que hablando, porque cuando escuchas tienes altas probabilidades de aprender algo que no sabías. Cuando hablas, sólo repites cosas que ya sabes. Así que no te pierdas ninguna lección importante por estar demasiado ocupada hablando. Esto se aplica sobre todo a cuando alguien te da feedback. Valora que la persona se esté tomando el tiempo y el esfuerzo de hacerte una crítica constructiva o darte un consejo profesional. Deja de lado tu ego para escucharla como un comentario que te ahorrará dificultades en el futuro y te ayudará a conseguir tus metas.  Toma buena nota de ello y revísalo con más calma y serenidad cuando se enfríen los ánimos.
Saber escuchar también se refiere a tener la capacidad de “leer” a tu audiencia para captar lo que no dice con palabras y así poder ajustar tu mensaje para que llegue mejor a destino.

 Te puede interesar este post de 7 tips de protocolo profesional

3 Capacidad de negociar y de resolver problemas

Tener la habilidad blanda de conversar y llegar a un acuerdo de manera profesional es otro atributo muy deseable en cualquier profesional que quiera alcanzar el éxito. Es raro que pase un solo día sin que tengas que enfrentar algún conflicto. Y la capacidad de negociar y de resolverlos hará que puedas salir airosa de situaciones delicadas y que seas vista como alguien con potencial de liderazgo. Hay varios pasos y estrategias concretas que puedes utilizar para resolver conflictos. Te sugiero que explores el tema aquí.

4Buenas maneras (o buenos modales)

Las buenas maneras y la buena educación normalmente fomentan que las relaciones interpersonales fluyan de forma natural. Son habilidades blandas que muchos ignoran por la velocidad en la que vivimos inmersos. Hacer que quienes te rodean se sientan apreciados y valorados te convertirá en esa profesional con quien todos quieren trabajar. Saluda cuando llegues a la oficina y despídete cuando te vayas. Ten detalles de atención con tus colegas. Evita interrumpir cuando no sea absolutamente necesario. Intenta no ignorar a quienes te rodean (a menos que lo hagas porque es la única forma de convivir con personas con quienes no congenias). Aplaude los logros de tus compañeras y compañeros. Ofrece tu ayuda siempre que puedas.

Seguir los 7 principios del Red Shoe Movement te ayudará a crear un clima de trabajo muy positivo a tu alrededor.

5Auto-control e inteligencia emocional

No todas las habilidades blandas tienen que ir dirigidas hacia el exterior. El autor del libro Inteligencia Emocional Daniel Goleman cree que el auto-control es un pilar de la inteligencia emocional y fundamental para la capacidad de liderazgo.

El auto-control nos permite manejar correctamente las emociones cuando éstas no están alineadas con lo que se consideraría un comportamiento adecuado en una situación concreta. Y ello significa que seas capaz de controlar tu enfado y/o decepción y, en su lugar, demostrar calma y serenidad con el fin de no estresar todavía más una situación ya de por sí conflictiva. O de saber contener una emoción de felicidad desbordada aunque la situación lo amerite. Aprender a modular tus emociones es una habilidad blanda que te reportará grandes beneficios en tu camino a puestos de mayor liderazgo.

6Asertividad

Ser capaz de comunicar tus intereses, opiniones e ideas de manera asertiva es una de las habilidades blandas cruciales que las mujeres deben afianzar.

Puede interesarte leer capacidad de liderazgo, ¿eres un buen líder?
Es importante encontrar el punto justo para proyectar asertividad y no agresividad.

Es importante encontrar el punto justo para proyectar asertividad y no agresividad.

Después de las habilidades blandas de las que hemos hablado (la capacidad de escuchar a los demás, de tratarlos bien, de negociar y resolver problemas y de modular tus propias emociones), es imprescindible añadir la importancia de ser asertiva. Porque en tu manera de comunicar es en donde puedes toparte con el escollo de herir a tu interlocutor o ser percibida como demasiado pasiva o demasiado agresiva. Ser asertiva es la mejor manera de comunicar tus ideas, opiniones y deseos respetando los derechos y las opiniones de los demás.

La experta en desarrollo de liderazgo Lily Benjamin explica de manera simple y práctica cómo lograr el punto justo para proyectar asertividad y no agresividad en este maravilloso artículo.

Proyectar una imagen profesional segura de ti misma es una manera de mostrar que cuidas todos los detalles. Eso inspira confianza.

Proyectar una imagen profesional segura de ti misma es una manera de mostrar que cuidas todos los detalles. Eso inspira confianza.

7Imagen personal

Si hemos hablado de habilidades blandas relativas a la comunicación y al comportamiento, no podemos obviar que la apariencia es otra destreza interpersonal fundamental en tu éxito profesional. Cuando la imagen que proyectas coincide con tus valores, tu conducta y tu comunicación, tu interlocutor te verá auténtica y transparente. Es una forma de decir “Lo que ves es lo que obtienes”. Coherencia y autenticidad son valores en alza en una sociedad como la de hoy. Entonces, si hablas de liderazgo y buscas oportunidades de crecimiento no puedes presentarte desalineada y proyectar la imagen de que no puedes ocuparte ni de ti misma.

¡No te pierdas mi artículo sobre Marca Personal!

En resumidas cuentas, afinando estas 7 habilidades blandas te resultarás más fácil obtener tus metas:

  1. Comunícate clara y efectivamente
  2. Escucha, escucha y escucha
  3. Sé capaz de identificar, negociar y resolver los problemas a los que te enfrentas diariamente
  4. Que las buenas maneras presidan tu trato con quienes te rodean
  5. Trabaja todos los días en el control de tus emociones
  6. Cuida tu imagen personal de modo que sea reflejo de tu excelente profesionalidad.

 

 

Imagen profesional: Usa los accesorios a tu favor

Para un gran número de mujeres, vestir para ofrecer una imagen profesional que proyecte autoridad y competencia se ha convertido en todo un reto. A menudo caen en la trampa de escoger prendas de corte y color masculinos para conseguir comunicar seriedad y profesionalidad.

En un mundo donde sólo el 16% de los puestos directivos son ocupados por mujeres la preocupación por desempeñar un excelente trabajo va unida a la preocupación por mantener una imagen profesional que proyecte capacidad de liderazgo. Y desafortunadamente, esta imagen profesional suele estar masculinizada en ambientes tradicionales, formales y conservadores.

Los zapatos rojos son un perfecto accesorio no solo para celebrar los #RedShoeTuesday sino para darle un toque personal a un "outfit" profesional en cualquier momento.

Los zapatos rojos son un perfecto accesorio no solo para celebrar los #RedShoeTuesday sino para darle un toque personal a un “outfit” profesional en cualquier momento.

Sin embargo, tienes unos grandes aliados para darle un toque personal a tu imagen profesional. Los accesorios te ayudarán a acentuar tu feminidad, tu personalidad y a complementar tu atuendo. Tu peinado, tu maquillaje, tus lentes, tus zapatos, tu bolsa y tus joyas hablan mucho de ti.

Siempre ten en cuenta que el accesorio complementa, no es el centro de tu imagen. Y por ello, es muy importante que comunique tu capacidad de atención al detalle pero que no sirva de distractor.

Recuerda la regla de oro para tu atuendo profesional: no uses más de 3 accesorios al mismo tiempo, especialmente si éstos son grandes o llamativos. Por ejemplo, si usas unos lentes grandes y vistosos, evita sobrecargar los ojos con maquillaje y usar aretes llamativos y ostentosos. Cuanto más recargues tu outfit, más casual y menos elegante se verá.

Aquí puedes leer más a cerca de cómo vestirse para el trabajo.

10 accesorios que te ayudarán a personalizar tu imagen profesional

Corte de pelo: Un buen corte de cabello hace que la personalidad de una mujer resalte. La mujer ejecutiva o con aspiraciones a serlo, debe siempre ir bien peinada y tener el pelo cuidado. Si tiendes a teñirte el pelo, hazlo siempre en colores naturales y recuerda retocarlo cada mes. Las raíces de otro color proyectan descuido y falta de cuidado en los detalles. Si llevas una melena larga (más de 2cm por debajo de tus hombros), recógela en una cola de caballo o un moño. Y si la llevas suelta, asegúrate de que se vea prolija y bien arreglada.

Maquillaje: El maquillaje debe ser minimalista y sobrio. Multitud de estudios e investigaciones arrojan claras evidencias de que el correcto uso de maquillaje en la mujer la hacen ver más cuidada, y le ayudan a proyectar una imagen profesional. Dale más protagonismo a tus ojos que a tus labios con el fin de que tus colegas, jefes y clientes te miren a los ojos cuando hablen contigo. Conseguirás así que la comunicación sea más efectiva. No te excedas en la cantidad ni en el número de sombra de ojos, y evita las pestañas postizas a menos que sepas usarlas muy bien y luzcan muy naturales. Recuerda tratar tu maquillaje como un accesorio, y por ello, como un complemento de tu imagen profesional.

Manos con uñas prolijas pintadas de rojo

Usas tus manos para expresarte por lo cual son una parte importante de tu comunicación. Lleva las uñas prolijas y bien cuidadas.

Uñas: Funcionan como la parte primordial de las manos y las manos son esenciales para la comunicación con tus interlocutores. Es por ello que mantenerlas limpias y cuidadas es una prioridad. El largo de las uñas ideal es de corto a medio. Evita las uñas excesivamente largas. En cuanto a color de lacas (esmaltes) de uñas, usa preferentemente colores claros y tradicionales tales como la manicura francesa, neutro, beige, rosa palo y brillo. El rojo es un color aceptable en el ámbito profesional. Eso sí, es mandatorio que la laca de uñas esté impecable. Dependiendo del ambiente laboral en el que te desempeñes, será necesario o evitar tonos llamativos como fucsia, verde, naranja o demasiado oscuros. Cuanto más creativo el sector en el que estés, mayor libertad de acción tienes.

Fragancias: La fragancia elegida para el entorno profesional debe ser discreta, más bien cítrica para que no se mezcle con los olores corporales, duren más tiempo y no cambien de olor.

Recuerda siempre que la memoria olfativa es mucho más potente que la memoria visual y la auditiva. Por lo cual la mala elección de una fragancia puede arruinar la primera impresión que causas en tu interlocutor en base a los recuerdos o pensamientos que tu fragancia le pueda provocar.

Joyas: Si trabajas en una empresa cuyo código de vestimenta es más casual o informal, podrás usar accesorios y joyas más grandes y llamativos. Sin embargo, si tu trabajo se desarrolla en un entorno conservador y formal, proyectar una imagen profesional requerirá que uses joyas discretas en tamaño y en color. Ahora, si tu personalidad te pide usar accesorios grandes, hazlo, respetando la máxima de los tres accesorios por look. Es decir, si quieres usar una gargantilla grande, equilibra el exceso con unos pendientes o aretes pequeños y un reloj discreto.

Ten en cuenta la forma y el tamaño de tu rostro y de tu escote a la hora de escoger los collares, gargantillas y pendientes o aretes. Si tienes la cara muy redonda, inclínate por aretes lineales o geométricos. Si tu cara es muy angulada, opta por aretes redondeados y de formas suaves. Si tu escote es en forma lineal o en V, escoger collares que repitan la misma forma conservará el equilibrio de tu atuendo. Evita joyas excesivamente brillantes cuando busques proyectar una imagen profesional.

Beth Bores cita sobre uso de accesorios para imagen profesional - Los accesorios complementan y comunican tu capacidad de atención al detalle. No deben distraer la atención.

Aprender a usar los accesorios a tu favor puede favorecer enormemente tu imagen profesional

No te pierdas este artículo sobre impacto psicológico de vestir con ropa formal

Medias:  Usa medias del mismo color que la falda y/o el zapato para alargar y estilizar tus piernas. En el ámbito profesional formal, las medias tendrán un grosor máximo de 40 DEN, siendo más aconsejables las de 20 DEN. Si la falda es de un color claro, opta por unas medias de color natural o carne. Con pantalón, usa la media (calcetín) del mismo color del pantalón para hacer una transición suave entre el pantalón y el zapato. En el caso de no encontrar medias del color del pantalón, elige un calcetín del color del zapato. Cada vez se ve con mayor frecuencia mujeres que optan dejar las medias de nylon en casa durante el verano. Observa tu ambiente laboral y déjate llevar por lo que hagan las mujeres de mayor jerarquía.

Zapatos rojos como accesorios para cualquier outfit

Cuando se trata de proyectar una imagen profesional, escoge zapatos apropiados al sector en que te desempeñas.

Zapatos: Zapatos de tacón que no superen los 10cm y en colores neutros. Si los zapatos son abiertos evita las medias. Recuerda, de todos modos, que hay ciertos ambientes laborales más conservadores donde no están bien vistas las sandalias o las botas. Pero, nuevamente, observa cómo visten las ejecutivas y guíate por su conducta.

Bolso, bolsa o cartera: El bolso es también un elemento del vestuario con un código de comunicación propio.

Elementos de diseño: cuanto más liso y simple es el bolso, mayor elegancia y autoridad proyecta.

Elige colores neutros y oscuros (negro, marrón, cámel, azul marino, gris) si quieres proyectar poder y autoridad. Y recuerda, hoy en día, no es necesario que el bolso sea del mismo color que los zapatos.

Forma: Los bolsos estructurados y rígidos o semi-rígidos son más formales que los bolsos suaves y más flexibles.

Tamaño: Es importante que siempre tengas en cuenta tu escala corporal a la hora de elegir un bolso. Si eres una mujer alta y corpulenta, inclínate siempre por bolsas de tamaño mediano dado que el tamaño pequeño no armonizará con tus proporciones. Un bolso de tamaño pequeño o mediano es más formal que un bolso grande, que no será nunca apropiado para dar una imagen profesional en un ambiente formal de negocios.

NOTA IMPORTANTE: Evita llevar bolso y maletín profesional (porta-documentos) al mismo tiempo. En caso de que uses maletín, escoge un bolso que quepa dentro del mismo.

Mujer con ropa profesional y accesorios

Aprovecha accesorios para proyectar una imagen profesional

Cinturón: Si bien el cinturón en la mujer no es mandatorio en general, sí lo es cuando la falda, vestido o pantalón lleva presillas. Elige el cinturón teniendo en cuenta tu torso. Si tienes una cintura definida, puedes resaltarla usando un cinturón en color distinto al vestido, falda o pantalón. Si tienes barriguita, opta por un cinturón estrecho del mismo color que la prenda sobre el que se aplica.

Gafas o lentes: Son otro accesorio que ayuda enormemente a darle personalidad a tu imagen profesional. Si eres más bien clásica y conservadora, inclínate por monturas o armazones metálicos o de carey (acrílico) en colores tradicionales. En caso contrario, atrévete con monturas más llamativas que proyecten una forma de ser más dramática o creativa.

5 Puntos Claves a Recordar

Para concluir, recuerda estos cinco puntos cuando elijas accesorios para complementar tu imagen profesional:

  • No son la parte central de tu imagen sino que la complementan.
  • Tienen el poder de llamar la atención sobre el área en la que se encuentran, así que decide dónde y cómo usarlos en función de la parte de ti que quieras resaltar.
  • Su buen o mal uso puede elevar o dañar tu imagen profesional.
  • Son un aliado formidable para actualizar y modernizar cualquier outfit.
  • Son el fiel reflejo de tu personalidad. Sírvete de ellos para construir tu estilo personal.

Cómo emprender un negocio sin reinventar la rueda

Pocos responden a la pregunta de cómo emprender un negocio con una respuesta tan simple como ésta. Mira dentro tuyo, descubre tus habilidades y mejora algo que no funciona tan bien como podría.

En los últimos años se habla cada vez con más frecuencia de emprender, sobre los emprendedores y su rol como impulsores la economía y sobre el poder económico de las mujeres emprendedoras. Pero se dice muy poco sobre cómo emprender y sobre cómo se genera o se llega a dar ese primer paso que nos cambiará la vida…

Cómo emprender un negocio: una historia personal

Mi nombre es Alicia Verna, tengo 41 años, y hace ocho dejé mi carrera corporativa y comencé mi propia empresa en la Argentina. Y esta es mi historia de cómo emprender un negocio. La historia del primer paso.

Alicia Verna comparte cómo emprender un negocio

Alicia Verna comparte cómo emprender un negocio

Click to Tweet

Durante toda mi vida creí que no era una persona creativa, porque a mi entender “emprender”, era encontrar ” la idea “, ese producto o servicio que revolucionaría el mundo. Por lo cual, me dediqué durante doce años a trabajar para otros, en corporaciones y grandes empresas. Durante ese período, aprendí mucho y gané experiencia. Me hice conocida como una excelente gestora de negocios. Armé equipos de trabajo y generé rentabilidad para las empresas donde trabajaba.

Cita inspiradora para ayudarte a emprender de Alicia Verna.

Cita inspiradora de Alicia Verna.

Pero toda moneda tiene dos caras, y en mi caso la otra cara era una alta frustración y la sensación de un techo que me aprisionaba. Sentía que no estaba desarrollando todas mis capacidades. Que estaba estancada, que sólo me permitían capacitarme en temas que eran útiles a la empresa. Y esto se complementaba con gran cantidad de horas de trabajo, vuelos frecuentes y un desgaste físico y mental enorme.

Pasaron los años, me casé, nació mi primera hija, Milagros, y tuve que aceptar que este modelo de vida estaba agotado. En ese momento se produjo un “click”. Dejé de buscar afuera la idea del millón de dólares y comencé a bucear adentro mío… Me planteé para qué era buena, ¿por qué me buscaban las empresas?, ¿Qué valor les aportaba?

Preparé una lista de mis habilidades que incluía: excelente gestora de negocios, agudeza en percepción de compatibilidad de personalidades, capacidad única de creación y gerenciación de equipos de trabajo, pasión por el área de ventas, generación de alta rentabilidad.

Descubrí que mis capacidades no eran tan comunes y que probablemente hubiera muchas empresas que necesitaran mi ayuda.

Hoy este deseo se transformó en realidad. Mi consultora lleva ocho años de crecimiento continuo. Tengo un equipo formado por otras diez mujeres profesionales que a la vez son mamás y disfrutan de contar con flexibilidad horaria. Es decir que no sólo encontré la conciliación trabajo – familia que buscaba para mí, algo que parecía imposible al inicio, sino también para otras mujeres.

No te pierdas este video para continuar explorando el tema de cómo emprender un negocio.

Cómo emprender un negocio: ¡5 pasos para dar el primero!

Si estás considerando independizarte es probable que sientas algo de ansiedad. Es normal. Aquí te comparto mis 5 pasos de cómo emprender un negocio para que tengas una mini guía de ruta.

  • Date un tiempo para reflexionar qué te impulsa a emprender, qué estás buscando, qué cambios quieres para tu vida. Esos pilares te ayudarán a salir airosa de los primeros años de tu emprendimiento.
  • Escribe una lista de por lo menos 10 características o habilidades que creas que te hacen diferente.
  • Pídele a tu pareja, colegas o amigos más cercanos que realicen el mismo ejercicio. Que creen una lista con características tuyas que te distinguen del resto. Seguramente tu lista crecerá con capacidades de las cuales no eres consciente.
  • Reflexiona sobre qué negocios, personas o mercados necesitan estas habilidades.
  • Replantea negocios o productos existentes que hoy están siendo mal gestionados, sumándole tus habilidades. Esta es la clave. Yo no reinventé la rueda. Descubrí que mis habilidades podían servirle a muchas más empresas que la que me empleaba y cree una estructura para ofrecer mis servicios.
Conoce a WeConnect, la organización que entrena y certifica emprendimientos de mujeres para trabajar con multinacionales.

5 pasos para emprender

Con estos 5 pasos podrás prepararte para emprender tu negocio

Una buena lista de libros sugeridos para futuros emprendedores.

No limites tú misma tus posibilidades, piensa que ciertas capacidades que te resultan “normales” y que por lo tanto para ti no tienen relevancia, para otro pueden ser de alto valor.

Todo comienza con un paso, y la fuerza para darlo está dentro tuyo, en tus habilidades y capacidades. No dejes de intentarlo, porque cambiará tu vida por completo.

Puedes conectarte con la Lic.Alicia Verna a través de su empresa: AV Consultores Pymes.Y por Twitter @AVconsultorespy

Empresaria – Docente- Conferencista – Autora del libro “Buenos Negocios: Logre que su Pyme venda mejor”

Cómo vestirse para el trabajo respetando el estilo personal

Una de las preocupaciones más frecuentes de mis clientas es cómo vestirse para el trabajo sin perder su personalidad. ¡Respetando ciertos principios básicos puedes lograrlo fácilmente!

En mis años de experiencia como consultora de imagen, he visto el guardarropa profesional de muchas mujeres, desde CEO y altas ejecutivas, hasta emprendedoras, profesionales independientes y mujeres recién graduadas de la Universidad.

Como vestirse para el trabajo cita inspiradora de Beth Bores

Tu imagen personal habla de manera subliminal de cuán responsable

No hay una fórmula mágica que cubra las necesidades de cada mujer para tener un guardarropa profesional completo, dado que el código de vestimenta varía en función de la industria en la que trabaja, el país en el que vive, los valores y sobre todo el propio estilo personal. Sin embargo, sí hay algunos puntos básicos en los que debes fijarte a la hora de construir tu guardarropa profesional. Aquí te los revelo uno a uno.

Cómo vestirse para el trabajo – Características del guardarropa profesional femenino

Independientemente de las piezas que lo integren, tu guardarropa profesional debe reunir las siguientes características:

Guardarropa profesional femenino. Una mujer con falda a rayas y blusa sin mangas

Teniendo presente las reglas básicas a la hora de saber cómo vestirse para el trabajo no hay forma de equivocarse.

Ser dinámico— Reflejará que eres una mujer actualizada.
Ser versátil— para que puedas vestirte según la agenda del día.

Comunicar— Tu imagen transmite y comunica todo el tiempo. Busca proyectar autoridad, profesionalidad, accesibilidad y apertura al diálogo, actualidad y otros valores que sean importantes para conferir presencia ejecutiva .

Ser funcionalPráctico, elegante, coordinado. Que se pueda transportar en una maleta o en una bolsa de mano. Que impacte y que se vea fresco desde la mañana hasta la noche.

Respetar tu estilo personal— Si no te sientes cómoda con la ropa que llevas puesta, difícilmente logres transmitir seguridad y confianza, dos aspectos indispensables para que los demás crean en ti.

Mantener una buena imagen es fundamental pues es reflejo de profesionalidad, cuidado del detalle, control de una misma y del entorno. Lucir una buena imagen proyecta el mensaje que sabes cuidar de ti misma y por lo tanto, proyecta un mensaje subliminal de que puedes cuidar de todo aquello que esté bajo tu responsabilidad también.

¿Cómo vestirse para el trabajo? 4 Reglas básicas para construir tu guardarropa profesional

Como vestirse para el trabajo

Si bien los trajes oscuros proyectan autoridad, descubre tu propio estilo para agregarle un toque personal a tu guardarropa profesional

1Conoce tu colorimetría personal. Usar los colores adecuados en función de tu piel, color de ojos y cabello ayuda a que te veas más joven, saludable y enérgica.

2Ten presente tu ambiente laboral y la posición que ocupas en el directorio u organigrama empresarial. A la hora de descubrir cómo vestirse para el trabajo no es lo mismo trabajar para una firma de abogados o una institución financiera, que demandan un estilo más formal y conservador, que en una agencia de publicidad o marketing donde se permiten estilos mucho más relajados y casuales.

3Conoce los límites de tu estilo. Si tienes un estilo muy informal, ten en cuenta que hay ciertos ambientes en los cuales necesites presentarte con un atuendo más formal. Para eso es bueno encontrar piezas con las que te sientas cómoda, aun cuando no sean las que usarías regularmente.

4Conoce los códigos de comunicación de colores, tejidos, formas y contrastes. Aunque no lo creas, existen sutiles códigos aceptados en la sociedad. A medida que entran más mujeres al mercado laboral estos códigos van cambiando y flexibilizándose pero los cambios toman tiempo. Por eso, conocer estos códigos te ayudará a elegir correctamente en función del mensaje y la imagen que quieras proyectar.

En este video ves una amplia gama de opciones para un guardarropa profesional.
  • En las sociedades occidental los colores oscuros (negro, azul marino, gris oscuro, color vino, verde botella)
    4 reglas indispensables para saber cómo vestirse en el trabajo

    Sabiendo estas cuatro reglas siempre tendrás un guardarropa profesional

    proyectan autoridad, sobriedad, liderazgo y cierta distancia. Los colores claros y los colores cálidos proyectan una imagen más cercana, accesible, jovial.

  • Las prendas estructuradas y entalladas tienen un código de mayor autoridad y poder que las prendas de cortes más relajados.
  • Los tejidos finos y ligeros son más formales y adecuados para un código de vestimenta de negocios que los tejidos gruesos, con textura o más rígidos.
  • Los contrastes altos (entre tonos claros y oscuros o intensidades brillantes y opacas ) proyectan mayor liderazgo y autoridad. Los contrastes medios o bajos proyectan mayor accesibilidad y cercanía.

Prendas básicas de tu guardarropa profesional

Si buscas la respuesta a cómo vestirte para el trabajo con el menor esfuerzo posible, hay ceritas prendas básicas que no deben faltar en tu guardarropa profesional.

  • Guardarropa profesional femenino. Una mujer con falda y top de mangas tres cuarto

    ¿Cómo vestirse para el trabajo? Con frecuencia, un buen accesorio puede darte el toque personal que te distinga.

    Tres trajes sastres en colores negro, gris y azul marino

  • Seis blusas y tops
  • Tres pantalones (gris, azul marino y negro)
  • Un vestido negro o azul marino y otro de color o estampado
  • Dos blazers
  • Dos faldas
  • Tres pares de zapatos de tacón no superior a 10cm, siendo los más cómodos y apropiados los de alrededor de 4.5cm Los colores más combinables son el negro, marrón y beige, pero no olvides tener un par de zapatos rojos que lucirás los días martes para celebrar Red Shoe Tuesday y manifestar tu apoyo al crecimiento profesional de las mujeres. Incluso puede que hagas de ellos tu marca personal. Quizás te interese leer más acerca de cómo construir tu marca personal en este artículo.
  • Un bolso y una cartera de cuero (piel), de diseño sencillo y alta calidad. Cuanto más simple y más estructurado sea su diseño, mayor poder y seriedad proyectan.
  • Un buen abrigo,
  • Un buen paraguas,
  • Accesorios de calidad. (¡Este es un artículo ideal para expresar tu estilo y personalidad!) En cuanto a los relojes, un reloj metálico (de oro, plata, platino) de tamaño medio, o un reloj de correa de cuero son más apropiados para un código de vestimenta profesional formal que los relojes de correa de caucho o plástico y los relojes de colores, más apropiados para los ambientes casuales.
Que zapatos me pongo - dibujo de distintos zapatos

Una de las reglas de saber cómo vestirse para el trabajo es entender bien el ambiente y la ocasión.

A la hora de causar una buena primera impresión en tu lugar de trabajo, nada como vestir de manera impecable para proyectar una imagen de líder. El desafío es aprender a combinar elementos clásicos y tradicionalmente valorados por el “corporate establishment” con aquellos que reflejen tu estilo personal. Al final del día, ser auténtica y exudar confianza en ti misma es lo que más lejos te permitirá llegar. Pero como con todos los temas que se refieren a tu marca personal e imagen, lo que debes evitar es que tu ropa te cierra las puertas antes de que los terceros descubran el gran valor que tienes para ofrecer.

Marca personal: cómo definir la tuya

Crear una marca personal fuerte es decisivo en el desarrollo de tu carrera profesional

¿Qué es marca personal?

Sé que has oído hablar mucho de marca personal. Pero partamos de la misma base para poder entendernos bien. Marca personal es, en pocas palabras, cómo te perciben los demás. Y como nos recuerda Oscar Wilde “Sé tú misma. Los demás personajes están ocupados”.

La huella que dejes en los demás será la identidad de tu marca personal.

Asegúrate de que los demás tengan una buena experiencia contigo ya que tu marca personal se define en esa percepción que creas.

El concepto de marca personal nació en los EEUU como una herramienta para distinguirse a la hora de buscar empleo. Y de ahí viene el desarrollo de la marca personal en forma paralela a cómo se desarrolla una marca comercial. Y así es como la vamos a analizar hoy en este artículo. ¿Qué hace una marca comercial para llamar la atención del consumidor y lograr que compre su producto de entre muchos otros parecidos? La pregunta puedes traducirla a tu persona: ¿Cómo vas a lograr que tu interlocutor compre tu mensaje, tu producto, tus servicios de entre todos los que se ofrecen en el mercado?

Hoy en día, la mayoría de los profesionales han alcanzado niveles de preparación técnica muy altos. Es relativamente común que un head-hunter se encuentre leyendo CVs muy parecidos si no idénticos entre sí, compitiendo por un mismo puesto de trabajo, por un mismo ascenso, por un mismo rol en un proyecto. Lo que te distinguirá de los demás no son tus competencias duras, sino tus competencias blandas. Es decir, tu imagen personal, tu actitud, la manera de desenvolverte en distintas situaciones, tu capacidad de crear experiencias positivas en los demás, de impactar y dejar huella, y tus competencias en comunicación, tanto verbal como no verbal.

Construye tu yo.com – 4 Estrategias para desarrollar tu marca personal

Pero vayamos por pasos y marquemos unas pautas a trabajar para lograr construir esa marca personal que te permita distinguirte del resto por las razones adecuadas.

1Crea y cuida con sumo cuidado tu huella digital. La huella digital es cómo te presentas en Internet. A medida que avanzamos por el siglo XXI, este factor que antes existía sólo en ciencia ficción hoy es real y nos afecta a todos.

La huella digital - foto de huella digital

Cuida tu comunicación digital ya que constituye una parte fundamental de tu marca personal

Tu reputación online nunca ha sido más importante que hoy. Hay multitud de casos de personajes públicos que se han visto afectados por opiniones, chistes, juicios de valor y bromas hechas en Internet.

Hoy en día, es muy común conocer a las personas, o a las empresas, a través de internet antes de tener un primer contacto personal con ellas. Es por esta razón por la que tu huella digital debe reflejar tu marca personal con claridad ya que es lo que la gente usa para formarse una primera impresión de ti.

Quizás te interese leer el artículo sobre la importancia de la primera impresión
  • ¿Cómo son tus emails, textos, Whatsapp? ¿Cómo saludas? ¿Cómo estructuras el mensaje? ¿Es claro, conciso y breve? ¿Cómo te despides? ¿Compruebas que no haya errores de teclado u ortografía antes de mandarlos? Hoy en día, los correctores hacen maravillas, o desgracias, ambas de igual tamaño. Y estoy segura que todos podríamos poner numerosos ejemplos, propios y ajenos.
  • ¿Cómo es el mensaje de tu buzón de voz? Son muchos los números de teléfono que marco y no hallo un mensaje cuando salta el buzón de voz, con lo que no suelo dejar mensaje por si estoy marcando el número equivocado. ¿Sabes cuántas oportunidades puedes estar perdiendo por ello? Por otra parte, proyecta falta de profesionalidad. Recuerda, lo que distingue lo bueno de lo mejor son los detalles. No dejes flecos que denoten falta de detalle.
  • ¿Qué encuentras cuando escribes en un buscador tu nombre? ¿Y en las redes sociales? ¿Y en los chats y foros?
  • Ten en cuenta que las redes sociales son un escaparte de tu información personal. No hagas bromas, ni emitas opiniones, ni cuelgues fotos o información sensible en tus muros.
  • Sé precavida en las personas, asociaciones u organizaciones con las que te relaciones en Internet. Recuerda que asociarte con ellas puede afectar tu marca personal.

Tu huella digital tiene un peso específico grande en tu reputación profesional y personal, base y fundamento de tu marca personal.

Aquí tienes un video sobre los 7 pecados contra la marca personal

2Asegúrate que tu imagen personal coincida con la marca personal por la que deseas ser reconocida. No permitas que la mala gestión de tu imagen personal proyecte el mensaje equivocado y destruya tu marca personal.

Tu imagen personal juega un papel muy relevante en tu marca personal. Es como el packaging de un producto. Las compañías invierten fortunas en el packaging de un producto porque saben que la imagen visual es crítica para provocar que un potencial cliente elija su producto en lugar del de la competencia. El mismo principio aplica a las personas. Con mucha frecuencia los reclutadores escogen a los candidatos en base al grado de identificación de la imagen del candidato con la imagen de la compañía. Y eso, traducido, significa una buena imagen personal, cuidada, pulida y que proyecte competencia y profesionalidad.

Marca personal Cita inspiradora de Beth Bores - Tu estilo personal puede convertirse en la parte mas visible y mas representativa de tu marca personal

¡Define tu estilo personal!

  • Descubre el estilo personal que más refleja tu personalidad y el mensaje que quieres transmitir. Tu estilo personal puede convertirse sin duda en la parte más visible y más representativa de tu marca personal. Un estilo, un accesorio, una prenda de ropa. El uso de los zapatos rojos los días martes puede convertirse en tu marca personal, que proyecta el mensaje que tú apoyas el incremento de la visibilidad del talento femenino y el avance de la mujer en los puestos de liderazgo en las compañías y en la sociedad.
  • Escoge el código de vestimenta adecuado que refleje qué representas y a quién te diriges.
  • Cuida hasta el mínimo detalle tu higiene personal: manos siempre limpias e hidratadas, uñas limpias y con esmaltes clásicos y discretos, estilo y corte de cabello adecuados a tu edad y forma de cara, estado de la ropa impecable (evita manchas, botones caídos, bastillas descosidas), uso discreto de perfume (la memoria olfativa es muchísimo más rápida que la memoria visual. Si usas un perfume cuyo olor provoque malos recuerdos a tu interlocutor, no tendrás oportunidad de avanzar en tu objetivo), olores corporales (evita olor a sudor, mal aliento, uso de ambientadores pesados en tu oficina).

3Tu actitud y tu comportamiento. La manera en como te comportas con los demás será decisiva para la creación de experiencias positivas con aquéllos con quienes interactúas.

Cual es tu marca personal - Un zapato rojo on la pregunta

Tu actitud, tu vestimenta, tu comportamiento contribuyen a definir tu marca personal.

Ten una actitud siempre positiva. Toma la iniciativa de presentarte cuando conozcas a alguien, ofrece tu tarjeta personal con una sonrisa, crea a tu alrededor una atmósfera de confianza en la que tu interlocutor se sienta cómodo, respetado e importante. Puedes incluso tener como elemento diferenciador un rasgo de comportamiento. Quizás tu simpatía, tu sonrisa, tu capacidad para liderar, tu habilidad para hacer sentir a los demás como en casa, etc.

La huella que dejes en los demás será la identidad de tu marca personal.

4Tu comunicación. La comunicación es la herramienta fundamental para compartir y difundir tu mensaje. Y comunicación es todo, tu imagen personal, tu comportamiento y tu actitud, pero también tus palabras, tu voz y tu lenguaje no verbal.

  • Usa un vocabulario adecuado a tu imagen, tu rol y al público al que te diriges. Haz un uso correcto de las palabras, los tiempos verbales, las secuencias, las expresiones y las jergas.
  • Aprende a modular tu voz para que ésta sea el canal preferido de tu oyente. Seguro que puedes pensar en más de una persona con quien evitas conversar debido a su tono de voz. El tono (los tonos graves proyectan más autoridad y son más agradables al oído que los tonos agudos), el volumen (adecúa el volumen al contexto), el ritmo (no hables demasiado rápido porque denota nerviosismo y ansiedad pero tampoco demasiado despacio porque aburrirías a tu audiencia), la limpieza en la pronunciación (cuanto más limpia sea tu pronunciación, mayor educación proyectarás y más fácil será entenderte) y el uso adecuado de los silencios, son armas poderosísimas que te ayudarán a proyectar tu mensaje de forma efectiva.
  • Identifica el lenguaje corporal que apoya tu comunicación verbal. Si quieres incluir en tu conversación a tu interlocutor o tu audiencia, usa un lenguaje corporal abierto. Las palmas de tus manos abiertas y mirando hacia arriba, haz contacto visual con tu audiencia para lograr conexión, dirige tu cuerpo a tu interlocutor para demostrarle que tiene el 100% de tu atención, mueve tus brazos de forma que incluyas a tus oyentes, como si quisieras abrazarlos para meterlos en tu conversación. El lenguaje corporal tiene el poder de confirmar o desmentir el mensaje de tus palabras. No lo olvides.
Destacarse para hacer crecer la marca personal

Tus destrezas blandas te ayudarán a destacarte del grupo por razones relevantes y válidas

En definitiva, invierte en ti de forma que sobresalgas de la multitud por razones válidas y relevantes. Y todos los días, sin excepción, revisa los cuatro puntos de los que hemos hablado en este post para cuidar al detalle tu imagen personal, reflejo de tu marca personal.

  1. Cuida escrupulosamente tu huella digital.
  2. Que tu imagen personal sea fiel reflejo de lo que representas. ¿Quién eres? ¿Qué dices? ¿A quién te diriges?
  3. Que tu actitud y tu comportamiento inviten a querer estar a tu alrededor. Crea con ellos experiencias positivas en los demás.
  4. Que tu comunicación verbal y no verbal estén siempre sincronizadas, de forma que los mensajes que se proyectan se confirmen en lugar de contrarrestarse.

Definir una marca personal auténtica y alinearla con todos los aspectos de tu vida es la mejor manera de ser memorable. Está en tus manos lograrlo.

 

 

 

 

Primera impresión: ¡Tienes 7 segundos!

7 segundos es el tiempo que se toma el cerebro para hacerse una primera impresión basándose en tu apariencia, tu comportamiento y tu comunicación.

Con sólo ver el título habrás empezado a contar. Pues sí, hazlo. Tómate un momento y cuenta hasta 7. Y date cuenta de lo rápido que pasa.

Los estudios e investigaciones científicas, psicológicas y sociológicas sugieren que hacemos nuestra primera impresión casi instantáneamente. Y que esta primera impresión que causamos nos acompaña por largo tiempo. Algunos estudios dicen que son 3 segundos, otros 7 y otros incluso 30. En el fondo no importa el número de segundos. Lo que está claro es que en un suspiro, un abrir y cerrar de ojos, los demás te juzgarán en base solamente a la primera impresión que les hayas causado.

7 segundos, y la primera impresión causada será decisiva en el futuro pues en base a ella, la gente tomará sus decisiones respecto a ti. ¿Te contratará? ¿Te comprará? ¿Te votará? ¿Querrá una segunda cita?

Tú puedes controlar la primera impresión que causas

Frase inspiradora de Oscar Wilde sobre primera impresión - Nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión

¡Es por eso que es tan importante causar una buena primera impresión!

Sería maravilloso pensar que, en el momento en que apareces en una habitación, la gente te juzga por lo que eres, por tus méritos y tus valores. A todos nos gusta pensar que nuestras opiniones son racionales, objetivas y lógicas. Pero la realidad es que nuestras opiniones se forman prestando atención a evidencias que confirman opiniones que tenemos aprendidas, ignorando datos que las contradicen.

La realidad es dura. Lo quieras o no, todos los días eres juzgada en innumerables ocasiones por tu cubierta, tu apariencia, tu ropa, tu peinado, tus accesorios, tus manos, tus zapatos. Somos una sociedad de imágenes, una especie muy altamente visual.

Nuestro cerebro se nutre en un 90% de imágenes visuales a las que procesa 60.000 veces más rápido que la información verbal.

Juzgar y estereotipar: Definiciones

La gente, a veces, entiende que la consultoría de imagen es una profesión frívola en la que se estereotipa y se juzga a la gente por su apariencia, cuando lo que importa realmente es el interior de la persona.

Yo estoy en el negocio de las primeras impresiones. Estoy en el negocio de los estereotipos, y ésta es la razón por la cual las compañías y las personas individuales me contratan. Pero hay una gran diferencia entre estereotipar y juzgar.

Estereotipo definición - Imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable

El estereotipo ayuda a agrupar personas y situaciones para tomar decisiones rápidas

Según el Diccionario de la Real Academia Española (RAE), Estereotipar es “fijar mediante su repetición frecuente un gesto, una frase, una fórmula artística, etc”. Y el estereotipo se define como “imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable”. Estereotipamos inconscientemente, vinculando una imagen a unas características comúnmente aceptadas.

Juzgar es “formar una opinión sobre algo o alguien”. El juicio se define como “la facultad del alma por la que el hombre es capaz de discernir lo bueno de lo malo, lo verdadero de lo que es falso”. El juicio es una facultad del entendimiento.

Lo que ocurre es que las personas forman sus primeras impresiones basadas en estereotipos que tienen instalado en su inconsciente y luego te juzgan en base a esos estereotipos. Para evitar que te juzguen prematuramente, sin conocerte, debes producir una buena primera impresión. Es la única manera de tener la oportunidad de dar a conocer quién eres y cuáles son tus fortalezas. Es decir, el estereotipo que entra en juego en la primera impresión que alguien se forma de ti es algo con lo que puedes trabajar para producir una primera impresión.

Del estereotipo al juicio

Estereotipar es como una hoja de ruta, un mapa, un patrón. Estereotipamos (o formamos agrupaciones con características semejantes) para darle sentido a lo que nos rodea y así entender rápidamente una situación, un persona, etc. Pero una vez que produces una buena primera impresión, puedes demostrar que estás por fuera de cualquier estereotipo en el que la persona te haya puesto. Veamos cómo funciona.

Primera impresión cita inspiradora - Para evitar que te juzguen prematuramente debes causar una buena primera impresión

Lo que proyectas debe abrirte las puertas para que los demás se interesen en conocerte más allá de tu apariencia

  • Los líderes altos son percibidos como más poderosos y con más autoridad que los líderes bajos. ¿Significa esto que los líderes altos son más poderosos y más autoritarios? No, en absoluto. Tenemos un montón de ejemplos en la historia de líderes menudos y con enorme capacidad de liderazgo y mucha autoridad (Shakira 1.50m, Sarkozy 1.65m, Angela Merkel 1.60m, Gandhi 1.60m, Putin 1.60m). Lo primero es un estereotipo. Lo segundo, un juicio.
  • Los líderes con sobrepeso son percibidos como personas más perezosas y con menor autocontrol y mayor ansiedad ¿Significa esto que todos los líderes con sobrepeso son perezosos y ansiosos? No. Lo primero es un estereotipo. Lo segundo, un juicio.

En un programa de radio, estábamos discutiendo sobre el impacto de los tatuajes y los piercings en la imagen profesional. La audiencia participaba a través de tweets, opinando por amplia mayoría que los tatuajes y piercings no influían en las competencias profesionales y en el desempeño laboral, por lo que tampoco deberían influir en la elección de un candidato con este tipo de elementos decorativos. (Esto es un juicio, porque los participantes emiten una opinión razonada).

Sin embargo, la realidad a día de hoy es que los tatuajes y los piercings suelen influir a la hora de ser contratado, especialmente en ciertos sectores profesionales, porque todavía se asocian estos elementos decorativos con estilos de vida menos formales. (Esto es un estereotipo) Quizás con el tiempo se irá aceptando más pero de momento un porcentaje altísimo de head-hunters y reclutadores siguen manifestando que este tipo de elementos son impedimentos para los candidatos.

La primera impresión ocurre de manera inconsciente. ¿Ves que rápido decides cuál de estas mujeres es más apropiada para una compañía financiera?

La primera impresión ocurre de manera inconsciente. ¿Ves que rápido decides cuál de estas mujeres es más apropiada para una compañía financiera?

Imagina que se presentan estas dos candidatas a una entrevista de trabajo para un puesto directivo en una institución financiera. La candidata de la izquierda (Olivia Palermo), proyecta una imagen profesional, competente, que cuida de los detalles y refleja adecuadamente la imagen de la institución para la que quiere trabajar. La mujer de la derecha, con blusa transparente y pantalones de cuero, parece estar lista para salir con grupo de amigos. Y esa impresión no te ha tomado más que unos segundos. No has necesitado siquiera razonarla. Has estereotipado, no has juzgado.

¿Quieres tener éxito en la entrevista de trabajo? ¡No te pierdas este post!

3 tips para causar una buena primera impresión

En el proceso de las primeras impresiones, nuestro cerebro toma la decisión en base a estereotipos, no en base a juicios. De ahí la importancia tan crítica de proyectar una imagen vinculada a estereotipos positivos en los 7 segundos de que dispones para hacer la primera impresión.

1Viste de acuerdo al mensaje, valores y códigos que quieras que tu interlocutor perciba. Evita elementos distractores que comuniquen un mensaje que no quieres dar: uñas sucias, manchas en la ropa, bastillas caídas, ropa en talla inapropiada, largos inadecuados, escotes exagerados. Estos signos estereotipan un profesional que no atiende a los detalles y carece de sentido de lo que es o no apropiado.

2Refleja con tu actitud y tu comportamiento que eres la persona que tu interlocutor espera conocer. Muéstrate con iniciativa al conocer a una persona por primera vez. Saluda de mano, haz contacto visual y di tu nombre. Extiende tu tarjeta personal. Esta actitud te proyectará como un/a profesional con capacidad de liderazgo.

3Comunícate con eficacia. Usa las palabras adecuadas, el tono de voz apropiado y un lenguaje corporal que apoye tu mensaje verbal para lograr una comunicación efectiva.

Ser asertiva es fundamental para salir adelante en tu carrera. Lee más sobre cómolograrlo.

La primera impresión es la oportunidad que tienes de impactar en unos pocos segundos. Impacta positivamente y por las razones correctas y abrirás las puertas a esa oportunidad que estás buscando.

Mujeres asertivas: Cómo logran el punto justo

Las mujeres asertivas tienen éxito porque se muestran firmes y seguras de sí mismas.

Sin embargo, muchas mujeres tienden a ser poco asertivas por miedo a ser vistas como agresivas. Esta conducta es similar a la que las mujeres exhiben cuando negocian para beneficio propio. Por temor a que las tilden de agresivas, no piden tanto como desean.

Cita de Sharon Anthony Bower - La mayor diferencia entre ser asertiva y agresiva es la manera en que tus palabras y tu conducta afectan los derechos y el bienestar de los demás

¿Manejas bien el estilo de comunicación asertivo?

El problema es que por no ser más asertivas, las mujeres pagan un precio muy alto – son desacreditadas, evaluadas negativamente, y pierden oportunidades de desarrollarse en sus carreras. Mira este video clip “A Man’s a Boss, a Woman’s Bossy” donde verás cómo mujeres y hombres presentan una serie de comportamientos similares y sin embargo la misma conducta que es celebrada en los hombres es criticada en las mujeres.

Para evitar ser penalizadas por comportarse de manera contraria al estereotipo femenino, las mujeres sustituyen su asertividad por tácticas menos competitivas. Inevitablemente estos ajustes tienen un efecto contra-productivo ya que disminuyen las probabilidades de éxito en sus carreras profesionales. 

¿Qué es la asertividad?

Mujeres asertivas cita de Lily Benjamin - Las mujeres asertivas han encontrado el punto justo en el espectro de la comunicación

Estas mujeres asertivas dicen lo que piensan y actúan sin infringir los derechos de los demás.

La asertividad es un estilo de comunicación en con el cual uno expresa sus necesidades, ideas, y sentimientos de una manera efectiva sin infringir en los sentimientos propios o ajenos. Se pueden ejercer diferentes niveles de asertividad dependiendo de las circunstancias.

El reto es que para ser más asertivas muchas mujeres deben contradecir un modelo que han visto desde niñas en el cual el padre es el jefe del hogar y la madre se mantienen en un segundo plano. Esta actitud pasiva que para muchas es la norma con la cual han crecido, hace que no sean tan efectivas como podrían y les dificulta alcanzar su máximo potencial. Aunque estas conductas van cambiando a medida que la mujer se desarrolla, aún hoy día en ambientes profesionales las mujeres tienden a ceder ante los hombres.

Esta conducta complaciente es muy sutil. Principalmente se trasmite a través de mensajes no verbales o de gestos, lo que constituye el 93% de toda comunicación (55 % son los gestos y 38% es el tono.) Algunos ejemplos de gestos en donde las mujeres pierdan la oportunidad de ser más asertivas son: Sonreír excesivamente, asentir con la cabeza aún cuando no están de acuerdo, murmurar como bebés para provocar compasión, hacer ruidos de apoyo (“mm hmmm, hmmm mm “) e inclinar la cabeza a un lado como señal de que están escuchando, como si fueran cachorros (mascotas).

Un ejemplo común de cómo el tono transmite mensajes que carecen de asertividad es cuando las mujeres expresan sus deseos con vocecita de niñas como si se estuvieran quejando de algo.

Un ejemplo típico para tocar brevemente el aspecto verbal de la comunicación (que sólo representa el 7% de toda comunicación) es el uso de expresiones tales como: “como acaba de decir el caballero”, o “para respaldar al caballero en lo que acaba de decir….” Etcétera.

Todos estos mensajes son sutiles, especialmente los no verbales. Sin embargo le quitan credibilidad a las mujeres dejándolas en una posición pasiva en el espectro comunicativo. Y cuando las mujeres son pasivas violan sus propios derechos.

¿Cuál es la Diferencia Entre Ser Más Asertiva y Ser Agresiva?

Al otro lado del espectro comunicativo se encuentra la agresividad, que es lo que pasa cuando la gente (y en el caso de este artículo, las mujeres ) dan un giro de 180 grados del estilo pasivo para expresarse de una manera directa y categórica. En conversación las mujeres agresivas tratan de sacar ventaja y suelen castigar a otros utilizando una gran cantidad de mensajes que incluyen las expresiones “tú”, “a ti”, “porque tú…”, de manera acusatoria. Con frecuencia, culpan a otras personas de sus actos para cubrir sus propios sentimientos de inseguridad, frustración, e impotencia. El objetivo de las mujeres agresivas es ganar, aún si eso significa no tener en cuenta los derechos, necesidades, o sentimientos de los demás. Como resultado cuando las mujeres son agresivas, violan los derechos de otros.

Tres mujeres asertivas. Michelle Bachelet, Peesidenta de Chile, Michelle Obama, Primera Dama de los EEUU y Shakira, cantante colombiana, son tres ejemplos de mujeres asertivas

Michelle Bachelet, Presidenta de Chile, Michelle Obama, Primera Dama de los EEUU y Shakira, cantante colombiana, son tres ejemplos de mujeres asertivas.

Distinción entre mujeres agresivas y mujeres asertivas

Erróneamente se piensa que para ser exitosas, las mujeres tienen que comportarse como los hombres. Que tienen que vestirse y hablar como los hombres, tener un estilo y gestos masculino, usar malas palabras, etc. Puedes reconocer con facilidad a las mujeres que representan este estereotipo porque tienden a pisotear a otras mujeres. Las mujeres agresivas sabotean y menosprecian la autoridad y efectividad de sus hermanas de género. Dada su propia incapacidad de ser más asertivas son las peores enemigas del sexo femenino.

La mejor manera de distinguir las mujeres agresivas de las mujeres asertivas, es que las mujeres asertivas no pisotean a otras mujeres. De hecho las mujeres asertivas son de gran apoyo para otras mujeres y también para los hombres.

Echa un vistazo a los 7 Principios del Red Shoe Movement
Cita inspiradora de Michelle Obama - Una de las lecciones con las que crecí fue la de mantenerme fiel a mi misma y nunca permitir que lo que otros digan me distraiga de mis metas

Michelle Obama es un ejemplo de estilo asertivo de comunicación

Las mujeres asertivas no culpan a otros. Son dueñas de sus propias acciones y puntos de vista. Esto se refleja en su vocabulario cuando muestran responsabilidad mediante el uso de “yo” en vez de “tú” o “ustedes”. Por ejemplo, dicen “me gusta “, “quiero “, ” no quiero “. Utilizan frases y preguntas que demuestran cooperación, como “¿Qué piensas sobre esto?” Distinguen entre hechos y opiniones: “mi experiencia es diferente “, ” en mi opinión … “. En vez de decir “debes” hacen sugerencias “¿Qué te parece…”, “¿Te gustaría … “. Y están interesadas en las perspectivas de otros: “¿Cómo encaja esto con tus ideas?” Las mujeres más asertivas han encontrado el punto justo en el espectro de comunicación. 

El punto justo: Sé más asertiva para ser más efectiva

Las mujeres asertivas son muy conscientes de las desventajas en que nuestra sociedad pone al sexo femenino. Por ejemplo, como veíamos antes, con frecuencia las mujeres son malentendidas y castigadas por conductas que son aceptadas en los hombres. Las mujeres asertivas entienden la importancia de leer y entender a su audiencia, el medio ambiente, y las circunstancias que las rodea. Son camaleones. Evalúan la situación y se adaptan modulando el nivel de asertividad. Y nota que no dije “convirtiéndose en más o menos pasivas”, o “más o menos agresivas”. Ninguna de estas dos alternativas son buenas opciones. La efectividad radica en modular el grado de asertividad dependiendo de las circunstancias. 

No te pierdas este artículo de Harvard Business Review, How to Be Assertive (without loosing yourself).

Estrategias para encontrar el punto justo de asertividad en el espectro de comunicación

Ser asertiva no es fácil pero es una destreza que se puede aprender.

El desarrollo de tu estilo de asertividad comienza con un claro entendimiento de quién eres y la confianza que tienes en ti misma.

1En primer lugar, conócete a ti misma

Mujeres asertivas cita inspiradora de Lily Benjamin - Las ujieres asertivas apoyan a otras mujeres y a los hombre

Ser asertiva es muy diferente a ser agresiva. ¡Descubre esas distinciones!

Tener conciencia propia constituye at 50% del desarrollo personal. La claridad de tus destrezas y oportunidades de desarrollo elevan tu nivel de autoconfianza revelándote las áreas especificas en donde tienes que enfocar tu desarrollo.

2Aprende destrezas de comunicación asertiva

Comunicarte en forma asertiva te dará confianza, fortalecerá tus relaciones, y te ayudara a ser más efectiva. Cuando lo haces bien, obtienes el apoyo y el respeto de los demás. No tengas miedo de decir “no” o “sí”. Di lo que tengas que decir pero siempre ten en cuenta las necesidades de los demás.

  • Demuestra autoconfianza: asume una postura erecta y firme, mira a la gente a los ojos, y relájate
  • Utiliza un tono de voz firme, pero agradable
  • Verifica y valida tus conclusiones; evita tener prejuicios
  • Trata de entender el punto de vista de otras personas
  • Piensa en términos de beneficio mutuo y busca situaciones de ganar-ganar (donde nadie pierde)

3Rompe los mitos que existen acerca de la asertividad

El Centre for Clinical Interventions entrena en tres mitos. Puedes usar este conocimiento como una herramienta para identificar las diferencias entre asertividad y agresividad.

Mitos Sobre la Asertividad
Mitos Razonamiento Hechos
“La asertividad es básicamente lo mismo que agresividad”. Algunas personas que son agresivas piensan que están siendo asertivas porque están comunicando sus necesidades. Sí, tanto la comunicación asertiva como la agresiva implican la expresión de tus necesidades. Hay diferencias muy importantes, por ejemplo, en las palabras, el tono, y en el lenguaje corporal utilizado.
“Si soy asertiva voy a conseguir lo que quiero”. Ser asertiva no significa que siempre consigues lo que quieres. Los resultados nunca están garantizados. Ser asertiva tiene que ver con expresarte de una manera respetuosa hacia las necesidades de los demás. A veces esto significa que obtienes lo que quieres, a veces no conseguirás lo que quieres, y a veces alcanzarás un acuerdo mutuo con otros.
“Si soy asertiva tengo que ser igualmente firme en todas las situaciones”. La habilidad de ser asertiva, te da la opción de juzgar críticamente las circunstancias y  balancear tu grado de asertividad de manera adecuada. A veces te darás cuenta de que es necesario ajustar el grado de asertividad con el fin de ser eficaz. Cuando eres asertiva tienes la opción de evaluar, balancear, y efectivamente confrontar tus circunstancias!
Aquí hay una evaluación para que examines tus niveles de asertividad.

Todas las personas tienen la capacidad de aprender a ser asertivas, y eficaces. El secreto está en auto-monitorear y ajustar nuestro juicio y respuestas de acuerdo a las circunstancias. Nuestro poder y habilidad de influenciar a otros viene de la confianza en nosotras mismas y no de la intimidación o acoso. Trata a los demás con imparcialidad y respeto, para que obtengas a cambio el mismo trato, seas valorada, y reconocida como una verdadera campeona y líder.

7 Estrategias para fomentar la igualdad de género

Cada vez son más los hombres interesados en el empoderamiento de la mujer y en fomentar la igualdad de género tanto en el trabajo como en el hogar. Para ellos van nuestro agradecimiento y estas sugerencias.

Me da una gran alegría y esperanza responder a un pedido que me vienen haciendo desde hace un tiempo muchos hombres, en especial padres de hijas a las que quieren ayudar a prepararse para la vida profesional. Desde analistas que recién comienzan su carrera hasta altos ejecutivos, todos buscan orientación sobre la mejor manera de apoyar el empoderamiento de la mujer dentro de sus hogares y en sus lugares de trabajo para lograr la igualdad de género. ¿Cómo desaprovechar semejante ocasión de compartir simples estrategias que pueden acelerar un cambio tan necesario?

Desde el primer momento, el Red Shoe Movement ha estado enfocado en obtener la colaboración de mujeres entre sí ,y entre hombres y mujeres. Solas no vamos a ningún lado. Es caminando codo a codo que impactaremos los resultados económicos de las organizaciones y veremos efectos positivos en educación, salud, bienestar y realización personal.

Demostrando tu interés por la igualdad de género

Si realmente crees que la igualdad de género no es solo un derecho de la mujer sino algo que beneficia a todos, puedes empezar por conocer a fondo los 7 Principios del Red Shoe Movement. Son ideales para implementar con facilidad tanto en tu casa como en la oficina.

Aquí van:

Principio 1 del RSM- Siempre que puedas ofrece mentora a mujeres menos experimentadas

Contribuye con la igualdad de género siguiendo este principio básico

1Siempre que puedas, ofrece mentoría a mujeres menos experimentadas. Los estudios muestran que las organizaciones tienden a asignarles mentores de menor nivel jerárquico a las mujeres que a los hombres. Dado que existe una correlación entre la jerarquía del mentor y las oportunidades de trabajo que se le presentan al individuo, es bueno estar alerta a esta cuestión para evitar sesgos conscientes o inconscientes.

2Ofrécele oportunidades a mujeres interesadas en aprender. Son demasiados los casos de mujeres que son ignoradas por sus jefes y los jefes de sus jefes aún cuando expresan en forma explícita su interés por aprender y crecer. Si no tienen redes de contacto es fácil que pasen desapercibidas y la organización desaproveche una empleada que con las oportunidades adecuadas podría agregar valor al negocio.

Poster de 7 Principios del Red Shoe Movement

Practica estos 7 principios para contribuir con la igualdad de género

3Dale retroalimentación honesta a las mujeres de tu red de contactos y evita hacer comentarios hirientes o críticas innecesarias. Una investigación reciente comprobó que en las evaluaciones laborales, el 87.9% de las mujeres reciben feedback crítico frente al 58.9% de los hombres. A los hombres les dan críticas constructivas y a las mujeres les dan críticas constructivas y además les dicen que “bajen varios cambios”. No caigas en esta trampa. Observa y evalúa el desempeño de hombres y mujeres por igual. No esperes que una mujer gerente o ejecutiva sea simpática si no esperas lo mismo de un hombre en ese puesto. Cuando ofrezcas feedback mantén la objetividad y pregúntate: ¿Le daría este feedback a un hombre?

4Cultiva tu relación con mujeres de tu equipo. Está estudiado que los hombres que han tenido mentoras mujeres son más receptivos a la igualdad de género y al empoderamiento de la mujer ya que conocen a fondo los desafíos que han enfrentado sus mentoras. De la misma manera, cuanto más profundices tu relación con las colegas de tu equipo, mejor entenderás los obstáculos con los que se enfrentan para crecer profesionalmente y mejor podrás contribuir con el crecimiento empresarial y la sustentabilidad de la organización.

5Celebra en forma pública los logros de mujeres. Sí, felicita a tus colegas delante de ejecutivos y colegas por sus resultados. Reconoce sus ideas y sus aportes. Dales crédito cuando lo merecen ya que es muy común que sus ideas sean desestimadas. Alejandra Mastrángelo, coach ejecutiva y de directorios, sugiere: “Para instalar el “reconocimiento” dentro de tu equipo de trabajo enséñales a las mujeres que al ser reconocidas simplemente agradezcan. Sí, un simple “Gracias” a modo de aceptación, instala el habito del reconocimiento. Muchas mujeres no están acostumbradas a ser reconocidas y en lugar de agradecer y callar, niegan el reconocimiento o dan explicaciones de por qué no lo merecen. Aprender a decir “gracias” las prepara para recibir y entregar reconocimiento positivo poniendo en marcha círculos virtuosos”.

Principio 6 del RSM - Cuidate de criticar a las mujeres

Si tienes feedback constructivo, ofrécelo en privado

6Cuídate de criticar a las mujeres. El efecto nocivo de criticar a las mujeres es incalculable. Y no sólo me refiero a críticas directas sino a las que se hacen por detrás de la persona o las que se hacen de figuras públicas que en el fondo, terminan impactando al género femenino. Hace poco en una entrevista radial sobre mi libro Poder de Mujer, un reportero me preguntó qué opinaba de lo pésima negociadora que era Hillary Clinton. Aparte de que no me parece una mala negociadora, su pregunta no tenía nada que ver con el tema de la entrevista. Era una burda forma de emboscarme para que yo criticara a la candidata presidencial. Es muy fácil caer en la tentación de sumarse a comentarios negativos respecto de la apariencia de las mujeres, o de si son agresivas, o de si descuidan a sus familias en favor de su trabajo. Pero dado que jamás harías estos comentarios sobre un hombre, tampoco los hagas sobre las mujeres.

Principio 7 del RSM - Evita usar etiquetas que contribuyen a estereotipar a las mujeres

Las etiquetas van en contra del empoderamiento de la mujer

7Evita usar etiquetas que contribuyen a estereotipar a las mujeres. Es decir, no uses ni permitas que otros usen adjetivos como “zorra”, “machona”, “marimacho”, “perra” (bitch) etc. que no hacen más que perpetuar estereotipos que dificultan la igualdad de género y el desarrollo profesional de la mujer. En este sentido, Alejandra Mastrángelo aclara: “Si las etiquetas están hay que trabajar para erradicarlas porque son muy dañinas a largo plazo. En estos casos hay que re-significarlas utilizando etiquetas positivas que potencien los dones de las mujeres y se conviertan en reconocimientos. Por ejemplo: Que “zorra” se use para designar a alguien “súper detallista”. Al instaurar la re-significación de las etiquetas vas a contribuir con un mejor clima y cultura laboral”.

7 Principios del RSM

Practica estos simples principios para fomentar el empoderamiento de la mujer y la igualdad de género en tu casa y en el trabajo

Cuando se trata de que los hombres apoyen al empoderamiento de la mujer y colaboren para lograr la igualdad de género hay mucho por hacer. Empieza por aquí. Por respetar y difundir estos simples principios y te aseguro que en el corto plazo verás una sustancial mejoría en el ambiente laboral y en el respeto que te ganas de las mujeres que te rodean tanto en tu vida personal como profesional.

 

13 Maneras en las que los hombres son sexistas

No todos los hombres son sexistas. Pero cuando experimentas reiteradamente comentarios y conductas machistas no puedes dejar de cuestionarte si los hombres responsables por ellos son machistas empedernidos o si ignoran por completo el efecto que producen.

Los hombres son sexistas frase de Mariela Dabbah - A veces los hombres no tienen consciencia de cómo sus comentarios sexistas afectan a las mujeres que más aman: Sus esposas e hijas

A muchos hombres les toma tiempo tratar a las mujeres como pares

Es verdad que hay algunos hombres que usan expresiones machistas con toda intención. Pero quiero creer que en la actualidad en la mayoría de los casos, los hombres son machistas simplemente porque no son conscientes de cómo su conducta afecta a las mujeres. En particular a las mujeres más importantes de sus vidas: sus hijas, esposas, madres y hermanas.

Igual que ocurre con las mujeres, los hombres están sujetos a normas sociales y predeterminaciones que fomentan el machismo. Han sido educados para adoptar ciertos valores, conductas y emociones para ser aceptados y prosperar en la sociedad. Por generaciones y generaciones han sido criados para mantener el control del poder y dominar a otros y a pesar de que mucha de esa educación aún continúa en gran parte del mundo e incluso en mi país, Estados Unidos, de a poco las cosas están cambiando. (Énfasis en “de a poco”.)

Y a pesar de que las cosas han ido mejorando gradualmente para las mujeres tanto en el hogar como en el trabajo, a muchos hombres les cuesta ponerse al día con la realidad actual. Aún cuando tienen las mejores intenciones a muchos de ellos les falta práctica en las sutilezas de cómo tratar a las mujeres como pares.

Así que tal como escribí el artículo “12 Maneras en que las mujeres perpetúan el machismo” para ellas, esta nota es para ellos. Aquí les ofrezco 13 maneras en que los hombres son sexistas, ideal para que se lo pasen a sus colegas hombres.

13 Maneras en que los hombres son sexistas que se pueden cambiar con facilidad

1Enojarse cuando la esposa o novia gana más. Cuando en lugar de sentirse feliz porque le dieron un aumento, una mujer está preocupada por cómo reaccionará su esposo frente a la buena noticia, ya sabes que algo anda mal. Cada vez se gradúan más mujeres que hombres con títulos avanzados y también hay más mujeres con acceso a posiciones directivas. No debe sorprenderte que en algún momento tu pareja gane más que tú. Apóyala. Comparte su felicidad. Su éxito, no pone en juego tu hombría. Es más, ahora puedes sacudirte esa vieja predeterminación que hacía a los hombres 100% responsables por la estabilidad financiera del hogar. Lee más acerca de esto en el próximo apartado.

Aquí encuentras 50 comentarios sexistas.

2Asumir que el hombre es responsable por la estabilidad financiera del hogar. Un mandato antiquísimo que data de la época en que sólo los hombres trabajaban y las mujeres eran amas de casa, y probablemente de mucho antes. De cuando el hombre era el proveedor de alimentos y la mujer mantenía a los niños a salvo de los depredadores. Ahora los hombres pueden relajarse y compartir esa responsabilidad.

3Asumir que una mujer con hijos no querrá aceptar un trabajo que requiere viajar. Este es un claro caso en que los hombres son sexistas bajo la apariencia de estar protegiendo a la mujer en esa etapa de su vida. En lugar de asumir que porque tiene hijos pequeños dirá “no” a una oportunidad laboral, pregúntale. Deja que ella sea quien tome esa decisión. Nunca asumirías lo mismo de un hombre con hijos pequeños, ¿verdad?

4Asignar tareas de apoyo sólo a las mujeres. No hay nada malo en asignar tareas de apoyo si eso es lo que requiere tu equipo. Sólo asegúrate que rotas esa asignación para que no caiga siempre sobre los hombros de una mujer.

Dibujo sobre sexismo mujer sirviendo cafe a hombres

Una manera de ser sexista es asignar siempre a las mujeres roles de apoyo – Dibujo para el Red Shoe Movement de Natchie – www.NatchieArt.com

5Hacer comentarios sobre la apariencia de las mujeres en ámbitos profesionales. No digo que no puedas elogiar de vez en cuando a una colega. Pero cuando los únicos comentarios que les haces a las mujeres son sobre su apariencia física y a los hombres sobre su desempeño laboral, caes en el estereotipo de “los hombres son sexistas”.

6Desestimar a una mujer como candidata potencial porque “carece de presencia ejecutiva”. En otras palabras lo que quieres decir con esto es que la candidata no se parece a los actuales ejecutivos de tu organización que probablemente sean en su mayoría hombres. Ábrete a los distintos estilos de liderazgo y apariencia que ofrecen las mujeres y aprovecha la ventaja de la diversidad. Los estudios demuestran que a las empresas con mayor número de mujeres en juntas directivas y roles ejecutivos les va mucho mejor que a aquellas con menos mujeres.

Dibujo sexismo hombres jugando al golf

Siempre consulta a tus colegas antes de asumir que no estarán internadas en participar en eventos deportivos con un grupo de trabajo o con clientes – Dibujo para el Red Shoe Movement de Natchie – www.NatchieArt.com

7Asumir que las mujeres no querrán participar en eventos deportivos. No dejes a las mujeres afuera cuando planificas un partido de golf o cuando compras boletos para un partido en vivo. Siempre pregunta, nunca asumas. Y si la mayoría de las mujeres de tu organización no disfruta de este tipo de salidas, ¿por qué no alternar las actividades que haces como parte del fortalecimiento de equipo o de desarrollo de negocio con cosas que todos disfrutan?

8Asumir que es responsabilidad de las mujeres ocuparse de los demás tanto en la casa como en la oficina. Esto incluye desde comprar, preparar y servir comida, organizar fiestas, eventos, etc. Los hombres son sexistas cuando se alejan de este rol y mantienen a otros hombres alejados de este rol. No caigas en esa trampa. Comparte la responsabilidad con las mujeres de tu equipo.

Buen artículo sobre 5 señales que identifican a un hombre sexista

9Quejarse de que las mujeres son “agresivas” cuando se comportan de manera asertiva. Antes de decir algo negativo acerca de una mujer (sobre todo que es “agresiva” o algo similar), cambia el sexo de la persona de la cual vas a hablar y contesta esta pregunta: “¿Haría yo este comentario si María fuera Carlos?” Si tu respuesta es “NO”, mantén la boca cerrada.

10Ofrecer menos dinero a las mujeres porque con frecuencia no negocian. La investigación demuestra que una de las razones principales por las cuales las mujeres no negocian con la misma asiduidad que los hombres no tiene que ver con falta de destrezas sino con su preocupación por ser estereotipadas como “agresivas”. Sí. Como lo oyes. Cuando las mujeres negocian para sí mismas se las tilda de agresivas, mientras que cuando negocian bien por otros son premiadas. Así que los hombres son sexistas cuando sacan ventaja de este estereotipo (que han ayudado a establecer) y ofrecen menos dinero a una mujer del que le ofrecerían a un hombre por la misma posición.

Dibujo sexismo balanza con hombre y mujer

No caigas en el sexismo. Ofrécele el mismo salario a hombres y mujeres.

11Contratar y promover hombres por su potencial y mujeres por su experiencia. Hay nuevos estudios que confirman que los candidatos hombres de los cuales se percibe que tienen potencial de liderazgo tienen mayor probabilidad de ser contratados que las mujeres con experiencia comprobada. Lo mismo ocurre con las promociones. Ten cuidado de no caer en esta trampa y apuesta por el potencial de las mujeres tanto como lo haces por el de los hombres.

12Interrumpir a las mujeres mucho más seguido que a los hombres. Es sabido que a las mujeres las interrumpen más que a los hombres. Y para gran cantidad de ellas es difícil defenderse sin que las tilden de agresivas. Algo similar a lo que ocurre en situaciones de negociación, las mujeres intentan evitar ser estereotipadas y permiten las interrupciones para evitar esa penalidad. Permíteles concluir. Escúchalas. Valida sus puntos de vista tal como haces con tus colegas y empleados hombres.

13Penalizar a las mujeres que aprovechan las políticas de trabajo flexible ofreciéndoles menos oportunidades profesionales. Puede ser que tu organización tenga unas políticas maravillosas de trabajo flexible. Pero si a las mujeres que son quienes tienden a adoptarlas con mayor frecuencia, no les ofrecen las mismas oportunidades porque no pasan suficiente tiempo en la oficina, estas políticas son pura apariencia. En realidad, lo mejor que puedes hacer es asegurarte que los hombres y ejecutivos de tu compañía den el ejemplo haciendo uso ellos mismos de estas políticas de trabajo flexible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6 Pasos para superar el miedo a hablar en público

A mucha gente el miedo a hablar en público le limita el desarrollo profesional. Pero si quieres crecer profesionalmente, vale la pena enfrentar este temor.

No soy conferencista de nacimiento. Es más, puedes enterarte de lo mal que me fue en una de mis primeras apariciones como conferencista, en mi artículo Cómo nace una conferencista internacional. Pero confieso que si bien al principio de mi carrera me ponía muy nerviosa, nunca sentí pánico.

Sin embargo hay muchas personas para quienes el miedo de hablar en público es una fobia de tal envergadura que prefieren declinar promociones laborales antes que enfrentarse a esa situación. Y otros que ni siquiera hablan en una reunión o junta con sus colegas. Tienen miedo a sonar mal, a no poder responder preguntas, a parecer tontos, a arruinar su reputación. Se imaginan que quedarán paralizados, se olvidarán de todo lo que saben, o se les secará la boca. Que los demás notarán que están nerviosos.

Temor de hablar en público ilustración de Nadia Ackerman

Practica estos seis pasos para superar el miedo a hablar en público. Ilustración de Natchie para el Red Shoe Movement. www.natchieart.com

¿Qué es en realidad el miedo a hablar en público?

El miedo a hablar en público se llama glosofobia. Y de acuerdo al Dr. David Carbonell es una de las fobias más comunes. Un tipo de temor escénico que hace que la persona se preocupe por aparecer nerviosa y como consecuencia trate ya sea de evitar la situación por completo o de luchar contra esa ansiedad transformándola en algo crónico y disruptivo.

Aquí puedes enterarte de los factores que inciden en el miedo a hablar en público.

Desafortunadamente, en el caso de las mujeres, el temor de hablar en público se junta con viejos mandatos inconscientes con los cuales han crecido, como por ejemplo el de que deben verse todo el tiempo perfectas. Algo que las empuja a evitar situaciones en las cuales ese perfeccionismo les juega en contra. Por eso tienden a permanecer en silencio durante reuniones de equipo, evitar hacer preguntas, emitir opiniones divergentes, o buscar ocasiones para hablar en público. Siendo todas estas acciones que aumentarían su visibilidad y les atraerían mejores oportunidades laborales.

Pero créeme, escaparte de este temor solo limitará tus opciones profesionales. Y esperar a superar el miedo a hablar en público antes de aceptar ofertas para hacerlo, tampoco funciona. No. La mejor manera de superar una fobia es exponerte a eso que más temor te provoca. Entonces, te propongo que juntas enfrentemos este temor con coraje y pasos específicos.

6 Pasos claves para superar el miedo a hablar en público

Temor de hablar en publico frase inspiradora de Mariela Dabbah

Busca oportunidades de salir de tu zona de comfort y de hablar en público. Ilustración de Nadia Ackerman www.natchieart.com

1Admítelo

En lugar de derrochar energía y esfuerzo en ocultar tu temor de hablar en público (¡lo que te trae más ansiedad!) es preferible admitirlo, aceptarlo y aprender cuanto más puedas sobre tu condición. Y sí, también te beneficiaría buscar oportunidades para practicar.

2Mantente presente

Sentimos ansiedad sólo cuando pensamos en el futuro o en el pasado. Nunca cuando estamos en el presente. Por lo cual te irá mejor si te enfocas en este preciso momento en que estás presentando o compartiendo tu opinión frente a tus colegas, en lugar de concentrate en lo que van a pensar de ti o en cuán rápido puedes terminar de expresar tus ideas. Para anclarte en el presente, es bueno que aprendas a respirar abdominalmente, lo que se llama técnica de respiración diafragmática. Cuando sabes cómo hacerlo bien, este tipo de respiración es ideal para devolverte la calma.

3Convierte tu diálogo interno en una conversación

Cuando estás adentro de tu cabeza, imaginando docenas de escenarios negativos, no haces sino alimentar tu propio miedo de hablar en público. ¿Qué pasa si cae mal lo que digo? ¿Qué pasa si me olvido de todo? ¿Si se me seca la garganta? Etc, etc. Cuanto más cuestionas tus habilidades y cuanto más negativa te pones, más bloqueas tu energía y lo que reciben los demás. Por eso, en lugar de mantener un monólogo interno, habla con quienes están contigo en el salón. Comparte tu ansiedad y permíteles que su empatía te haga sentir más cómoda con la situación. Cuando dejas de aparentar puedes enfocarte en lo que realmente quieres decir. ¡Es increíble lo que ocurre cuando eres honesta! Ten siempre presente que a la gente le gusta ayudar. Déjalos.

Hablar en público ayuda a desarrollar tu presencia de líder. Lee más aquí.

4Conecta

Miedo a hablar en público dibujo de Nadia Ackerman

No dejes que el temor a hablar en público controle tus oportunidades de avanzar en tu carrera. Ilustración de Natchie para el Red Shoe Movement. www.natchieart.com

Un comportamiento muy común de quienes tienen miedo a hablar en público es apurarse para terminar su presentación cuanto antes. Entonces o cortan en forma abrupta sus palabras o corren. Pero el problema es que cuanto más rápido hablas, más rápida y superficial se vuelve tu respiración lo que de por sí genera más ansiedad. Y además pierdes claridad. Tu audiencia se desconecta y cuanto más desconectados están, más ansiosa te sientes. ¿Ves como rápidamente se arma un círculo vicioso negativo? En lugar de acelerarte, haz una pausa. El silencio vale oro. Le permite a la gente procesar tus palabras. Te permite a ti pensar y mantener la calma. Usado de manera estratégica, el silencio es una de las mejores herramientas con las que cuenta un conferencista.

Además una buena forma de conectarte con tu audiencia es establecer buen contacto visual, otra de las cosas que quienes tienen miedo a hablar en público evitan a toda costa. Miran sus notas, se enfocan en una luz al fondo del salón o en sus manos. No continúes con este mal hábito. El contacto persona a persona es en realidad tu tabla de salvación. Cuando miras a alguien a los ojos sientes una conexión que te sustenta. Ellos sienten tus palabras a un nivel más profundo. Sienten que les estás hablando a ellos. Se comprometen contigo.

5Abandona todos los trucos

Lo que te he venido diciendo hasta aquí se resume en esto: Deja de lado todos esos trucos que desarrollaste durante años para “liquidar” el tema lo más rápido posible. Deja de estrujarte las manos debajo de la mesa, de tironear de la bandita de goma que te pusiste en la muñeca, de tomar un trago de agua cada dos oraciones. Comprométete con el presente, con la idea que estás compartiendo, con las personas que están allí contigo. Siente el temor y date cuenta de que no puede matarte. Y de que la mejor manera de superar cualquier temor es experimentarlo con frecuencia.

6Relájate. Lo peor que te puede pasar, ya te está pasando

Como la mayoría de las fobias, el temor de hablar en público se concentra en el futuro. Click to Tweet
En “que pasa si…” De modo que si aceptas que lo peor que te puede pasar —hablar en público — ya está pasando, te puedes relajar. Lo fundamental es recordar que el miedo que sientes no es miedo a un peligro real sino a algo que te hace sentir incómoda. Y créeme, puedes sobrevivir casi cualquier incomodidad. Es más, puedes prosperar y crecer aprendiendo e incluso buscando situaciones que te ponen fuera de tu área de comodidad.

Temor a hablar en público ilustración de Nadia Ackerman

Conecta con la audiencia para quitarle el poder de intimidarte. Ilustración de Natchie para el Red Shoe Movement. www.natchieart.com

¿Qué más puedes hacer para superar tu miedo a hablar en público?

Sería deshonesto de mi parte no contarte que hay varias cosas más que hago como conferencista para prepararme cada vez que presento. Como practicar mis presentaciones, visualizar la situación y un resultado exitoso, usar ropa con la que me siento confiada, y ejercicios de respiración y poses poderosas unos minutos antes de comenzar. Pero la realidad es que estas son tácticas fáciles de conquistar que no te ayudarán a menos que primero des estos seis pasos fundamentales que compartí contigo. Así que adelante. ¡Pruébalos! Y luego cuéntame cómo te va.

En Natchie Art, el sitio online de Nadia Ackerman, encuentras muchos dibujos del tipo que ilustran este artículo.